Vettel se impone y Hamilton remonta en Silverstone

Vettel se impuso en una accidentada carrera con dos Safety Cars. Segunda carrera consecutiva en la que un Ferrari saca de pista a un Mercedes y que provocó una remontada épica de Hamilton que acabó segundo. Ferrari y Mercedes se separan del resto de los mortales.

0

El circo de la F1 llegaba a la que quizá sea su cita más pura del calendario. Mónaco es el glamour, pero Silverstone es la tradición. Aquí nació la Fórmula 1 y excepto Ferrari, todos los equipos tiene sus sedes a menos de 100 kilómetros. Este año celebra su 70 aniversario. Enclavado en plena campiña inglesa, se utilizó como base un aeródromo de la segunda guerra mundial, como casi todos los circuitos ingleses. Su trazado es muy completo y exigente: grandes rectas que requieren motor y penetración aerodinámica y grandes curvas rápidas que castigan los neumáticos y exigen carga aerodinámica. Además sus numerosos baches exigen una perfecta puesta a punto de suspensiones. Este año había dos variables nuevas: un reasfaltado que modificó el grip (adherencia), manteniendo inalterados los baches y una climatología extrañamente mediterránea, con 28 grados en el aire al principio de la carrera.

La exigencia del trazado demostró desde el viernes que Ferrari y sus equipos satélites Haas y Sauber, han hecho los deberes y están muy cerca de Mercedes. Renault y sus socios Red Bull y McLaren sufrieron el déficit de potencia durante todo el fin de semana.

Trepidante salida. Lewis Hamilton tras una pésima arrancada, pierde su posición con Vettel y Bottas y en la lucha con Raikkonen acaba chocando con él en la curva tres, trompeando y reincorporándose en la posición décimo séptima entre los Williams y reportando daños en su coche. Estos supuestos daños no le impidieron comenzar una tremenda remontada que le condujo hasta el podio. Raikkonen fue sancionado con diez segundos de penalización que cumpliría en su primer pit stop.

El toque de Raikkonen y Hamilton condicionó toda la carrera

 

El primer tercio de carrera se desarrolló sin incidentes, hasta que en la vuelta diecinueve, Leclerc hizo su primera parada y tuvo que retirarse al haberle dejado el equipo una rueda mal apretada. Una pena, ya que el joven piloto monegasco, al que todo el paddock sitúa en el asiento de Raikkonen el próximo año, estaba haciendo otra magnífica carrera, siempre en posición de puntos.

A partir de la vuelta veinte, todos los pilotos empezaron a realizar sus paradas. En este punto de la carrera, Vettel lideraba la carrera seguido por Bottas, Verstappen, Ricciardo, Raikkonen y Hamilton. Unas vueltas después, Ricciardo, que fue de los primeros en entrar, decidió ser el único en hacer dos paradas, colocándose sexto.

En la vuelta treinta todo iba a cambiar. Ericsson entró por error en la curva primera con el DRS abierto, perdiendo el control de la parte trasera y estrellando violentamente el coche contra las protecciones. El mismo accidente que tuvo Grosjean en los libres del viernes. La salida del Safety Car cambió muchas estrategias, entrando a cambiar neumáticos Vettel, Verstappen y Raikkonen de los pilotos de cabeza. Bottas decidió quedarse fuera, liderando la carrera con neumáticos medios más usados frente a las gomas blandas de los Ferrari.

Una vez relanzada la carrera, Raikkonen y Verstappen se enzarzaron en la lucha por la cuarta posición, con el holandés devolviéndole el adelantamiento al finlandés, manteniendo el exterior en la curva de Copse que se hace en séptima a fondo.

En la vuelta 38, Carlos Sainz fue golpeado por Grosjean al adelantarle, al bloquear el francés sus ruedas al intentar impedir ser sobrepasado. Ambos quedaron fuera de carrera y provocaron el segundo Safety Car del día.

Vettel adelanta a un Bottas sin neumáticos a pocas vueltas del final

 

A cinco vueltas del final, Bottas se queda sin neumáticos y es adelantado primero por Vettel y un par de vueltas más tarde por Ricciardo. Verstappen, aparentemente por un problema mecánico hace un trompo y finalmente abandona. Hamilton intentó presionar a Vettel en las últimas vueltas, pero las ruedas más blandas y en mejor estado del alemán lo hicieron imposible.

Otra gesta de Alonso que logra hacerse con la octava posición, al superar a Magnussen a pesar del gran rendimiento de los Haas todo el fin de semana.

Vettel se afianza en el liderato del campeonato del mundo de pilotos, en una carrera que demuestra el gran rendimiento de los coches italianos y que el 2018 es cosa de dos equipos: Ferrari y Mercedes.

Vettel festeja su trabajada victoria en Silverstone

 

Resultados de la carrera de Silverstone
Campeonato del mundo de pilotos después de Silverstone

Sígueme en @jesusmedinamot1

Fotos: f1.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies