Muchas incógnitas para Yamaha en el 2019. ¿Han encontrado el camino?

0

El fin de semana de Malasia ha sido muy intenso para Yamaha. Tras la victoria de Maverick en Australia, los ánimos estaban por todo lo alto. Pero en una parte del box del Yamaha Factory Racing no se respiraba el mismo aire de optimismo. Rossi sólo pudo ver de lejos la victoria de su compañero de equipo, ya que no logró que su moto fuese competitiva.

El domingo de Australia, después de la carrera, Rossi y los suyos se dedicaron a analizar al milímetro el trabajo de Viñales en el fin de semana para tratar de averiguar qué les separaba del español. Y el viernes, con condiciones mixtas, parecía que lo habían logrado, estando en los libres ambas Yamaha siempre por los puestos de cabeza.

Viñales vuelve a ser rápido, pero no encuentra el sitio en agua

Pero el sábado, la clasificación se realizó en mojado y la moto de Viñales se vino abajo. Sólo pudo clasificar décimo primero a pesar de que el incómodo Zarco acabó segundo, seguido de su compañero de equipo. Las declaraciones del catalán no podían ser más incendiarias: “Yo siempre he sido rápido en agua, pero esta moto en mojado no funciona. Ya le pasaba a Lorenzo, que siempre era lento en agua, se ha ido a Ducati y está arriba en estas condiciones“. Una vez más los dardos iban dirigidos a su equipo técnico, capitaneado por Forcada, que apura sus últimas carreras con el equipo oficial, ya que el año que viene estará encuadrado en el equipo satélite Yamaha Petronas. Esteban García, el jefe técnico de Maverick cuando ganó el campeonato de Moto3, será su sustituto.

El resto de la historia es de sobra conocida. Rossi salió como un rayo, Márquez desde el séptimo puesto logró colocarse a su estela y presionarle y el italiano acabó por el suelo a pocas vueltas del final. Zarco otra vez en el podio y a un par de segundos entró cuarto Viñales después de una gran remontada. Hasta Syahrin logró un décimo puesto en casa, que celebró como si fuese una victoria.

Rossi cayó al suelo a pocas vueltas del final en Malasia

Después de cuatro carreras con resultados consistentes, todos se preguntan lo mismo: ¿Han renacido las Yamaha o volveremos a verlas sufriendo en el fondo del pelotón? Dudo que nadie tenga las respuestas, pero los implicados hablan de mejoras en la electrónica que mejoran el agarre y duración del neumático trasero. No olvidemos que según declaró el propio Rossi hace unos días, Yamaha no había contratado a ningún ingeniero con experiencia en la centralita Magneti-Marelli hasta hace pocas fechas, casi tres años después de estar usando la centralita única que llevan todos los equipos por reglamento.

Falta por ver cómo se comportarán las motos de Iwata en trazados en los que tradicionalmente las Honda y las Ducati siempre han sido más fuertes. Esos circuitos en los que hay muchas curvas lentas que exigen parar mucho la moto y traccionar fuerte a la salida de las curvas, el punto débil de las Yamaha. Tendremos que esperar a llegar a circuitos como Austin o el Red Bull Ring para poder sacar conclusiones.

Tremenda temporada de Zarco, que vuelve a poner en apuros a los oficiales

Dudas para el 2019

La otra gran incógnita es en qué nivel de desarrollo está el prototipo de 2019 y en qué dirección lo han evolucionado. No olvidemos que los equipos empiezan a trabajar en las motos del año siguiente más o menos al empezar el campeonato en cuanto al motor y a mediados de año en la parte de chasis.

Sin saber en qué dirección avanzar hasta hace pocas carreras, ¿qué nos podemos encontrar en el primer test de material de 2019 dentro de unos días en Valencia? Es evidente que nada revolucionario. Posiblemente veamos una moto muy similar a la 2018 externamente, con diferentes configuraciones de basculante y zonas de anclaje al chasis del conjunto trasero y donde jugarán con nuevas soluciones en áreas menos críticas de la moto como carenado o ergonomía. Por otra parte no olvidemos que además de llegar al nivel de las motos de 2018, tendrán también que cubrir la evolución de sus competidores durante estos meses de invierno.

En definitiva, aunque hay muchas preguntas para las que quizá ni ellos mismos tengan respuesta, parece que por fin avanzan en la dirección correcta y nos dan esperanzas de poder ver a una fábrica como Yamaha luchando de tú a tú cada GP como nos tenía acostumbrados desde hace muchas décadas.

Sígueme en @jesusmedinamot1

Fotos: motogp.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies