Rubén Baraja, destituido

Tras más de un mes en la cuerda floja, el entrenador vallisoletano abandona el banquillo sportinguista tras una sonrojante derrota en el derbi frente al Real Oviedo

0

Rubén Baraja ya no es entrenador del Sporting. Tras siete jornadas sin conocer la victoria, ha sido destituido. El detonante; el resultado y la mala imagen ofrecida por el Sporting en el derbi. Una cita clave que se antojaba como su última reválida tras salvar la cabeza en el 94′ frente al Málaga y en la que el equipo rojiblanco volvió a naufragar. Siete jornadas en la que ha sumado un pobre bagaje de cuatro puntos de veintiún posibles que han dejado a los rojiblancos bordeando el descenso y muy lejos de los puestos de play-off.

El ya ex-entrenador del Sporting llevaba más un mes cuestionado por la afición. La propuesta futbolística no agradaba en la afición rojiblanca. Ésta a principio de temporada veía como los resultados en casa –pues fuera el Sporting es el segundo peor visitante de la categoría- mitigaban esa falta de fútbol. Cuando los resultados también en casa han empezado a ser deficientes, su futuro parecía sentenciado con solo pendiente de conocer la fecha de su cese.

Esa ha llegado tras el derbi asturiano frente al Real Oviedo. La situación, aunque insostenible desde hacía semanas, fue prolongada en un voto de confianza a su trabajo por parte de la dirección deportiva. Pero hasta aquí ha llegado y Rubén Baraja se convierte en el séptimo entrenador de la categoría en ser destituido. Una dirección deportiva que ahora queda tremendamente tocada de cara a una afición que ya no tolerará ni un error más de la parcela que dirige un Miguel Torrecilla cuyo futuro está ahora más en entredicho que nunca.

José Alberto López tomará el testigo

Una vez el vallisoletano ya no es entrenador del Sporting, toca encontrar a su reemplazo. Una decisión que se tomó prácticamente a la vez que la destitución de Baraja. El encargado de asumir la dirección del primer equipo será José Alberto López, entrenador hasta esta jornada del filial. El ovetense, de 36 años, ha estado las últimas tres temporadas en el filial, al que ascendió de Tercera a Segunda ‘B’ y que lo clasificó el año pasado para el play-off de ascenso a LaLiga 1|2|3.

José Alberto, que además cuenta con el respaldo de la afición, tendrá que revertir la compleja en la que se encuentra el equipo. Muy lejos del play-off del ascenso y con solo dos puntos de ventaja sobre un descenso del que cada vez está más cerca.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies