2018, un año inolvidable para Unionistas de Salamanca

Año de sueños cumplidos en tierras charras

0

Se acaba un año que será inolvidable para más de 2700 personas que son dueñas de un equipo de futbol modesto. Unionistas de Salamanca dice adiós al 2018 y no lo ha podido hacer de mejor manera.

El conjunto charro que nacía en el 2013 para rendir homenaje a la extinguida Unión Deportiva Salamanca, debutando en la categoría de bronce donde vieron morir a su anterior equipo, el que les dio grandes alegrías como aquella tarde de reyes de 1998 en el que a falta de nueve minutos para el final del encuentro la Unión remontaba un 1-3 ante el Barça haciéndose con los tres puntos (4-3).

Recuerdos que están en la memoria de todos y cada una de las personas que forman Unionistas de Salamanca. Pero, ¿Por qué 2018 ha sido un año inolvidable?

Todo empezó cuando el cerebro del equipo, Astu, consiguió que el equipo consiguiera llegar en 3 años a la Tercera División. Formando al equipo en su segunda temporada en la categoría para hacer algo glorioso, conseguir que el fútbol popular llegara a la categoría de bronce. No iba a ser nada fácil.

El curso terminaba con un equipo que había perdido la imbatibilidad en casa, se hiciera con el trofeo de campeón del Grupo VIII. Por delante, un sueño, los play-offs. Si las cosas nunca han sido fáciles para este equipo desde su creación no iban a ser en la fase de ascenso.

Los charritos cayeron derrotados ante el Don Benito, teniendo por fortuna otra oportunidad para hacer realidad un sueño. Un sueño que partido tras partido se veía más lejos. Llegaba el último encuentro frente al Socuéllamos, con el paso de los minutos los blanquinegros necesitaban tres goles para hacer realidad su sueño, el primero de la tarde nacía de las botas de Manjón, Chuchi volvía adelantar a los locales en el marcador, pero el tercero se hacía de rogar.

La afición veía como pasaban los minutos y el sueño se iba rompiendo en pedazos, las lágrimas se dejaban ver en las gradas de las Pistas… minuto 94 penalti a favor de Unionistas, tensión en el ambiente, Razvan sería el encargado de transformarlo, pero ese penalti sería lanzado por cientos de personas que allí se concentraban. Gol, y las lágrimas se transformaron en llantos de alegría, caras de felicidad, se había logrado, en cinco años se había llevado el recuerdo de la Unión a la categoría en la que desapareció.

Por delante, un mercado de fichajes en el que se iban a ir muchas piezas claves, entre ellas la más inesperada, el despido del entrenador que llevo al equipo a lo más alto. Astu no pudo cumplir su sueño de dirigir al equipo en Segunda B, tampoco muchos jugadores podrían lucir el escudo por los campos del Grupo I.

Daba comienzo a una nueva temporada, caras nuevas en Las Pistas, nuevos dueños que se han sumado a la locura de un club, nuevos jugadores que poco a poco han ido sabiendo que significa ser de Unionistas. Una temporada que arrancó con victoria, pero no iba a ser nada fácil. Jornada tras jornada, partido a partido, Unionistas ha conseguido hacer un proyecto sólido con el que caminar por el camino de bronce, llegando al final del 2018 con 12 jornadas sin conocer la derrota, y deseando que el 2019 sea un año igual de inolvidable que el que se queda atrás.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies