El broche del mercado de invierno malaguista se llama Iván Alejo

A pesar de que las palabras de José Luis Pérez Caminero de ayer parecían evidenciar que no acabaría llegando, el Málaga ha conseguido liberar en este último día del plazo de fichajes la masa salarial suficiente para traerse a la tercera y última incorporación de este mercado de invierno en clave malaguista, Iván Alejo. El extremo del Getafe está llamado a aportar la velocidad y explosividad en banda que tanto necesita el conjunto de Muñiz.

0

Han sido horas muy intensas en las oficinas de Martiricos. José Luis Perez Caminero, el director deportivo malaguista, ha tenido que trabajar a contrarreloj para poder satisfacer la última de las peticiones de Juan Ramón López Muñiz en este mercado de invierno. El asturiano, que desde hace semanas cuenta con el punta ucraniano Yevhen Seleznyov y que ayer mismo vio además como se presentaba y se incorporaba a los entrenamientos el mediocampista Erik Morán, necesitaba al menos un refuerzo más para una última demarcación que terminara de apuntalar todas las líneas de creación y ataque.

Su gran deseo era un hombre de banda que aportase velocidad, regate y habilidad en el uno contra uno, características que en estos momentos solamente se las ofrece con plenas garantías Ontiveros (aunque la velocidad no sea precisamente su fuerte), ya que sus esfuerzos por reconvertir a efectivos de juego interior como Dani Pacheco y Juanpi a dicha demarcación no han tenido el éxito esperado.

Iván Alejo, extremo del Getafe de 23 años, cumple perfectamente con los requisitios anteriormente mencionados. El jugador pucelano llega como parte de otro capítulo más en las buenas relaciones que mantienen Caminero y su homólogo del conjunto azulón, Nico Rodríguez. El puente aéreo entre la ciudad del sur de Madrid y la capital de la Costa del Sol propició que el pasado verano Ignasi Miquel tomase rumbo al conjunto del Coliseum Alfonso Pérez y que el pizarreño Dani Pacheco cumpliese su sueño de jugar en el equipo de su tierra.

El nombre de Alejo llevaba sonando en la órbita malaguista desde hacía algunos días, y empezó a cobrar fuerza sobre todo cuando el Málaga descartó la operación de Darwin Machís por desaveniencias contractuales con el Udinese. Eso dejó a Alejo como la máxima prioridad de cara a la incorporación de un extremo atacante.

Caminero quiso aclarar ciertos asuntos en la presentación de Erik Morán: Foto Málaga Club de Fútbol
Caminero quiso aclarar ciertos asuntos en la presentación de Erik Morán: Foto Málaga Club de Fútbol

Pero ayer, durante la presentación de Erik Morán, un contrariado Caminero puso en duda la llegada de más fichajes en el presente mercado invernal debido a las estrecheces económicas que padece la entidad. Incluso se atrevió a señalar indirectamente al propietario del club, el jeque Abdullah ben Nasser Al Thani, como responsable del problema por haber firmado al jugador marroquí Youssef Takioullah en contra de los deseos de la dirección deportiva. Esta incorporación para el Atlético Malagueño, que ni tiene ficha en el filial malaguista ni está previsto que la tenga a corto plazo, le costó al club una cifra cercana a los 300.000 euros y ha supuesto un gran condicionante para la partida económica que estaba reservada para este mercado de invierno.

Sin embargo, la salida de una serie de jugadores que no contaban para Muñiz en este último día del mercado de invierno han facilitado que el Málaga haya podido inscribir sobre la bocina a este extremo que se formó en las categorías inferiores del Real Valladolid de su ciudad natal, hasta que en 2011 ingresó en la cantera del Atlético de Madrid, llegando a debutar con el primer equipo en algunos encuentros amistosos. En la temporada 2014/15, el joven vallisoletano empezó a despuntar en Segunda B en el filial colchonero, hasta el punto de que fue convocado por la selección española sub-19. La temporada siguiente continuó su gran actuación en la categoría de bronce de nuestro fútbol de la mano del filial del Villarreal, y fue en otro conjunto amarillo, el Alcorcón, donde por fin dio el salto a categoría profesional en la temporada 2016/17.

Su vertiginosa progresión en la división de plata con los alfareros le posibilitó subir otro escalón en la temporada siguiente, debutando en primera división con el Eibar y cuajando con el equipo armero una gran primera vuelta con un gol y tres asistencias. En la recta final del campeonato, Mendilibar no le otorgó tanto protagonismo y se tuvo que acostumbrar a ser un revulsivo habitual desde el banquillo. Pero ello no fue impedimento para que el Getafe se interesase especialmente por él, hasta el punto de pagar cuatro millones de euros por su incorporación. Sin embargo, y a pesar de que comenzó acumulando minutos en los primeros encuentros de la temporada con el equipo azulón, un incomprensible lance en un encuentro frente al Atlético de Madrid en el Coliseum ha acabado convirtiéndose en un borrón decisivo en su estancia en la ciudad del sur de Madrid y en su relación con el técnico José Bordalás.

Esta acción de Iván Alejo con Saúl supuso un antes y después en su trayectoria con el Getafe: Foto MARCA
Esta acción de Iván Alejo con Saúl supuso un antes y después en su trayectoria con el Getafe: Foto MARCA

En el encuentro de la quinta jornada que enfrentaba a azulones y colchoneros, Iván Alejo salió desde el banquillo en la segunda parte y tan solo pudo estar cinco minutos sobre el césped, porque en el minuto 67 fue expulsado con tarjeta roja directa como consecuencia de un pisotón propinado con los tacos a Saúl. A partir de ahí, Bordalás le privó de oportunidad alguna en LaLiga Santander y únicamente ha podido contar con minutos en encuentros esporádicos en la Copa del Rey, lo que ha propiciado que ahora vea con buenos ojos regresar a LaLiga 123 para poder recuperar su mejor nivel y ayudar a los malaguistas a llevar a cabo su exigido objetivo de regresar a la élite.

Muñiz tendrá trabajo que llevar a cabo con el carácter fuerte de este chico castellano-leonés, una tarea que no es ajena para el asturiano, ya que es de sobra conocida su labor amaestrando a otras fieras de gran talento y sangre caliente como el palmillero Apoño hace una década y el marbellí Ontiveros más recientemente. Si lo consigue, ganará una alternativa de calidad en el flanco malaguista y podrá oxigenar a la plantilla liberando de esa demarcación a otros jugadores más dados a jugar por dentro, además de toda la capacidad de desborde que puede ganar el equipo en ataque si se combina precisamente con otro jugador de características muy similares como es Ontiveros. Alejo llega cedido al club de La Rosaleda hasta final de temporada, con una opción de compra añadida en caso de que finalmente se consiga ascender a primera división.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies