El “descalabro” de Anoeta

El Leganés sufrió una dura derrota en terreno donostiarra a pesar de la buena racha obtenida en los últimos encuentros

0

El Leganés regresó el sábado a Madrid con un “saco” de goles. Los chicos de Pellegrino no desplegaron su mejor versión, pero fue un castigo excesivo. El 3-0 en Anoeta se convirtió en un “golpe” de realidad para los ‘pepineros’, pero más bien para su afición. El Leganés lucha por la permanencia, no por puestos europeos. Las rachas van y vienen, pero hay que pensar en presente.

A día de hoy, el Leganés tiene la “vista” puesta en el Valencia. Los ‘pepineros’ deberán de aprovechar estos dos partidos seguidos en casa (Valencia y Levante) para seguir “separándose” de sus perseguidores. Sin embargo, tienen que corregirse los errores cometidos en Anoeta; errores inusuales en este “nuevo” Leganés de Pellegrino.

Fragilidad defensiva

El Leganés perdió el encuentro en jugadas puntuales, a pesar del claro dominio donostiarra. El bloque ‘pepinero’ no fue el de otros partidos. La banda izquierda fue manejada a su antojo por la Real Sociedad; comandada por un Januzaj estelar. El belga hizo dos asistencias y fue el mayor peligro de los de Alguacil. Además, jugadores como Siovas y Omeruo no estuvieron a su mejor nivel. El nigeriano falló en el 3-0 con el gol de Willian José, que entró solo de marca. También el griego estuvo “lento” para evitar el 2-0 de Oyarzabal. Bustinza tampoco anduvo “fino”, fallando en el primer gol en la marca de Oyarzabal. Únicamente se “salva” Cuéllar.

Mediocampo roto

El conjunto de Mauricio Pellegrino se vio abrumado con el doble pivote Zurutuza-Zubeldia. La Real Sociedad manejaba a su antojo el balón ante un Leganés incapaz de “hilar” jugadas. La cara y la cruz del mediocampo del Leganés. La cara: Recio. El andaluz sumó esfuerzos, luchas, disputas y salidas de balón. A su lado, la cruz: Vesga. El vasco sigue sin encontrar su mejor versión en el Leganés, provocando realizar a Recio un mayor esfuerzo físico. Falta un hombre, falta el mariscal, falta Rubén Pérez. Sin duda, pieza fundamental en el esquema del Leganés. Tras la lesión, acumula tres “banquillos”, y el Leganés, y sobre todo Recio, achacan su ausencia.

Tardanza en los cambios

El Leganés partía al descanso con el 0-0 inicial, pero con la necesidad de cambios. El mediocampo y la banda izquierda estaba siendo un autentico foco de dominio donostiarra ante la incapacidad de reacción de Pellegrino. El argentino, una vez más, no volvió a realizar cambios hasta prácticamente el minuto 70 cuando iba 2-0 abajo. Además, cambios que verdaderamente no necesitaba el equipo, ya que no priorizaba la retirada de Juanfran por El Zhar, sino la retirada de Jonathan Silva o un refuerzo en esa banda izquierda. Tampoco debía de haber terminado el partido Vesga, que debió ser sustituido por Rubén Pérez, pero fue Recio quien sufrió el cambio. Acertó Pellegrino al cambiar el sistema a la 4-4-2 para tener mayor poder ofensivo, pero no debió descuidar el medio continuando con Vesga. Óscar Rodríguez tampoco tuvo su mejor encuentro tras buena imagen dada contra el Betis.

Falta de pegada

Otro de los errores que mermaron al Leganés fue la falta de gol. En los últimos encuentros, entre En-Nesyri y Braithwaite, los ‘pepineros’ sumaban tantos, pero no se consiguió en Anoeta. Sin embargo, En-Nesyri generó las mayores ocasiones de peligro del Leganés. También Bustinza, que se topó con el palo en el minuto 16. Minutos después, En-Nesyri dispuso de un 1vs1 ante un Rulli que se convirtió en un muro infranqueable. Tras el primer golpe donostiarra, el marroquí siguió intentándolo, y estuvo a escasos centímetros de transformar uno de los goles de la jornada. De nuevo, otro gol donostiarra, y En-Nesyri volvió a toparse con Rulli con un disparo a bocajarro.

Valencia y Levante: la salvación pasa por Butarque

Dos encuentros vitales esperan estas semanas al Leganés con un objetivo en mente: conseguir lo más rápido posible los 45 puntos, que hipotéticamente marcan la salvación. Los ‘pepineros’ deben de seguir siendo “fuertes” en casa para asegurar la permenencia. La salvación pasa por Butarque. Los chicos de Pellegrino han conseguido en su feudo una gran cantidad de puntos, perdiendo únicamente un encuentro (1-0 vs Villarreal). Rubén Pérez volverá al once, habrá cambios en defensa y Carrillo podría entrar de nuevo en la titularidad. Muchos antecedentes y un solo objetivo: los 3 puntos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies