Diego del Valle: «Es una opción viable que solo depende de los aficionados; no de la Familia Fernández»

Desde Grada3 entrevistamos al presidente de la Asociación Tu Fe Nunca Decaiga nada más hacer público su plan de socialización del Real Sporting de Gijón SAD

0

Ha revolucionado el sportinguismo en la calle y en las redes sociales las últimas semanas. Diego del Valle es un hombre tranquilo, sportinguista desde que tiene conciencia de vida y la mayor oposición en los últimos años a la familia Fernández, propietaria de la mayoría accionarial del Sporting. Desde Grada3 entrevistamos al presidente de la Asociación Tu Fe Nunca Decaiga, que acaba de presentar  públicamente una propuesta para forzar a la socialización -devolver el control del club a su afición- del Real Sporting de Gijón SAD.

Pregunta.- Han aprobado sin apenas oposición esta nueva propuesta para socializar la SAD. ¿Muchas horas de trabajo en ella?
Respuesta.- Más que de trabajo de meditación sobre la misma. Forma de encararla, momento oportuno, pros y contras. Pero desde la idea allá en el mes de Noviembre de 2018, si que hemos invertido algunas horas.

P.- Vamos con la propuesta que han presentado. En el fondo se habla de forzar al Ayuntamiento a que ejecute una expropiación…
R.- Más que forzar lo que se utiliza es un instrumento que la Ley de Bases de Régimen Local pone a disposición de los ciudadanos, y que desde la Unión Europea también se ha fomentado siempre, como es la participación ciudadana en la toma de decisiones. Al final lo que se persigue es que se cumpla la voluntad de los ciudadanos mostrada de forma democrática y con su participación en la Administración Municipal de manera activa.
P.- Se basan en el precedente que ocurrió en Huelva con el Recreativo ¿Ve una similitud o una situación tan crítica y caótica como ocurrió allí?
R.- El momento del Recreativo era de no haber marcha atrás, era la expropiación o la desaparición, pero al final esto no va de momentos, va de voluntad popular, y si la voluntad popular es una, y la ejerce por vías legales y democráticas, el resultado es perfectamente válido.

P.- Pero hablamos, entiendo, de un proceso que se alargará en el tiempo. ¿Ha hecho una valoración de cuanto tiempo podría tardar en total hasta que se completase la supuesta expropiación de las acciones a la actual propiedad?
R.- Lo más laborioso entiendo que ha de ser la recogida de firmas. A partir de ahí la fijación de un referéndum tal y como recoge la normativa no debería dilatarse más que un par de meses, a lo sumo tres, y a partir de ahí, una expropiación de manera ordenada, y una ocupación de las acciones por la vía de urgencia como es potestad municipal. Tampoco es algo a dilatarse demasiado. Si sumamos todos los plazos la operación sería viable en el término de 9-12 meses.

P.- Están seguros de que si la sociedad gijonesa así quiere saldrá adelante. ¿Pero y si una mayoría del consistorio se opone aunque ustedes se presenten con cajas llenas de firmas allí?
R.- No es solo oponerse a muchas firmas, es oponerse al resultado de un referéndum legal entre los habitantes de todo el municipio. Si ese referéndum es favorable a la expropiación el Consistorio tiene una posición de debilidad absoluta frente a sus ciudadanos, y quien tome una decisión en contra tendrá que razonarla muy bien. Aparte de que nosotros trataremos de hacer que se cumpla la voluntad popular, si es necesario en los Tribunales de Justicia.
P.- Si eso sucediese, ¿hay plan B para poder seguir adelante? Entiendo que no me lo detalle, ¿pero lo hay?
R.- Lo comentado, acudir a los Tribunales. Entendemos que una decisión en contra de una iniciativa popular con el voto favorable en un referéndum dentro del Municipio no se sostiene jurídicamente y lesionaría la propia esencia de la iniciativa popular.
P.- Uno de los puntos más curiosos quizá sea ese del referéndum popular…
R.- Es que entendemos que es obligado. El Municipio de Gijón debe, por medio de sus habitantes mostrar una voluntad férrea, y si esa se produce la fundamentación de la operación será irrefutable.
P.- ¿Ve algún otro punto crítico donde se pueda paralizar el proceso aunque el consistorio apruebe el plan trazado?
R.- Una expropiación es una actividad administrativa que solo exige una declaración formal por parte de la Administración actuante de un interés general. El interés general es un concepto tan difuso que cualquier cosa se puede entender que es de interés general, y por supuesto la íntima relación de Gijón con el Real Sporting con Gijón, hace que el interés general de tener un equipo democrático, saneado, y bien gestionado sea evidente.
P.- ¿Por qué un máximo de diez acciones por persona y no más? Harían falta más de 11.700 personas, como mínimo, para suscribir todo el capital social…
R.- Uno de los grandes problemas de las Sociedades Anónimas Deportivas es que todo se hizo a la carrera. Aquí se expropian solamente las acciones del máximo accionista, pero hay otros 7.000 pequeños accionistas en el Sporting que a corto plazo deberán ser los que dirijan la Entidad. Las acciones embargadas podrán ir vendiéndose en los próximos años a generaciones venideras. No hace falta venderlas de un día para otro.
P.- ¿Cómo cree que reaccionará la afición ante esta nueva propuesta de socialización?
R.- Entiendo que bien, porque es una opción viable y que ya solo depende de los aficionados, y no de la Familia Fernández. Ellos ya no dominan la situación y eso nos hace tener cierta ventaja.
P.- ¿Y la propiedad de la familia Fernández?
R.- En 1992 nadie se preocupó de los intereses de los propietarios del Sporting. Se nos expropió la propiedad por Decreto Ley y sin ninguna contraprestación, no veo porqué ahora tenemos que pararnos a pensar en los intereses de la Familia Fernández.
P.- ¿Han contactado con la asociación en los últimos días desde el anuncio de la propuesta que se presentó esta mañana?
R.- No.
P.- ¿Por qué se lanza ahora esta propuesta y no hace un año o dos por ejemplo?
R.- Pues seguramente porque hasta ahora no nos dimos cuenta de la posibilidad real de hacerlo, y el precedente del Recreativo ha sido lo que ha hecho que juntando varias opciones normativas se presente una opción viable.
P.- ¿No cree que les puedan acusar de oportunistas por lanzarla en el momento deportivo más crítico del equipo?
R.- Las mayores movilizaciones de TFND coincidieron con un ascenso y una permanencia del Sporting. En ambas el grito unánime era de aliento a jugadores y técnicos y el «Directiva Dimisión», así que si de algo han servido las movilizaciones es para animar más aún si cabe al equipo.
P.- Han dicho que si la propuesta no sale adelante, la asociación tomará el camino de la disolución. Entiendo que piensa que esto es lo mejor que TFND puede aportar para socializar la entidad…
R.- Es lógico que así sea, en su día promovimos al Ayuntamiento una actuación de permuta de la deuda de Mareo por acciones, no nos contestaron, después procedimos a hacer la mejor oferta que ha tenido la Familia Fernández por sus acciones, tampoco nos contestaron, y ahora proponemos una acción coordinada y legal para utilizar un mecanismo administrativo perfectamente válido para el que se necesita de la participación ciudadana. De no lograrlo entendemos que la viabilidad de nuestra asociación no es posible por imposibilidad de cumplir su objeto social que es la socialización del Sporting. No es bueno perpetuarse en nada. Si se logra nos iremos, y si no se logra también, en ambos casos con la conciencia tranquila.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies