Miguel Torrecilla echa cuentas

El director deportivo rojiblanco trabaja en intentar prolongar la vinculación de varios jugadores cedidos para próximas campañas

0

A falta de diez jornadas el Sporting está peleando, de nuevo, por engancharse al play-off de ascenso. Algo que hace un mes era impensable, pero que un gran mes de Marzo ha logrado. Pero la empresa sigue siendo mucho más difícil e independientemente de lo que ocurra el mes de Abril ya va dejando atrás días. Eso hace el trabajo de la dirección deportiva es cada vez mayor. Y son muchos frentes los que Miguel Torrecilla tiene abiertos.

De cara al año que viene, el Sporting tiene a 21 jugadores con contrato en vigor. Pero a pesar de esa cifra es un secreto a voces que no todos seguirán. Casos como los de Noblejas o Juan Rodríguez se antoja difícil sigan más allá del verano en la entidad. Además en el extremo opuesto están jugadores como Babin o Canella, que acaban contrato y que el club tiene entre sus planes para el futuro. Y no son los únicos, porque el director deportivo rojiblanco busca la continuidad de varios jugadores que están cedidos en el club hasta el 30 de Junio.

Esos son los casos de Geraldes y Álex Alegría. El lateral derecho portugués y el ariete extremeño son dos de los fichajes que más rendimiento han dado esta campaña. También son de los favoritos del público y afición sportinguista si se realizase un sondeo. Ambos acaban su vinculación el 30 de Junio, pero para ambos existe una puerta abierta a la continuidad. Eso sí, muy diferente para cada caso.

En el caso de Geraldes el Sporting dispone de una opción de compra al Sporting de Portugal sobre él de 800.000€. El Sporting pretende su continuidad y el jugador de Maia ha declarado en varias ocasiones que también quiere continuar en Gijón. Es por tanto, sobre el papel, el caso más sencillo, ya que todas las partes tienen sencillo llegar a un acuerdo en forma de traspaso.

El Sporting pretende la continuidad de Álex Alegría y André Geraldes de cara al próximo curso

Peybernes, en estudio

Más complejo es el caso del ariete extremeño. El jugador llegó cedido en los últimos minutos del mercado invernal y ahora mismo es una pieza básica en el cuadro rojiblanco. El Sporting tiene una opción de compra obligatoria en caso de ascenso que rondaría el millón de euros. Dicha opción también existe en caso de no ascenso. Pero en ese escenario su continuidad parece mucho menos posible que en el caso de André Geraldes. Y es por el deseo del extremeño de jugar en la máxima categoría. Solo en el supuesto de que nadie en LaLiga Santander se interesase en él, habría opciones de que volviese a Gijón.

Un tercer caso que el club valora es el de Mathieu Peybernes. El central galo está cedido por el Lorient, con quien tiene contrato hasta Junio de 2020. El Sporting, si asciende, tiene una opción de compra obligatoria, aunque Peybernes no entra en los planes del club bretón. Eso facilitaría que, incluso sin ascenso de categoría, el galo continuase en Gijón. Una opción que el jugador ha mostrado públicamente que quiere que ocurra. Fue este pasado martes en Deportes Cope Asturias donde el galo declaró sin tapujos que quiere continuar en el Sporting el próximo curso: «Para mí el Sporting es un club de Primera, el estadio, la afición… Si no subimos habría que negociar con el Lorient, pero quiero quedarme aquí».

Es por ello que Miguel Torrecilla echa cuentas. La calculadora echa humo y el salmantino tendrá que volver a hacer encaje de bolillos con el tope salarial del próximo curso. Al menos, si pretende que Geraldes, Alegría y Peybernes sigan de rojiblanco más allá del próximo verano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies