El Cornellà renace para quitarle al Barça B las esperanzas de playoff

El filial azulgrana tuvo el partido bajo dominio con el control y un 0-2 favorable y acabó empatando ante un Cornellà que se rehizo para llegar incluso a poder ganar

0
U.E. Cornellà 2 2 F.C. Barcelona B

 

El Barça B dominó y tuvo en su mano el partido. Un mano a mano de Mujica que paró Ramon y hubiese supuesto el 0-3 pareció intrascendente pero hubiera sido la sentencia a un partido que se le acabó indigestando al filial azulgrana. Dejó vivo al Cornellà y al equipo de Xavi Calm no se le puede mantener con vida porque se aferra a cualquier cosa para rehacerse. Así lo hizo, empató el partido y pudo acabar ganándolo.

Durante una hora el Barça B gobernó el encuentro sometiendo a un Cornellà desconocido. Hasta el minuto 60 los azulgrana impusieron su juego de asociación llegando a combinar en zonas muy próximas a la portería contraria, un hecho nada habitual en el Nou Municipal. Riqui Puig apareció como el eje sobre el que el equipo construía los ataques de costado a costado. Y de hecho por ahí llegaron los tantos. La llegada de los laterales hizo mucho daño en los costados a un Cornellà que se vio en inferioridad constantemente. De hecho, Wague fue el autor del 0-2 con un disparo seco al palo izquierdo de la meta de Ramón. Y él mismo dio la asistencia a Collado en el primer gol para que este introdujera el balón por el mismo sitio.

Los locales, más allá de verse dominados por el juego del filial barcelonista, no fueron lo que acostumbran a ser durante buena parte del partido. Hasta que no se vio cumplida la hora de encuentro se vio sobre el césped un equipo con menos chispa de la habitual y que despertó cuando ya caía por dos tantos. Sufrió en la banda, sobre todo en la izquierda  con un Pep Caballé desubicado ante la movilidad de Collado y las llegadas de Wague.

En el juego aéreo el Barcelona B estuvo excesivamente cómodo mientras dominó. El Cornellà no aprovechó la ventaja que tenía en ese aspecto tanto por envergadura como por la habilidad que el equipo verde tiene. Los centros no fueron precisos y los rematadores no encontraron situaciones propicias. Todo cambió en el tramo final de partido en el que todo balón al área supuso peligro para Peña. Cuestión de fe.

En un campo donde muy pocos pueden, el filial culé -en esta ocasión de amarillo fosforescente- tuvo el balón en todas las partes del campo. Tras pérdida de pelota ahogó a su rival en una copia calcada de lo que logra su primer equipo. Con el binomio posesión-presión secó en gran parte al equipo entrenado por Xavi Calm al que le gusta en tramos del partido mimar el balón.

Mientras el Barça B dominó, el conjunto del Baix Llobregat se tuvo que focalizar en jugar profundo a sus dos puntas: Eloy Gila y Carlos Esteve, que entró por Manucho a los 22 minutos por lesión del angoleño. Cuando pudieron recibir se encontraron aislados y sin opciones claras en banda, el recurso habitual desde el que posteriormente el equipo verde consigue hacer daño.

Pero como obra de un hechizo mágico, el control azulgrana se esfumó. En cuestión de cinco minutos el filial del Barça soltó la soga con la que sometía al Cornellà y lo liberó. El equipo de Calm, recién renacido retomó su esencia para pasar a ser él el dominador. Con un juego eléctrico, centros al área y balón parado exprimido hasta la última gota se plantó en un partido al que le quedaba media hora y perdía por dos goles.

Los verdes dieron el primer paso yendo a lo que tenían más a mano. En la resaca de un córner, un centro mal despejado por Iñaki Peña acabó en las botas de Borja que medio de espaldas bombeó el balón para recortar diferencias. Todo acabó de implosionar y el Cornellà se vio con opciones reales de sacar algo positivo de una tarde hasta entonces negra.

Obligado a estar replegado por la ausencia de balón hasta entonces, el equipo local se desplegó. Los laterales se incorporaron y llegaron más a campo contrario y Agus Medina acompañó los ataques pisando con más asiduidad la frontal del área. Entraron Leo Ramírez y Gaspar que también se movieron más allá de la línea divisoria. La sensación de que el empate caería por su propio peso se fue alargando y el gol acabó por llegar muy a la postre, a falta de solo un minuto para el 90. Aun así el Cornellà tuvo el triunfo en el descuento con un remate de Goldar que tomó una dirección demasiado centrada para superar al arquero.

El empate, y más por la forma en la que llega, es un duro varapalo para el Barça B, que ve como se le complican las opciones de alcanzar una plaza de playoff. En Cornellà, la manera de lograr el punto le da un valor enorme en lo anímico. Sin embargo en lo matemático, son cuatro partidos sin ganar y, aunque gran parte de los rivales directos también pincharon, el equipo de Calm necesita reencontrarse con la victoria si quiere entrar en promoción de ascenso.

Ficha técnica
UE Cornellà: Ramón, Goldar, Borja, Ricard, Pere, Lobato, Fall (Leo Ramírez, min 59), Pep Caballé (Gaspar, min 79), Agus Medina, Eloy Gila y Manucho (Carlos Esteve, min 22).
FC Barcelona B: Peña, Wague, Araújo, Chumi, Miranda, Busquets, Riqui Puig, Monchu (Carles Pérez, min 16 (Ignasi, min 81)), Collado, McGuane (Ignasi, min 81) y Mujica.
Goles: 0-1, Alex Collado (min 21). 0-2, Wague (min 32). 1-2, Borja (min 70). 2-2, Carlos Esteve (min 89).
Árbitro: Carlos Pulido Santana (Comité Territorial de Las Palmas) amonestó a Pep Caballé (min 39) por el Cornellà i a Carles Pérez (min 38) i Riqui Puig (min 77) por el FC Barcelona B.
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada del Grupo III de Segunda ‘B’ disputado en el Nou Municipal de Cornellà.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies