El Huesca sigue soñando gracias a dos golazos

Enric Gàllego y Chimy Ávila hacen soñar a El Alcoraz y a Huesca con dos golazos

0

En el día de Sant Jordi, patrón de Cataluña y Aragón, donde la tradición está marcada por regalar una rosa y un libro, en El Alcoraz quieren leer hoy un cuento de caballeros, de hazañas épicas en la que sus páginas narre la permanencia del Huesca. En un día tan especial para la comunidad aragonesa se disputó el partido correspondiente a la jornada 34, entre Sociedad Deportiva Huesca y Sociedad Deportiva Eibar.

S.D. Huesca20S.D. Eibar

Un partido, como todos los que quedan de aquí a final de temporada, de gran relevancia para el equipo aragonés. Su delicada situación al ser colista de LaLiga Santander provoca que el nivel de exigencia sea máxima, ante un equipo, el de Mendilibar, con una situación muy plácida. El partido dio comienzo ante la permanente amenaza de nubes negras que todo hacía indicar que en cualquier momento llover. Sin embargo, en el inicio, a las 19:30, la lluvia no formaba parte de los onces iniciales, aunque pronto saltaría al campo a jugar.

El comienzo del partido estuvo fuertemente marcado por la presión a la que estaba sometido el equipo dirigido por Rodríguez Vílchez. El descontrol y las pérdidas se sumaban de forma continuada hasta la mayor parte de los primeros cuarenta y cinco minutos. Ninguno de los medios del campo, ni Musto ni Herrera por el Huesca ni Diop y Escalante por el Eibar tomaron las riendas del centro. Casi llegando a la primera media hora de juego la lluvia comenzó a rociar el césped, dejándolo en unas condiciones óptimas para su práctica. Sin embargo, poco ocurría a nivel futbolístico.

Antes de los primeros treinta minutos vimos alguna ofensiva y su correspondiente réplica, por parte de ambos equipos, sin ningún tipo de riesgo real. Bastante activos Chimy Ávila y Hernández liderando los tímidos ataques del Huesca. La ausencia de peligro se mitigó cuando Etxeita, el capitán del Huesca, envió un balón a la escuadra izquierda defendida por Dmitrovic. Poco podía hacer sino contemplar el testarazo. El remate vino impulsado por una buena acción individual de Hernández en el costado diestro, este consigue centra hasta encontrar la cabeza de su capitán. Minuto 31 y hasta entonces la única y más relevante ocasión.

A partir de esta ocasión comenzó un infierno para el equipo visitante que viajó con innumerables bajas. A ellas se les suma dos -muy seguidas- lesiones más. Primero Kike caería noqueado tras una dura patada en su rostro por Mantovani. El delantero tuvo que ser sustituido de inmediato. A su aparatosa lesión se le suma la recaída de Diop, el jugador llevaba varias jornadas sin aparecer en la listas de Mendilibar por lesión. Su reincorporación al once fue un riesgo que acabó gastando un cambio más (el segundo).

El primer tiempo no dejó tiempo para más, muchas cosas ocurrieron en estos cuarenta y cinco minutos, pero muy pocas desdeñables para mover el marcador. Vimos un repentino apagón, dos lesiones, un debut en Primera División y un balón a la esquina superior izquierda del larguero del Eibar (única ocasión de gran valor). El resultado seguía siendo el mismo que el de hace tres jornadas -contando esta- para el Huesca. El Eibar por su parte mantenía una imagen inédita, como la jornada pasada, sin presencia en campo rival y con una tímida ocasión de Escalante al final del primer tiempo.

A poco de comenzar el segundo tiempo y con algún aficionado sin ocupar su espacio, las gradas de El Alcoraz invadieron el estadios con un fuerte -y al unísono-: ¡Uy! Tras la acción protagonizada de Chimy Ávila que consigue driblar a Dmitrovic, en una mala salida, enviando el balón lejos de entre los tres palos. El nerviosismo aumentaba y la tensión también, puesto que esta cita es vital para la permanencia.

Y cuando la duda inundaba el estadio, cuando Pedro León lanzó -mansamente- al marco de Santamaría, aparece el hombre gol del Huesca, Gallego. Minuto 53, Hernández de nuevo por el costado diestro, centraba en busca del delantero catalán. Gallego, de espaldas a la portería -ligeramente perfilado- remata a portería con el único recurso posible: el tacón. El balón transita por media de las piernas del central y portero para descansar mansamente en la red. E iniciar la locura en la grada.

Parecía que el gol de Gallego sería insuperable, por su técnica y belleza. Hasta que tres minutos después llegaría un serio aspirante al gol de la jornada. Saque de esquina favorable para el Huesca, precedido por un disparo de Hernández. Ferreiro levanta las dos manos indicando jugada ensayada, este pone el balón en la frontal del área para que Chimy Ávila haga las delicias del días, sumando su noveno gol. El argentino golpeó sin que el balón cayera, tal y como venía el caramelo desde la esquina. Una jugada mal defendida que evidencia al Eibar en este partido.

El Huesca acababa de poner tierra de por medio en unos diez minutos arrolladores en este segundo tiempo. El Eibar seguía expectante, sin respuesta y siendo superado ante sus múltiples pérdidas aprovechadas por los de Vílchez. Desbordado y arrollado constantemente en los segundos cuarenta y cinco minutos los de Mendilibar.

Las insuficientes -y escasas- envestidas del Eibar apenas pusieron en apuros a Santamaría, quien atraparía un manso -y centrado- disparo de Marc Cardona en el minuto 78. Los visitantes estaban siendo opacados por la actuación de los locales, en el día de su patrón, en el día que tanto se juega. A cinco minutos del final, de nuevo Cardona, pudo el Eibar acercarse al empate y dar mayor emoción a la recta final del encuentro. Sin embargo, no contactó bien con la pelota y eso produjo que Santamaría no tuviese complicaciones para detener el esférico.

En el día de Sant Jordi, en el día internacional del libro, el Huesca sigue aferrado a la lectura de ese maravilloso libro que es la Primera División española. Parece que en El Alcoraz están negándose al descenso, el sueño de la permanencia es un hecho que quieren conseguir, el reto es complicado, pero tras esta victoria la ilusión continua. Una jornada más para seguir en la lucha.

Ficha técnica
SD Huesca: Santamaría, Miramón, Etxeita, Mantovani, Galán, Chimy Ávila (Melero, minuto 85), Musto, Herrera, Ferreiro, Cucho Hernández (Juanpi, minuto 75), Enric Gàllego.
SD Eibar: Dmitrovic, De Blasis, Oliveira, Sergio Álvarez, Cucurella, Pedro León, Escalante, Diop (Miguel Marí, minuto 43), Pere Milla (Sergi Enrich, minuto 70), Charles, Kike (Marc Cardona, minuto 40).
Goles: 1-0: Enric Gallego, min. 54; 2-0: Chimy Ávila, min. 57.
Árbitro:David Medie Jiménez. Comité catalán. Amonestó a: Enric Gallego (minuto 23), Diop (minuto 31), Mantovani (minuto 37), Chimy Ávila (minuto 70), Herrera (minuto 85).
Incidencias: El Alcoraz. Jornada 34 de LaLiga Santander ante 6.157 espectadores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies