La carrera astur | Pk.38: El Sporting dice adiós y al Oviedo frena en seco

Los rojiblancos fueron incapaces de ganar al Lugo, sepultando sus opciones de alcanzar el play-off y los carbayones sufren un duro varapalo en su visita a La Rosaleda

0

La jornada 38 de LaLiga 1|2|3 de la temporada 2018/2019 será de infausto recuerdo para Sporting y Oviedo. Los rojiblancos, inoperantes e incapaces de hacerle un gol a un ultradefensivo Lugo, no pudieron pasar del empate sin goles. El pasado sábado se dejaron, aunque no sea matemático, todas las opciones que podía tener para alcanzar el play-off de ascenso. Pero no mejor le fue al cuadro carbayón. El Real Oviedo salió derrotado de su visita a La Rosaleda fruto de la pegada y solidez que demostró un rival directo como es el Málaga.

Las opciones reales se escapan

  • Incapaces contra 10. El Oviedo no logró imponer su ley sobre el césped. Ni siquiera después de saber que jugaría una hora de encuentro con un hombre más sobre el césped. El Málaga logró llevar el encuentro a su terreno. A la parcela física. Y ahí, los andaluces fueron muy superiores. Se llevaron disputas y segundas jugadas y parecían tener una marcha más que el cuadro asturiano. Situación que, unida al partido sensacional de Ontiveros, decantó la balanza del lado local.
  • Costó generar peligro. El Oviedo entró mejor al encuentro, pero se fue apagando con el paso de los minutos. Al equipo le costó generar situaciones claras de peligro. Lograba llegar con relativa facilidad a tres cuartos de campo rival, pero una vez allí, todo se volvía oscuro. Apenas hubo movilidad, pases que rompiesen líneas, situaciones de uno contra uno. En definitiva, la red defendida por Munir nunca se vio en situación de peligro.
  • Un error lo condiciona. Fue a los quince de partido. Como hemos dicho, el Oviedo entró mejor al choque, pero en un saque de esquina en contra, las cosas se torcieron. Ibra derribó a Ontiveros dentro del área y Adrián no falló desde los once metros. Un tanto que hizo mucho daño a los de Sergio Egea, que se encontraron con un golazo del propio Ontiveros al borde del descanso. En la segunda mitad, los carbayones vieron como en un contragolpe, el Málaga sentenciaba el encuentro. Una dolorosa derrota que aleja mucho las posibilidades de playoff.
  • Las opciones de promoción se escapan. No matemáticamente, pero sí parece que se marchan las llamadas ‘reales’. A falta de cuatro encuentros para finalizar la temporada regular, el Oviedo es octavo, cinco puntos por debajo de la zona de playoff. Además, la diferencia de goles particular es otro de los factores en contra. Los azules tan solo la tienen ganada ante el Cádiz, sexto clasificado. Pese a ello, esto es fútbol y todo puede pasar.

A pensar en la temporada que viene

  • Partido decepcionante: El vestuario se había conjurado para hacer pleno de puntos en las jornadas que restaban: «Doce de doce» era el mensaje que emanaba de todos los integrantes del equipo y del cuerpo técnico. Pero ante la primera oportunidad para refrendar eso, el Sporting se disolvió como un terrón de azúcar en una taza de café. Ante un defensivo Lugo, que acumuló hombres detrás del balón durante casi todo el choque, fue incapaz de crear apenas ocasiones de peligro. En ese sentido la falta de ambición albivermella no podía más que condenar el partido al empate a cero.
  • Sin Djurdjevic no hay paraíso: Porque de las pocas ocasiones que el Sporting dispuso echó en falta al tanque serbio. El Sporting suspiró por el serbio, su máximo goleador con once dianas, que se perdió el encuentro por sanción. Especialmente se acordaron de su brega, pelea y contundencia en el remate en la ocasión de Álex Alegría que el delantero extremeño envía mansa a las manos del portero del Lugo. Lo cierto es que la poblada defensa lucense supo maniatar con bastante acierto a los atacantes sportinguistas. Especialmente en el segundo tiempo, donde el cuadro gijonés no lanzó un solo tiro entre palos.
  • Jugadores veteranos que quedan expuestos: Porque otra de las cosas que acusó el equipo es la falta de un plan B. Algo que ya se vio en anteriores encuentros. Bien por las bajas o bien porque los rivales ya saben como anular a este Sporting. Pero en ningún momento de los noventa minutos se logró hacer daño al Lugo más allá de algún chispazo aislado. Jugadores como Canella o Carmona quedaron señalados. Porque saliendo desde el banquillo no solo no mejoraron al conjunto, sino que lo empeoraron. Pero también evidenció una falta de reacción del propio cuerpo técnico, que quizá sigue pagando el estar adaptándose a la categoría.
  • Toca planificar la próxima campaña: Así, tras el triste empate sin goles, las opciones son ya irreales. Las matemáticas dicen que es posible, por encontrarse a siete puntos con doce por jugar. Pero la realidad es que las posibilidades, aún sumándolo todo, son mínimas. Por ello desde las oficinas deberían ponerse a preparar ya la próxima temporada. Estas semanas en las que otros posibles rivales directos siguen en competición pueden dar una ventaja notable en cuanto a la planificación. O sino que pregunten en Granada o Pamplona hace un año…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies