El Milan se aferra al sueño Champions

Desdibujado y perdido en largos tramos del partido, el conjunto de Gattuso apela a lo que le queda de voluntad para vencer a un valiente pero ya descendido Frosinone (2-0)

0

Hay un curioso juego mexicano que siempre da de qué hablar: las descargas eléctricas, conocidas en el país norteamericano como “Toques”. Cientos de jóvenes en la capital azteca, después de algunas cervezas, suelen jugar con sus amigos; se ponen en círculo y se agarran de las manos para recibir las descargas,  que un señor con una batería va proporcionándoles con el fin de ver quién resiste más, hasta que solo prevalece uno. La lucha por la cuarta plaza de la Serie A  se ha convertido en un juego de Toques, una lucha eléctrica que se trata más de cómo aguantar la presión que de jugar bien. El Milan, contra todo pronóstico, sigue vivo a pesar de sí mismo.

Se esperaba que los locales salieran a morder, a azuzar los ánimos de los 60000 tifosi que se dieron cita en San Siro. Pero reinó la confusión. El Frosinone, condenado a la Serie B, salió decidido a bloquearle los caminos a un equipo con franca necesidad. Lo logró durante la primera mitad tras pararse con un 5-3-2, que rara vez salió de su propio campo. Por su parte, Gattuso salió con su típico 4-3-3; una formación que no le vino del todo bien porque sus hombres no lograban asociarse en las transiciones. En suma, un primer tiempo que fue como ingerir un somnífero.

Los héroes y las emociones aparecieron en la segunda mitad. Borini daría un aviso de lo que estaría por venir cuando falló, clamorosamente, frente a la meta visitante, un centro de Abate que le cayó por sorpresa. Pero lo que vendría pasó de ser una tragedia griega a un cuento de hadas. El propio Abate cometería un error garrafal al derribar a Paganini en un balón largo que no debía ser un problema para la zaga rossonera. Ciano se aprestaba para ser el antagonista de la historia, pero su disparo fue adivinado por el espectacular lance de Donnarumma, que le devolvió el color a la cara de Il Diavolo. ¿Cuántos puntos le debe Gattuso a su joven portero? Sin duda el mejor jugador de este Milan que, en ocasiones, se queda sin norte.

El Milan volvió a encontrar el rumbo gracias a un cambio de Gattuso. El tan vilipendiado técnico hoy sí le dio al clavo al pasar del 4-3-3 al 4-4-2 al sacar a Bakayoko e introducir a Cutrone. Con un 9 más, el Milan inquietó verdaderamente a un equipo derrotado mentalmente después de haber desperdiciado el penal. Piatek logró cazar un flojo disparo de Borini para convertir en una fiesta el hasta ahora lúgubre San Siro. Los locales comezaban a sonreír y no tardaron en ampliar el marcador.

Apareció el mejor jugador de campo que tienen los rossoneri. Suso ejecutó, de manera providencial, un tiro libre que el Frosinone regaló en los linderos del área. La trayectoria del balón dibujo una linda parábola, que pegó en el travesaño y pico dentro la portería ante la atenta mirada de Francesco Bardi, que se había hecho de piedra ante el imparable disparo del extremo español. El Milan vivía el primer momento de verdadera tranquilidad desde el comienzo del partido.

El encuentro se cerró con la enésima atajada de fantasía de Donnarumma desde que inició el curso. Paganini le había puesto un balón de oro dentro del área a Valziana, que no pudo vencer al arquero que está llamado a ser el nuevo Buffon, le ayudaría que el Milan se volviera a poner el saco de un equipo de élite. Ya cuando estaba decidido el partido, Abate, que dejará al conjunto rossonero en este mercado estival, salió de cambio y mostró el cariño que tiene hacia la institución en la que se hizo adulto.

Con una playera que rezaba “Con il Milan nel cuore, per sempre” (Con el Milan en el corazón, por siempre) se despidió uno de los mejores jugadores que tuvo el equipo en una de sus épocas más sombrías. En sus 305 partidos para el club (que lo convierten en el quinto jugador que más veces ha vestido la remera del Milan) solamente logró alzar una liga y dos Supercopas de Italia. Quizás su legado sea, si los rossoneri vencen al SPAL y el Atalanta no cosecha tres puntos en la última jornada, el devolver a los casciavit a la competencia que le ha dado sus mayores glorias: la UEFA Champions League.

@Ricardoguajiro

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies