El Wolfsburgo sobrevive al asedio del Saint-Étienne

Los "Lobos" sufren, pero suman 1 punto que los mantiene en la cima del grupo I de la Europa League. Un tanto del exsevillista "Kolo" fue rápidamente igualado por una cabezazo de William.

0
     Saint-Étienne 1 1 Wolfsburgo

 

El Saint-Étienne dio una grata sorpresa y, aunque no pudo sumar, hizo sufrir a un Wolfsburgo que rescato un empate (1-1) que seguro atesorará. Fue un partido luchado, pero en momentos puntuales, el equipo «Sainté» fue e hizo más para conseguir la victoria. Un gol de Thimothée Kolodziejczak, tras error de Pervan, fue inmediatamente respondido por William, tras fallo en la marca del exsevillista. Los «Lobos» se mantienen lideres del grupo I de la UEFA Europa League, mientras que el Saint-Étienne deberá hacer más méritos.

Había dicho en la previa Oliver Glasner, técnico del Wolfsburgo, que esperaba que el Saint-Étienne saliera con confianza. Pero no esperaba tanta conforme el choque se iba desarrollando. El juego comenzó dinámico, rápido y sin saber quien podría imponerse. Más aún cuando los goles llegaron en un abrir y cerrar de ojos. Un centro de Debuchy por derecha fue mal despejado por Pervan, el rechace quedo justo a Kolodziejczak que metió un disparo que cruzo varias piernas y toco las mallas. Celebraba por lo alto el exsevillista que también fue protagonista en el empate. Otro centro, esta vez desde la izquierda, de Arnold parecía ir dirigido a Weghorst, pero desde atrás apareció William, ante la tibia marca de «Kolo» para igualar tablas. Valiente el pequeño brasileño para ir y ganar ante las «torres» verdes presentes en el área.

Con esto parecía que íbamos a tener más emociones, pero el partido se cerro tanto y la batalla paso de las áreas a lucharse en el centro del campo. Y empujado por la necesidad y el empuje de su hinchada, el Saint-Étienne logro imponer su juego ante los visitantes. No fue por la brillantez de la pizarra de Printant, sino por el desequilibrio que Hamouma y Khazri que volvieron a vibrar las gradas del Geoffroy-Guichard. Los «Lobos» estaban abrumados, no se coordinaban en ataque para combinar con toques cortos o si quiera lanzar balones hacia Weghorst, incomodo ante la marca francesa. Tampoco lo estaban en defensa, ya que sufrían ante la movilidad de los hábiles mediapuntas, aunque estos no lograban incomodar a Pervan. Pero de a pocos, Arnold y William lograron que su equipo se acomode y equipare el choque.

Antes de llegar al descanso, el propio brasileño filtro un pase hacia Weghorst, primera y única vez sin marcaje, pero Moulin se anticipó bien para evitar sustos. Tras la vuelta, hubo otra ocasión creada por los dos: balón luchado por Weghorst que William remató muy alto, parecía ser la reacción alemana. Lamentablemente, solo sirvió para despertar aún más al Saint-Étienne. Hamouma puso una marcha más y se filtró en el área rival tras sacarse a uno que otro rival hasta que fue derribado en la frontal. De esa misma jugada, Khazri cobro el tiro libre por debajo de la barrera que se fue cerca del arco de Pervan. Y después, un cabezazo de Beric, un centro de Nordin (en la que reclamaron mano) y una salida apurada de Pervan ante la presión de Khazri fue el asedio que se montó el equipo local en busca del triunfo.

Parecía que iban a lograrlo más aún cuando Bouanga entró por Beric. El rápido extremo agregó desequilibrio al ataque verde. Corrían 70 minutos y la defensa del Wolfsburgo ya había demostrado porque es la menos goleada de la Bundesliga. Eso sí, tuvieron errores que casi costaron el empate. Un desvió de Tisserand fue atajado por Pervan y un penal por él mismo sobre Khazri que el árbitro no cobro, transmitieron frío en el equipo alemán. Un pito alto y furioso de los fanáticos del Saint-Étienne sobre el inglés Craig Pawson se escucho en todo el estadio. Más aún cuando Bouanga volvió a hacer de las suyas. Se saco a William con un gran sombrero y birló a dos más cuando Knoche lo derrumbo cerca del área. El cansancio y apuró del local fue el preludio para que el partido se calmara y el Wolfsburgo pueda llevar miedo.

Los de Glasner consiguieron una falta cerca de la frontal que fue lanzada por Arnold y que Moulin desvió de puños. El primer disparo desde hacía unos cuantos grandes minutos. El partido comenzaba a terminar y el juego también lo hacía al entrar en un ritmo lento. Quería aprovechar el Wolfsburgo buscaba el último intento de sorpresa, tras estar más de 25 minutos protegiendo su meta. Nmecha estuvo a punto de lograrlo al casi casar un balón al que fue comprometido Moulin. Pero Bouanga no daría esto por cerrado. El se metió hasta la cocina y cedió un balón a Nordin, que vio como Pervan lo sacaba milagrosamente. Ya no pudo hacer más daño el Saint-Étienne,consciente que deben dar algo más para salir de su mala situación. Por su parte, el Wolfsburgo respira líder de grupo, consiguió sobrevivir al asedio verde del Saint-Étienne.

Saint-Étienne: Moulin; Debuchy (Moukoudi, min 60), Saliba, Perrin, Kolodziejczak; Youssouf, M’Vila; Hamouma, Khazri (Abi, min 86), Nordin; Beric (Bouanga, min 65).
Wolfsburgo: Pervan; Knoche, Bruma, Tisserand; William, Arnold, Guilavogui, Roussillon (Steffen, min 83); Klaus, Brekalo (Joao Victor, min 65), Weghorst (Nmecha, min 60).
Goles: 1-0, min 13: Kolodziejczak. 1-1, min 15: William. 1-2, min 95: Solomon.
Árbitro: Craig Pawson. Amonestó a Beric por el Saint-Étienne y a Arnold (min 50) y Bruma por el Wolfsburgo. 
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda del grupo I de la UEFA Europa League 19/20 disputado en el Geoffroy-Guichard, Saint Étienne, Francia

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies