La Carrera Astur | Pk.16: El miedo impera en el derbi asturiano

Oviedo y Sporting firman tablas en un duelo gris y muy descafeinado donde lo conservador por no perder se impuso a las ganas de ganar

0

Primer asalto nulo en el derbi asturiano. El gran partido del Principado dejó noventa minutos grises, de mucha lucha y entrega, pero con muy poco fútbol. Lo que viene a ser un derbi del norte vamos. El miedo a no perder provocó que ningún equipo se echase hacia arriba en busca de un tanto que significase un triunfo. El Oviedo quiso tenerla, pero volvió a quedar claro que sin Saúl Berjón es muy complicado. El Sporting, como se suele decir, ‘no quería verla’, y vivió los noventa minutos buscando la velocidad en las contras para hacer daño al cuadro de Javi Rozada. Tanto unos como otros tuvieron alguna ocasión para mover el luminoso, pero finalmente Asturias se quedó con marcador inicial en un derbi que no será especialmente recordado.

El Oviedo se apaga en ataque

  • La quería, pero no podía. El Oviedo intentó llevar el peso del partido desde el primer minuto. Los azules, sobre todo en la primera mitad, fueron claros dominadores del balón. Eso sí, sin generar ocasiones claras de gol. Apenas sufrieron, salvo una de Djurdjevic que Nereo sacó abajo. Tampoco pusieron en apuros a Mariño, a excepción de un remate de Ortuño que el meta rojiblanco desvió a la esquina. En la segunda mitad, el control de balón, aunque siguió siendo del Oviedo, se equilibró más. Pese a ello, tampoco se vieron ocasiones reseñables.
  • Un derbi con sabor amargo. Los prolegómenos del gran partido de Asturias estaban siendo calificados de ‘grises’. Y el encuentro entre Oviedo y Sporting siguió la misma línea. Un encuentro diferente al de otros años. Un encuentro descafeinado en el que ambos se quedaron un punto insuficiente en su camino por alejarse de la zona baja de la clasificación. Un duelo sin apenas ocasiones de gol y en el que la pelea, las disputas y las segundas jugadas se convirtieron en la tónica del partido.
  • Rozada no cambió el esquema. Era uno de los temas que más se habían hablado en las horas previas al encuentro. El entrenador del Real Oviedo ya había dejado claro que antes de elegir un once mirarían el estado del terreno de juego. Un césped que, pese a no mostrar las mejores condiciones, aguantó toda la lluvia que cayó a lo largo de la semana. Volviendo a lo deportivo, el técnico ovetense no movió el 4-2-3-1. La novedad fue Riki, que actuó en la mediapunta. Christian Fernández repitió en el lateral izquierdo y Arribas en el centro de la zaga junto a Carlos Hernández.
  • Un 10 para la grada. Los derbis siempre son especiales. Es el encuentro que todos tienen marcado en rojo en el calendario. Y antes de que el balón eche a rodar, conviene fijarse en el ambiente. Ese tan maravilloso que suele rodear este tipo de partidos. Oviedo se tiñó de azul en las horas previas al encuentro. Desde primera hora de la mañana, el oviedismo se concentró en las calles anexas al Carlos Tartiere para comenzar a vivir lo que sería una jornada de derbi. Una afición que acompañó a equipo desde el hotel y hasta el estadio formando un pasillo espectacular, para meter a los suyos en el ambiente de este tipo de duelos. Y unos seguidores que vibraron desde el primer y hasta el último minuto intentando alentar a su equipo para lograr el triunfo. El partido fue gris, pero el color lo puso la grada.

Sensaciones agridulces

  • Sensación de oportunidad perdida: El Sporting compitió durante 96 minutos el derbi en el Carlos Tartiere. Esto es algo que debe ser reseñado, pues desde el regreso en 2017 de los derbis tras catorce años sin disputarse es algo que no se había producido. En las dos anteriores visitas al coliseo carbayón la imagen del cuadro gijonés fue mala o peor incluso. En esta ocasión todos salieron concenciados de lo que es este partido y como hay que disputarlo. Hasta ahí nada que reprochar, pero faltó ambición, porque el Real Oviedo mostró carencias que no se aprovecharon. Algo que provoca una sensación agridulce de estar satisfecho con la imagen, pero desperdiciando una oportunidad muy propicia para llevarse los tres puntos a Gijón.
  • El cambio de esquema funcionó: José Alberto, consciente de que el maltrecho césped no estaría en buenas condiciones, optó por un cambio de esquema. El partido ya se preveía trabado y logró que lo fuese más aún. Con una línea de cinco atrás el Sporting se mostró muy sólido y no sufrió en ningún momento. Cristian Salvador lideró esa línea, disputando uno de los mejores partidos con la rojiblanca que se le recuerdan. En ataque buscó mucho el juego directo y aunque ocasiones no llegó a tener muchas -apenas tres en todo el encuentro mínimamente reseñables- si llevaba sensación de poder hacer daño a la defensa local.
  • Falló lo de siempre… la pegada: Pero falló lo de siempre, finalizar. Djurdjevic se encontró con una soberbia parada de Champagne en la primera parte y en la segunda parte un cabezazo de Molinero se fue muy centrado en posiblemente la mejor opción. Logró hacer gol, pero Carmona estaba en un fuera de juego más ajustado de lo que pareció, pero fuera de juego al fin y al cabo. Un problema recurrente y que está lastrando esta temporada para sumar más puntos.
  • Las lesiones condicionaron los cambios y el plan inicial: El Sporting tenía el plan de ser sólidos, competir todos los balones y madurar el partido. Por ello José Alberto López se guardó dos ‘balas’ en el banquillo con Aitor García e Isma Cerro. Ambos estaba previsto saliesen con la segunda parte en curso. Pero las lesiones de Nacho Méndez y Molinero frustraron el plan. Sobre todo la segunda del lateral toledano. Ambos vieron la quinta amarilla que les permitirá ‘limpiar’ ciclo  de tarjetas frente al Tenerife, donde serán baja segura por sendas lesiones que es probable les haga perderse algún partido más. Dos contratiempos, en los que sin duda tuvo que influir el pésimo estado del terreno de juego, que obligaron a modificar ese plan inicial.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies