La Carrera Astur | Pk.17: Sporting y Oviedo caen y preocupan

Los dos asturianos cosecharon sendas derrotas y los puestos de Jose Alberto y Javi Rozada parecen estar pendientes de un hilo. La próxima jornada se ha convertido en una auténtica final para ambos

0

La situación que viven actualmente Sporting y Oviedo preocupa bastante. Es cierto que ningún equipo logró el ascenso o consumó un descenso en noviembre. Pero las sensaciones que los dos grandes de Asturias transmiten son, cuanto menos, preocupantes. Los dos volvieron a perder tras salir de un derbi muy descafeinado. El cuadro de Jose Alberto lo hizo el viernes, en casa ante el Tenerife. Es cierto que en la primera mitad fue superior. Pero lo ocurrido tras encajar el primer tanto, con la polémica que trajo consigo, no tiene explicación. Tampoco el arranque de los chicos de Javi Rozada en Las Palmas. El cuadro amarillo se puso dos goles arriba con mucha facilidad. El Oviedo intentó reaccionar y cuajó varios minutos buenos, pero nunca logró inquietar a los locales. El tercer tanto mató a un equipo que continúa en descenso.

Un encefalograma plano

  • Nuevo esquema con defensa de tres: Aunque alguno insista en lo contrario. El Sporting no jugó con defensa de cinco; sino con defensa de tres. Una nueva apuesta por 3-4-1-2 que buscaba tener más presencia ofensiva ante un equipo que no gusta de rifar el balón y arriesga incluso en la salida. Eso hizo, con una presión elevada y bastante bien ejecutada que el Tenerife ni se acercase apenas al área de Mariño. Cristian Salvador volvió a lucir en este esquema, pero sin embargo éste le restó importancia a Manu García que tuvo que moverse por todo el campo para poder participar en el juego, ya que se abusó del juego por los carriles. anular con tu planteamiento a tu mejor jugador es algo que no se puede permitir el cuadro rojiblanco.
  • Dominio abrumador sin pegada: Aún así el Sporting no tuvo problemas excesivos para crear juego. El problema fue nuevamente de pegada y de tomar decisiones correctas dentro del área. Las ocasiones, que tampoco fueron muchas, se desaprovecharon todas y el Tenerife salió vivo de una primera parte absolutamente pésima por su parte tal y como todo indicaba pretendía. Ortolá no dudó en abusar de un Ávalos Barrera absolutamente inútil e incompetente en sus labores para perder todo el tiempo del mundo.
  • De nuevo un arbitraje pernicioso: Pero ya no es que el árbitro catalán simplemente consintiese de todo al Tenerife. Shaq Moore se fue sin tarjeta tras tres entradas feísimas con los tacos por delante, alguna ni siquiera sin ser castigada con falta. Es totalmente lógico el enfado con los arbitrajes y con el VAR cuando éstas feas entradas que pueden hacer mucho daño no se revisan. O cuando en un área se revisa la acción de Marc Valiente, aplicando el máximo castigo posible de penalti y expulsión. Y todo alcanza su colmo cuando en el otro área no se revisa un agarrón de Carlos Ruiz a Djuka que dejó la camiseta del serbio echa un zorros. Pero eso sí, el Sporting se fue con seis amarillas y el arbitraje fue perfecto según el delegado del CTA que evaluó con la máxima nota. Todo en orden.
  • A pesar de la nula confianza, José Alberto sigue: Aunque el partido del viernes no fuese el peor, la dinámica de resultados es insostenible. Ningún equipo supuesto aspirante al ascenso sostiene a su entrenador con solo cuatro victorias en diecisiete partidos. La realidad es que a José Alberto López el crédito se le agotó hace tiempo. Pero desde el club se hicieron y se hacen oídos sordos. El circo que han montado esta semana con su no destitución es una falta de respeto a todo el sportinguismo. Pero también al propio entrenador rojiblanco que estará una semana más en el cargo a pesar de no tener ya ni la más mínima confianza de los dirigentes.

El Oviedo agudiza su crisis

  • Quinta jornada sin ganar. El Real Oviedo sumó en Las Palmas su quinto encuentro sin conocer la victoria. Los azules se han apagado con el paso de las jornadas. No logran tres puntos desde el pasado 20 de octubre, cuando doblegaron al Girona en el Carlos Tartiere. El encuentro de ayer agudiza aún más la crisis en la que está inmerso el club. La afición señala a todos los estamentos del club, desde los despachos hasta el césped. Y es que el futuro de Javi Rozada en el banquillo podría depender de lo que el equipo haga el próximo domingo ante el Rayo Vallecano.
  • Un equipo superado. La Unión Deportiva Las Palmas se impuso al Real Oviedo en todas las facetas del juego. Fueron mejores todo el partido. Rozada salió al césped de Gran Canaria con una apuesta valiente. Sangalli ocupó el lateral derecho, con Omar Ramos por delante. Pese a ello, los azules iban a ser víctimas de su fragilidad en la parte atrás, y en el minuto tres ya estaban por debajo en el marcador. El cuadro asturiano parece haber perdido, en las últimas semanas, esa identidad impuesta por Rozada de ser un equipo atractivo y mucho más fiable de lo que viene siendo.
  • Mal-Bien-Mal. Esa podría ser la cronología, a grandes rasgos, del encuentro del Oviedo en Gran Canaria. El inicio no fue nada bueno. Gol a los tres minutos, llegadas de los locales con mucha facilidad y nuevo tanto justo antes del descanso. Esos quince minutos provocaron una revolución de cara a la segunda mitad. Rozada apostó por tres centrales para tener más presencia ofensiva. El equipo mejoró, pero no logró tener la profundidad y el desequilibrio necesario para llevar el peligro a la meta rival. Fueron los mejores minutos sí, pero no sirvieron de mucho, ya que Viera iba a sentenciar el encuentro tras un lanzamiento de falta magistral. Ahí se acababa todo.
  • La historia interminable. Lo decíamos anteriormente. La fragilidad defensiva pesa mucho en este Real Oviedo. Y ayer volvió a suceder. Al margen de los goles, Las Palmas encontró muchas facilidades para llegar al área de los azules. El cuadro amarillo acertó nada más empezar, pero su renta al descanso pudo haber sido mayor si tenemos en cuenta la cantidad de ocasiones que concedieron los asturianos. En la segunda mitad ocurrió algo muy similar. El equipo necesita parar de inmediato la sangría de goles encajados y ocasiones recibidas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies