Un clásico sin goles

El Barcelona y el Real Madrid se enfrentaron en esta tarde de miércoles en un encuentro que se desarrolló como se esperaba, sin ningún incidente

0
FC Barcelona 0 0 Real Madrid C.F.

BarcelonaReal Madrid disputaron en la tarde de este miércoles, el partido que tenían aplazado desde la décima jornada que debió disputarse allá por el mes de octubre. Y lo hacían muy igualados en la clasificación, ambos empatados a puntos en lo más alto de la tabla, siendo la primera vez, desde 1950, que ambos no se enfrentaban en el Camp Nou en dichas condiciones.

La táctica

Antes de comenzar el partido, saltó la sorpresa con la suplencia de Rakitic, aunque una comunicación del conjunto blaugrana a última hora informaba que dicha suplencia no sería así, el sacrificado no sería otro que Busquets, uno de los pilares básicos del conjunto blaugrana y que, según el comunicado, no pudo formar parte del once por una indisposición.

Por su parte, Zidane no sorprendió con su 4-4-2, táctica que ya sacó ante el PSG y ante el Valencia, la única duda era si jugaría Modric Isco, finalmente jugó el malagueño, haciendo las funciones de enganche entre el centro del campo y los delanteros (Bale Benzema).

Antes del pitido inicial, se contó con el saque de honor del campeón del mundo en Moto GP, Marc Márquez.

El partido

El entrenamiento comenzó intenso, con largas posesiones del Barcelona, mientra que los blancos intentaban salir con más verticalidad.

Hubo que esperar casi hasta el mínuto 10 para ver el primer disparo, el cual llegó en un tiro desde dentro del área de Benzema tras una dejada de tacón de Isco, Ter Stegen atrapó sin problemas.

Poco a poco los blancos se hicieron con la posesión del balón y cuando había pasado dos minutos del cuarto de hora, a punto estuvo Casemiro de abrir el marcador mediante un cabezazo que sacó Piqué debajo de los palos cuando Ter Stegen ya  estaba batido.

El partido estaba teniendo un claro dominador, estos no eran otros que los blancos, tan solo un inmenso Piqué impedía que el marcador se abriese, y cuando no estaba el central español, ahí estaba el guardameta alemán para desbaratar una doble ocasión, la primera, tras un tiro en la frontal de Casemiro y después para despejar con el pie un pase de la muerte de Isco.

A pesar del dominio blanco, fue el Barcelona el que pudo abrir el marcador, tras hilvanar una gran jugada, un centro largo de Jordi Alba no lo terminaba de despejar correctamente un valiente Courtois que había salido para despejar de puños. El rechace le llegó a Messi que la empalmaba, tan solo Sergio Ramos evitó que el balón entrase. El capitán blanco precísamente batía hoy un récord al convertirse en el jugador que más clásicos ha disputado con 43 encuentros a sus espaldas, seguido del argentino con 42 que iguala a jugadores como Gento, Sanchís y Xavi.

Al filo del descanso, Jordi Alba que estaba solo, pudo abrir el marcador tras rematar cruzado al primer toque un centro de Messi, pero el balón se fue rozando el palo derecho. De nuevo funcionaba la conexión Messi-Jordi Alba para crear peligro, por suerte para los blancos, el balón no llegó a entrar y se iban al descanso con empate a cero.

El Madrid había sido mejor, dominando el partido, pero como ocurrió ante el PSG y el Valencia, no supo materializar sus ocasiones. El Barcelona, mucho mejor en los tramos finales de los primeros 45 minutos, pudo irse al descanso con ventaja gracias a las ocasiones de Messi y de Alba. Tocaba esperar a ver las decisiones que tomaban ambos entrenadores para llevarse el clásico y poder salir líderes del Camp Nou.

La segunda mitad se reanudó con los mismos 22 jugadores que lo hicieron con el pitido inicial y con un Real Madrid presionando arriba y buscando llevarse el partido. Aunque la primera ocasión llegó a los tres minutos para el lado blaugrana, Messi daba el pase de la muerte a un desaparecido Griezmann, el balón no llegaba a su destino gracias a un despeje «in extremis» de la defensa blanca.

El cansancio iba haciendo su presencia, y con él las imprecisiones, una de estas, de un jugador que demostró que también es humano, Messi remató al aire un balón franco que tenía muchas posibilidades de haber terminado en gol, unos segundos después hacía lo propio Luis Suárez.

La polémica llegó diez minutos después, en el 70′, con un gol anulado a Bale por fuera de juego de Mendy. El VAR confirmó lo que había indicado el linear, el lateral izquierdo estaba en posición incorrecta por pocos centímetros y el tanto no subía finalmente al marcador.

Si el galés dio un susto a los locales, también lo hizo para su equipo, primero en el 78′ quejándose de su tobillo derecho y cuatro minutos después tras chocar cabeza con cabeza con Lenglet al intentar rematar de cabeza un centro de Mendy, afortunadamente, en ninguna jugada hubo que lamentar ninguna lesión por ambos conjuntos.

El partido siguió con la intensidad típica de un clásico, pero con ambos conjuntos con miedo a perder un partido que permitiría salir líderes al vencedor y con 3 puntos de ventaja, aún así, ambos lo buscaron sin gozar de oportunidades claras, poniéndose fin a un encuentro que no terminaba con empate a cero en el Camp Nou desde el 23 de noviembre del 2002.

Así queda todo

Con este resultado, ambos conjuntos siguen empatados a puntos en la clasificación de La Liga, con el conjunto blaugrana por delante por la diferencia de goles. El próximo encuentro para los locales será el sábado ante el Alavés a las 16 horas, mientras que los blancos recibirán al Athletic el domingo a las 22 horas.

Ficha técnica
FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo (Vidal 55′), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, De Jong, Sergi Roberto, Messi, Suárez y Griezmann (Anssu Fati 83′)
Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Valverde (Modric 80′), Casemiro, Kroos; Isco (Rodrygo 80′), Benzema y Bale.
Goles: No hubo
Árbitro: Hernández Hernández (Comité canario). Amonestó a Rakitic (21′), a Luis Suárez (40′), a Lenglet (45′), a Casemiro (66′), a Bale (70′), a Isco (76′), a Ramos (78′) y a Carvajal (92′)
Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada de la Liga Santander disputado en el Estadio del Camp Nou ante 93.426 espectadores

Por @KarkLyon4

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies