SD Eibar 2019: Un año más codeándose con la élite del futbol nacional

Con el 2019 a punto de finalizar es momento de echar la vista atrás y hacer balance de cómo le ha ido el año a la Sociedad Deportiva Eibar. Las buenas noticias son, su constante crecimiento como entidad, la remodelación de Ipurua y que continúan compitiendo en la máxima categoría del futbol nacional a pesar de lo desigual de la pelea

1

A escasos días para decir adiós al 2019, toca hacer balance de cómo le ha ido el año a la SD Eibar. Los armeros han escrito un párrafo más y ya van cinco  en el capítulo más brillante de su historia. Desde que en el año 2015 el conjunto eibartarra probase las mieles de la élite no se ha apeado de ellas. Ya no sorprende  prácticamente a nadie ver al Eibar luchando por hacerse un hueco entre los grandes. El año vivido puede catalogarse como bueno. No se han producido demasiados cambios en lo importante. Misma presidenta Amaia Gorostiza, mismo director deportivo Fran Garagarza y mismo entrenador José Luis Mendilibar al mando de una plantilla confeccionada para desarrollar un estilo de juego muy particular y reconocible.

El curso pasado 2018/19 lograron la permanencia sin demasiados apuros. En el apartado económico atraviesan el mejor momento de su historia disfrutando del presupuesto más alto que jamás han tenido.  La remodelación de Ipurua fue un acierto y un éxito. Ahora disfrutan de un coqueto terreno de juego acorde a la categoría y los tiempos que corren. Su masa social continúa creciendo y como Club no se han olvidado de potenciar al futbol femenino, otro gran paso. También al filial CD Vitoria y a las categorías inferiores. Para el 2020 quedan nuevos retos como mejorar su Ciudad Deportiva y sobre todo  permanecer un año más entre los integrantes de LaLiga Santander.

Resumen en imagenes del 2019 para la SD Eibar. Fotos: @SDEibar

En los primeros meses del 2019 se lograron buenos resultados

Los armeros comenzaron el 2019 en Ipurua frente al Villarreal en un partido que finalizó con empate a cero.  Clasificatoriamente hablando transitaban la zona media de la tabla, más cerca de los puestos europeos que del descenso. A renglón seguido fueron derrotados por el Barcelona cerrando la primera vuelta y  una racha de cuatro encuentros consecutivos puntuando.

Después de la derrota sufrida en el Camp Nou lograron encadenar un repoker de partidos sumando. En lo que fue el mejor momento de la temporada para los eibartarras. Tuvieron las posiciones que dan derecho a jugar Europa League cerquita. Pero sobre todo se alejaron de forma contundente de la zona roja de la clasificación

El equipo solo debía centrarse en la liga puesto que en la Copa del Rey cayeron en dieciseisavos de forma prematura frente al Sporting de Gijón a finales del año anterior. En las semanas posteriores alternaron resultados meritorios con derrotas inesperadas como la del Valladolid en su feudo.

Un final de temporada sin agobios

En cualquier caso llegaron al último tramo de la competición en una situación bastante desahogada y con el objetivo principal de la permanencia prácticamente en la mano. Dos derrotas consecutivas frente al Huesca y el Atlético de Madrid además de borrarles de la pelea por Europa, les pusieron las orejas tiesas.

Estaban a seis puntos del descenso con cuatro partidos por jugarse. Los eibartarras solventaron la situación de manera contundente. Vencieron al Valencia a domicilio y al Betis en casa y certificaron su continuidad en la categoría un año más. Cerraron la temporada en casa logrando un meritorio empate a dos goles frente al campeón FC Barcelona. Resultado que sirvió para ponerle  la guinda al pastel.

Una vez finalizada la competición tocaba hacer balance y comenzar a configurar el nuevo proyecto eibartarra en LaLiga Santander. Desde la entidad la apuesta por la continuidad fue clara, haciendo buena la expresión de que lo que funciona cuanto menos lo toques mejor.

El equipo finalizó en la duodécima posición con 47 puntos. Diez por encima del Girona (18ª) y a siete del Espanyol (7º). Lograron marcar 46 goles y recibieron 50. En este apartado el futbolista más destacado de la plantilla fue Charles que con 14 dianas se coló entre los diez mejores artilleros de la categoría.

Con la llegada del verano comenzó la configuración de la nueva plantilla

Fran Garagarza y Mendilibar se pusieron manos a la obra para obrar de nuevo el milagro. Habia que suplir bajas de futbolistas importantes que abandonaron por distintas razones la entidad armera.

Mendilibar asumió el reto de dirigir una temporada más al Eibar. Imagen: @SDEibar

Joan Jordan, Rubén Peña, Marc Cucurella y Asier Riesgo fueron las bajas más destacadas del equipo. La economía del club no estaba para tirar cohetes. La remodelación de Ipurua suponía un gasto importante y la filosofía de no tirar la casa por la ventana continuaba vigente en el ideario de Amaia Gorostiza.

Se sondeó el mercando de Segunda división. Pescando en caladeros diversos como  La Coruña, Quique González y Expósito. Albacete desde donde llegó Tejero o Cádiz donde tuvieron que decir adiós a Rober Correa.

Esteban Burgos también llegó desde Alcorcón y todos ellos se unieron al fichaje más mediático de los azulgranas. La vuelta de Takhasi Inui a casa generó cierta expectación y sin duda fue la transacción más importante que acometieron en la época estival.

Pretemporada ilusionante con  triunfo en la Euskal Kopa como broche final

A la conclusión de las vacaciones los futbolistas armeros volvieron al tajo con renovadas ilusiones dispuestos a dar otro paso más en el proyecto continuista ofrecido desde el Club. La pretemporada se dividió en tres partes.

En una primera fase disputaron encuentros contra dos conjuntos vizcaínos de Segunda B. Posteriormente realizaron un stage en tierras austriacas donde se midieron a equipos turcos y alemanes.

De vuelta a casa finalizaron el periodo preparatorio enfrentándose a dos primeras. Osasuna y Real Sociedad. Frente a los donostiarras lo hicieron en Tolosa,  en el marco de la final de la EH Kopa que por primera vez en su historia levantaron los eibartarras promulgándose como mejor equipo vasco del curso.

Con la pretemporada superada y la plantilla configurada, el Eibar puso sus miras en el inicio de la competición. Un comienzo atípico por la finalización de las obras de Ipurua. Los de Mendilibar deberían de jugar sus tres primeros partidos ligueros a domicilio.

Inicio de la 2019/20 complejo y a remolque

El complicado inicio, marcó el devenir de los armeros desde las primeras semanas de competición. La consecución de un punto de los doce primeros en juego, generó cierta desazón. El disgusto más gordo se lo llevaron los armeros en el reestreno de Ipurua frente al Espanyol.

Todo estaba preparado para celebrar una gran fiesta y de paso la primera victoria del curso. Pero no pudo ser y el equipo se vio obligado a ir a remoque desde los primeros compases de liga. A pesar de ello los eibartarras debían de estar contentos. La remodelación y modernización de Ipurua era un hecho y cumplía con creces las expectativas generadas.

Las siguientes jornadas fueron propicias para los azulgranas que acumularon cuatro jornadas puntuando saliendo poco a poco del atolladero clasificatorio en el que se vieron inmersos. Dos victorias como locales, la primera ante todo un Sevilla con remontada incluida, fue muy celebrada y dio alas para días después deshacerse del Celta.

Objetivo claro: La permanecia

Con todo al equipo en el primer tercio de liga le costaba lograr una regularidad en sus actuaciones, alternando partidos de mérito con naufragios en campos como Zorrilla o el Reale Anoeta.

El Eibar a pesar de que mantenía su filosofía e idiosincrasia de juego intactas siendo fieles a la idea de temporadas anteriores, presentaba problemas en las dos áreas. En ataque en varios partidos fueron romos y en defensa padecieron numerosas bajas que obligaron al técnico de Zaldibar a realizar un sinfín de probaturas.

Pero lo más preocupante fue sin duda, el bache de resultados que encadenaron en Ipurua donde el Real Madrid les ganó con autoridad y dejaron escaparse vivos a equipos como el Alavés y el Getafe. Como dato relevante en el partido frente a los blancos Sergi Enrich se encumbró como el futbolista del Eibar que más veces había vestido la zamarra armera en Primera división desbancando a Dani Garcia del pódium.

Enrich es el futbolista que mas partidos ha disputado con el Eibar en Primera división. Imagen: @SDEibar

El último tramo del mes de Diciembre los eibartarras recondujeron un poco su situación. Enlazando un empate balsámico en San Mamés que cortaba una racha de cuatro derrotas consecutivas con una clasificación convincente a la siguiente ronda de la Copa y finalmente en la última jornada del año lograron una victoria contundente frente al Granada para llegar a los diecinueve puntos y meter cinco unidades de distancia con el descenso.

Los números del Eibar en el 2019

El conjunto armero ha disputado 38 partidos ligueros en el 2019, sumando un total de 45 puntos, fruto de las once victorias, doce empates y dieciséis derrotas obtenidas. El jugador que más encuentros de liga ha disputado con la zamarra azulgrana en este año, ha sido Gonzalo Escalante con treinta y seis, seguido por Fabián Orellana y Charles  ambos con treinta y cuatro.

Los eibartarras han metido 43 goles recibiendo 53. Charles con 10 tantos ha sido el máximo goleador del año por delante de Orellana con 6. Otros datos a tener en cuenta es que en el 2019 el Eibar superó los 200 partidos en la máxima categoría y por ende Ipurua en el Eibar – Villareal de la undécima jornada liguera celebró su partido número 100 en la élite.

El eibar jugó su partido 200 en Primera en Zorrila ante el Valladolid. Imagen: @SDEibar

Actualmente el Eibar gracias a su continuidad en la Primera división se ha colado entre los cuarenta primeros clasificados en el ranking estadístico de la máxima competición nacional. Gracias a los 207 partidos disputados hasta el momento en los que han obtenido 246 puntos es el  trigésimo noveno en la clasificación de puntos obtenidos y podrían esta misma campaña adelantar una posición más ya que tienen al Albacete Balompié a once puntos de distancia.

En definitiva el  2019 ha sido un buen año para los armeros. A partir de una filosofía y proyecto de club austero pero a la vez ambicioso, continúan creciendo en todas la direcciones y lo más importante siguen compitiendo en la élite del futbol estatal disfrutando de la época deportivamente hablando, más brillante en la historia de la Sociedad Deportiva Eibar.

 

1 comentario
  1. […] A escasos días para decir adiós al 2019, toca hacer balance de cómo le ha ido el año a la SD Eib…. Desde que en el año 2015 el conjunto eibartarra probase las mieles de la élite no se ha apeado de ellas. Ya no sorprende  prácticamente a nadie ver al Eibar luchando por hacerse un hueco entre los grandes. El año vivido puede catalogarse como bueno. No se han producido demasiados cambios en lo importante. Misma presidenta Amaia Gorostiza, mismo director deportivo Fran Garagarza y mismo entrenador José Luis Mendilibar al mando de una plantilla confeccionada para desarrollar un estilo de juego muy particular y reconocible. […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies