El Madrid sufre para lograr el pase a octavos de la Copa

Unionistas de Salamanca y el Real Madrid se han enfrentado en los dieciseisavos de la Copa del Rey. La victoria del Madrid se podría haber complicado sino llega a ser por las tres grandes intervenciones de Areola

0
Unionistas
1 3 Real Madrid C.F.

Así llegaban

Se había hablado mucho sobre el campo en el que se debía jugar, si en Las Pistas, en el campo de la UD Salamanca o en el propio Bernabéu, finalmente, los locales obtuvieron la licencia para poder jugar en su estadio, aunque no pudieron poner las gradas supletorias para aumentar el aforo.

Zidane no quería sorpresas y sacó un once de garantías que no diera opción a su rival para soñar con el pase a octavos de final. Su rival, por supuesto, salía con el once de gala buscando dar la sorpresa en cualquier momento.

Ambos conjuntos llegaban con una buena racha, los de Javier Luaces estaban en su mejor momento, 7 victorias consecutivas le habían permitido salir de la zona de descenso. Mientras que los de Zidane la última vez que conocieron la derrota fue hace 100 días, cuando cayeron ante el Mallorca.

La primera parte

Le costó al Madrid hacerse al césped duro que presentaban Las Pistas, lo que le dificultó entrar en el partido. Los blancos, hoy de verde, se hacían poco a poco con la posesión, mientras que su rival intentaba hacer ataques con balones altos. Y así llegó el primer gol, los unionistas intentaron atacar con un pase largo, la recuperación en defensa propició el ataque madrileño en el que, el centro de James al área fue despejado por Góngora, el rechace le llegó a Bale que controló con el pecho y remató con la derecha, el esférico tocó en Guille y se metió mansamente por el palo de Brais. El galés apenas celebró el tanto a pesar de haber puesto fin a una racha de 144 días sin marcar, en los que había disputado 582 minutos, su anterior víctima, había sido el Villarreal.

Lejos de amilanarse, los unionistas no tardaron en dar su réplica, tan solo un minuto, lo que tardó Góngora en lanzar un zapatazo desde la frontal del área que tan solo un gran vuelo de Areola evitó que la pelota entrase en la portería. Este era el comienzo de un carrusel de ocasiones para los locales que no llegaron a cuajar.

El Madrid estaba encerrado, aunque sin llegar a crear peligro, poco a poco se iba haciendo de nuevo con el balón. Hubo que esperar 20 minutos para poder ver otra opción de ampliar el marcador, James, casi sin ángulo, recibió una pared con Casemiro en el lateral del área pequeña e intentó batir a Brais con una vaselina, pero el balón se topó con el larguero y se marchó a saque de portería.

Pocas ocasiones se pudieron ver antes de llegar al descanso, tan solo un pase en largo de Javi Navas que tuvo que mandar Carvajal  a córner para evitar que llegase su adversario.

Los primeros 45 minutos habían sido igualados y aunque las ocasiones claras fueron sin duda para los madridistas, los salmantinos no se achicaron y también quisieron demostrar que pueden poner en problemas a Areola. Con el gol de Bale se fueron al descanso.

La segunda parte

El encuentro se reanudó con los mismos 22 jugadores que habían iniciado el partido. Esperaba por saber si las directrices marcadas por los entrenadores daban su fruto, bien para empatar o conseguir sentenciar la eliminatoria.

Y a punto estuvo el Madrid de sentenciarlo a los tres minutos gracias una carrera de Bale por la banda, el esférico le llegaba a James tras tocar Benzema ligeramente el balón, pero el disparo del colombiano, a dos metros de la portería, fue sacado por una mano milagrosa de Brais.

Lo que sí sucedió, a los 12 minutos, fue el empate, Militao no acertaba a despejar y Álvaro Romero tras recortar, sacaba un fuerte disparo que se colaba en la portería de Areola, un gran gol que ponía las tablas en el encuentro. No pudo entrar mejor Romero que introducir al fondo de las mallas el primer balón que tocaba.

Poco o nada duró la alegría a la afición local que no paró de animar en todo el encuentro, tan sólo 5 minutos, cuando Marcelo, tras una gran carrera, se adentró en el área y puso el pase de la muerte, Brahim, que acababa de entrar, remató con el pie de apoyo y aunque Góngora lo intentó evitar, acabó alojando el esférico en su portería.

Se estaba disfrutando de los mejores minutos de todo el encuentro, la réplica local así lo demostraba, una pérdida de James propició una contra en la que De la Nava pudo hacer de nuevo el empate, pero su disparo lo despejó Areola a córner. El delantero optó por tirar a pesar de tener a un compañero completamente solo.

El peligro seguía por el lado madridista, primero Brais tuvo que despejar un centro envenenadado de Marcelo y pocos minutos después, Benzema estrellaba el balón en el lateral de la red.

El Madrid perdonaba y los unionistas tenían sus oportunidades, de nuevo, una gran parada de Areola, ya era la tercera, evitaba que su equipo lo pasara peor. Esta vez fue en un saque de córner, Góngora ponía el balón al área pequeña para De la Nava rematase, Areola evitó el empate dando una gran muestra de reflejos.

Raros habían sido los tantos del Madrid, pero más extraña fue la jugada que pudo suponer el tercer tanto a cinco minutos del final. Brahim se sacaba un zapatazo que se estrellaba en el palo, el portero había hecho la estatua, el rechace le llegaba a Carvajal que la colgaba para que Vinicius rematase de cabeza dentro del área pequeña, de nuevo Brais la paraba milagrosamente, el rechace le llegaba a Jovic que remataba cayéndose, el esférico tocaba en el primer palo y le llegaba al guardameta local que, en el segundo palo, atrapaba el balón en dos tiempos.

Cuando parecía que se marcharían con el 1 a 2 en el marcador, Brahim, tras una gran jugada individual, cruzaba el balón a Brais para hacer el tercer tanto que suponía el de la tranquilidad.

Con esta victoria el Madrid consigue el pase a octavos de final, sorteo que no estará condicionado y que se jugará también a partido único.

Ficha técnica
Unionistas: Brais; Piojo, Zubiri, Ayoze (Amouzou 87′), Góngora; José Ángel, Gallego, Javi Navas (Diego González 79′), Garrido (Álvaro Romero 55′); De la Nava y Guille.
Real Madrid: Areola; Carvajal, Militao, Nacho, Marcelo; Valverde, Casemiro, James (Isco 80′); Bale (Brahim 52′), Vinícius y Benzema (Jovic 75′).
Goles: Bale (18′), Álvaro Romero (57′), Brahim (62′ y 92′)
Árbitro: Melero López (Comité andaluz). Amonestó a Álvaro Moreno (67′), a Damián (40′), a Jovic (82′), a Mendy (95′) y a Portillo (95′).
Incidencias: Partido correspondiente a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

 

Por @KarkLyon4

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies