Los blancos aguantan el empuje rojillo

A pesar del inicio rojillo, con gol de Unai García, el equipo de Zidane conseguiría darle la vuelta con una tormenta perfecta y ganando gracias a los goles de Ramos, Isco, Lucas Vázquez y Jovic.

0
CA Osasuna 1 4 Real Madrid

El Sadar volvía a alojar un gran duelo este domingo y sería frente a un Real Madrid que no quería pinchar. Su batalla contra el Barcelona presionaba a los blancos a no poder dejar ningún punto por el camino y su visita al estadio del Osasuna podía ser una dura prueba. Por su parte, los jugadores de Arrasate querían volver a la senda de la victoria tas dos estrepitosas derrotas frente al Villarreal y la Real Sociedad, contra quienes perderían por 3-1.

El Osasuna sale con todo y sin miedo

Las ganas de estos serían las que marcarían el inicio del encuentro. Los blancos saltaban al césped muy tranquilos mientras que los rojillos saldrían con las ganas de dar una nueva sorpresa. A pesar de no contar con el Chimy Ávila, Rubén García estaba dándole mucha guerra a Ramos y Varane, quienes no podían parar al veloz jugador y que solo se encontraba con Courtois en los últimos metros.

Pero las indicaciones de Zidane, quien si se activaría desde bien pronto, despertarían a los jugadores merengues. Con carreras constantes de Bale, los blancos empezarían a quitarle protagonismo al Osasuna, pero no por ello conseguían alejar el peligro de su área. Y así lo demostraría Unai García lanzándose en plancha dentro del área para marcar el primer tanto del encuentro antes del cuarto de hora de encuentro.

Bale intenta poner un centro frente a Estupiñán | Imagen: Real Madrid

El sistema que estaba llevando a cabo el equipo de Arrasate mantenía al Real Madrid sin ideas para reaccionar ante este tanto. Los madridistas buscaban constantemente balones largos para Mendy o Bale, los cuales estaban siendo frenados por Estupiñán y Nacho Vidal, y cuando lo intentaban por el centro con Modric o Isco, el Osasuna sabía plegarse y cerrar filas fácilmente.

Una reacción más que efectiva

Al borde de la media hora sería cuando el Madrid empezaría a conectar. Herrera tendría que detener varios intentos de Carvajal y Bale, pero esto anticipaba un gol que iba a terminar llegando más pronto que tarde. Un error defensivo de Estupiñán permitiría a Bale rematar, aunque mal, un balón dentro del área. Isco, quien se encontraba en el segundo palo, vería cómo éste le llegaría para marcar un buen gol de volea.

No estaba siendo el mejor fútbol del Real Madrid pero los jugadores de Zidane se veían cada vez más cómodos con el balón. El asedio estaba llegando a la portería de Herrera y el Osasuna estaba perdiendo toda esa frescura que le había caracterizado hasta el gol de Isco. El Madrid se había asentado dentro del área rojilla y la presión que estaban sufriendo los locales les hacía pedir el descanso antes de tiempo.

Pero esto no hacía más que envalentonar a unos blancos que conseguirían revertir el marcador en cuestión de minutos. Un buen balón de saque de esquina llegaría a Casemiro en el segundo palo para que el brasileño, en vez mirar a portería, viese a su capitán entrando con todo para poner de cabeza el balón dentro tras el pase del mediocentro.

Una segunda parte dura y polémica

Benzema frente a Nacho Vidal | Imagen: Real Madrid

El paso por vestuarios no parecía que le hubiese servido de mucho a Arrasate. Sus jugadores salían para ver a un Madrid que acaparaba todo el juego y que, incluso, solicitaba un penalti de Estupiñán sobre Modric. Gil Manzano y el VAR no lo verían de igual forma pero eso no haría que los jugadores de Zidane bajaran los brazos, buscando un tanto que les diera la tranquilidad.

La polémica con el colegiado seguiría posteriormente en otras acciones distintas. Ambas plantillas reclamaban por una razón u otra, mientras que Gil Manzano ni se inmutaba. El problema era que estas concesiones estaban calentando cada vez más el juego y eso podía pasar factura en los minutos posteriores, tal y como se vería en la dura falta de Nacho Vidal sobre Valverde tras solicitar los rojillos un posible penalti de Ramos no pitado.

Con todo esto, Arrasate había dado la entrada a Enric Gallego. El delantero sería el faro rojillo en esta tempestad que habían estado sufriendo y el juego del Osasuna cambiaría por completo. El ariete empezaba a luchar con los centrales y a aguantar más el balón, algo importante para los navarros si querían detener los ataques merengues y que podría venirle bien para los últimos minutos si querían arañar al menos un punto.

Un quiero y no puedo

El Osasuna se echaba arriba con todo y Rubén García podría haber puesto el 2-2 en el marcador, pero Varane conseguiría desviar un tiro muy peligroso para su portero. Los madridistas habían perdido ese protagonismo que habían tenido desde el gol de Isco y ahora les tocaba sufrir con todo el rojillo volcado sobre su área.

Arrasate metía a Marc Cardona, poniendo toda a carne en el asador y buscando el gol con todo lo ofensivo de lo que disponía en su banquillo. El problema estaba en que la defensa blanca estaba muy cómoda y no parecía tener miedo cada vez que le llegaba su rival al área. Esa creatividad vista en los minutos iniciales del encuentro se habían difuminado durante el resto del partido y no parecía que el Osasuna la recuperara al final.

Los contraataques blancos estaban dando su fruto y uno a poco del final del encuentro cerraría la victoria blanca. Uno de ellos le daría a Lucas Vázquez su gol tras pase de Benzema y el sustituto del francés, Jovic, sería quien sentenciaría definitivamente con otro tanto en el descuento. Aquella tormenta perfecta llevada a cabo por Isco y Sergio Ramos, junto a estos tantos del gallego y el serbio, sería suficiente para sumar otros tres puntos para mantener al Barcelona alejado de su primera posición. Por su parte, el Osasuna sumaría una derrota más a una mala racha de tres derrotas consecutivas.

Ficha técnica
CA Osasuna: Herrera, Vidal, Unai García, David García, Estupiñán, Moncayola (Fran Mérida, min. 9), Íñigo Pérez, Brasanac, José Arnaiz (Enric Gallego, min. 60), Roberto Torres (Marc Cardona, min. 77) y Rubén García.
Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Mendy, Casemiro, Valverde, Modric, Isco (Vinicius, min. 82), Bale (Lucas Vázquez, min. 70) y Benzema (Jovic, min. 88).
Goles: 1-0, min. 14: Unai García. 1-1, min. 33: Isco. 1-2, min. 38: Sergio Ramos. 1-3, min. 84: Lucas Vázquez. 1-4, min. 90+2: Jovic.
Árbitro: Jesús Gil Manzano, Comité Territorial de Extremadura. Amonestó a Nacho Vidal (min. 56), David García (min. 69), Carvajal (min. 73), Sergio Ramos (min. 78)
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio El Sadar, Pamplona.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies