Mucho que ganar y poco que perder

El Elche defenderá en el final exprés la sexta plaza que ocupaba tras el parón y con el único objetivo de intentar el ascenso

0

Esta temporada el Elche no aspiraba a más que lograr una permanencia cómoda. Una campaña de afianzamiento en la categoría de plata, marcada por una economía muy austera, pero que se consideraba suficiente para poder lograr ese objetivo. El bloque de José Rojo ‘Pacheta’ en su tercer año en el club ya se va mostrando juega de memoria y precisamente eso es lo que, con un estilo de juego directo y a veces muy ofensivo, le ha llevado a esa sexta plaza a falta de once jornadas.

Ahora, cuando se reanude la temporada, el objetivo ha cambiado. Hay que mostrar ambición y el equipo tiene que mirar hacia arriba. Es por tanto que ahora mismo el único objetivo es pelear por el ascenso. Lograr meterse en ese play-off (el ascenso directo parece algo irrealizable) y luego superarlo. Ambición porque el equipo ha demostrado que puede hacerlo y además porque tiene mucho que ganar y poco que perder. Cinco factores que hacen al cuadro franjiverde un rival muy a tener en cuenta para esa pelea final

Con ilusión

Porque como decíamos el Elche ha cumplido ya casi con creces el objetivo marcado en verano. Solo una auténtica hecatombe pondría eso en peligro. Afrontan este reto con mucha ambición e ilusión. Gran parte de su plantilla ascendió a Segunda hace dos años y nunca ha estado tan cerca de Primera, lo que añade una dosis de hambre competitiva al grupo. Liberado de presiones clasificatorias, el equipo de Pacheta ya ha demostrado ser capaz de jugar a un altísimo nivel.

Más plantilla

Pacheta cuenta ahora con más efectivos y más alternativas tácticas que nunca para defender su estilo e intentar prolongar la excelente dinámica en la segunda vuelta. Jugadores que llegaron al club muy lejos de forma como Víctor Rodríguez o estaban lesionados como Nuke Mfulu tienen que aportar más en este tramo final. Además de que los de siempre, con una carga de minutos más amplia, puedan llegar en mejor circunstancia que cuando se fueron.

Eficacia en ataque

El punto fuerte del Elche ha sido su juego colectivo, pero esta temporada está demostrando una gran potencia de fuego. Nadie echó de menos a Yacine Qasmi, traspasado al Rayo. El regreso de Jonathas de Jesús y, sobre todo, por la aportación de Dani Escriche, quien ya suma dos goles en otros tantos partidos. El extremo Fidel Chaves, en su mejor versión ofensiva conocida, Pere Milla y el incombustible Nino siguen sumando goles con relativa frecuencia en un equipo que siempre busca la portería rival.

El calendario

El Elche afrontará un tramo final del campeonato que le puede ser favorable, sobre todo si se muestra sólido en su estadio. Seis de los once partidos los jugará como local. Más allá del duelo ante el Cádiz, líder, o Girona, quinto, la mayoría de los encuentros serán ante rivales en apuros clasificatorios, como Extremadura, Oviedo, Albacete, Deportivo de La Coruña, Las Palmas o Racing de Santander. Cierto que esto último puede ser un arma de doble filo, pero un equipo con el objetivo de ascender debe sobreponerse a ello.

Una motivación económica

Tras el pulso entre el club y los jugadores por el ERTE, la posibilidad de alcanzar ahora la promoción es una motivación económica tanto para el club como para sus jugadores. Los hipotéticos ingresos derivados de unas eliminatorias de ascenso ayudarían a cumplir el presupuesto y compensar en parte las pérdidas provocadas por la pandemia. También para los futbolistas supone un magnífico escaparate para optar a mejorar sus contratos o despejar dudas sobre su continuidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies