La Carrera Astur | Pk.35: Punto agridulce en Oviedo; y falta de ambición en Vallecas

Los azules suman un nuevo empate en el Tartiere en un encuentro gris donde apenas hubo ocasiones. Los rojiblancos, por su parte, también igualan en Vallecas en un partido en el que se quedaron a medias

0

Otra jornada de empates en Asturias. Oviedo y Sporting vuelven a sumar otra ‘X’ en su casillero. Los dos grandes del Principado no pudieron doblegar a sus rivales en dos encuentros muy distintos. Los de Ziganda firmaron un partido cerrado, en el que apenas hubo ocasiones de gol y donde las constantes imprecisiones impidieron ver un fútbol fluido. El conjunto de Djukic, por su parte, se quedó a medias en Vallecas. Los rojiblancos se adelantaron en el marcador, pero con el paso de los minutos, el equipo se echó atrás y concedió demasiados metros a los madrileños, pecando de una notoria falta de ambición.

Dos puntos perdidos en Vallecas

  • Línea continuista con el derbi: El Sporting saltó a Vallecas con seis novedades en el once respecto al derbi. Pero la actitud y el juego muy similar. En la primera parte su juego fue soporífero. Cierto que volvió a hacer gala de una sobriedad defensiva notable, apenas concediendo dos ocasiones de gol a un Rayo que en casa es el segundo equipo de la categoría que más ocasiones de gol genera. Dimitrievski tuvo una primera parte de lo más plácida.
  • Encontrarse con el gol: Eso sí, la fortuna se alió de todas con el cuadro gijonés. En la última acción del primer tiempo un rebote favoreció a Álvaro Vázquez para no fallar, lograr su quinto gol de la temporada y poner el 0-1 que daba una ventaja que el cuadro gijonés no merecía; pero que más que nunca ante la trascendencia del partido debía buscar la forma de aprovechar como fuese.
  • Falta de ambición: Pero lo cierto es que no lo hizo. El Rayo salió en la segunda parte en modo ataque total. Aun así el Sporting fue incapaz de quitarle el balón y lograr enlazar jugadas de ataque. Solo logró culminar tres de ellas por errores de su rival y que, ciertamente, no acabaron en gol por muy poco. Pero esa falta de ambición gijonesa y su obcecación en defender más que en intentar cerrar el partido le salió caro.
  • Un empate ilegal, aunque justo: Porque el Rayo no se rindió. Acumuló hombres y estaba claro que solo por eso ocasiones tendría. Además apareció un Milla Alvendiz que había manejado sin problemas el choque y se erigió en protagonista. Señaló una falta inexistente de la que llegaría el 1-1 y que sacó por minutos a los gijoneses del partido. Aun así, el Rayo no forzó la situación y se conformó con el punto. Un empate que, por mantener, mantiene vivos a los gijoneses, pero sin  margen de error. Debe encadenar victorias sin dilación si quiere pelear el ascenso.

Crecer desde atrás

  • Continuar sumando. El Real Oviedo certificó un nuevo empate ante un rival que también pelea por certificar la salvación. El conjunto de Ziganda encadena seis encuentros de forma consecutiva sin perder, lo cual habla muy bien del trabajo del navarro al frente del equipo asturiano. En este tramo final de la temporada, y tal y como están las cosas de apretadas en la parte de abajo, lo realmente importante es sumar. Y el Oviedo lo está haciendo. Ahora, los azules tienen ante sí una auténtica final por la permanencia. Será el domingo ante el Numancia.
  • Portería a cero. Desde la llegada de Ziganda al equipo, los azules suman cuatro porterías a cero en siete partidos. Uno de los principales puntos a mejorar cuando el ‘Cuco‘ se hizo cargo del equipo era el de detener la sangría de goles encajados, y lo ha conseguido. Porterías a cero que se traducen en tres victorias, tres empates y una derrota. La solidez defensiva, en Segunda División, es la primera piedra que todo equipo debe colocar para lograr sus objetivos.
  • El Tartiere. El Oviedo se atasca en casa. Una extraña sensación que años atrás apenas se veía. Desde el regreso al fútbol, los azules suman tres empates ante su público. En el choque de ayer, los asturianos acusaron su falta de profundidad y velocidad de balón en los metros finales y se marcharon del encuentro sin ver portería. Al contrario del gran momento en defensa, la asignatura pendiente parece ser el mejorar arriba.
  • Final en Soria. Como decíamos anteriormente, el equipo se enfrenta ahora a una auténtica final por la permanencia. Será ante el Numancia, un equipo que actualmente se encuentra en puestos de descenso, tres puntos por detrás de los azules. La semana de los azules está siendo muy buena. Triunfo en el derbi y un empate con portería a cero ante el Fuenlabrada. Ahora, los de Ziganda buscan completar una semana decisiva venciendo a un rival directo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies