El Granada sigue soñando con Europa

Victoria cómoda del Granada gracias a los goles de Antoñín y Soldado, frente a un Alavés que se quedó siempre en un quiero y no puedo.

0
Deportivo Alavés 0 2 Granada CF

La permanencia está al alcance de la mano en Mendizorroza y Asier Garitano lo sabe. El duelo de este miércoles suponía la oportunidad de terminar de dar esos pasos hacia la salvación frente a un Granada que aún sueña con dar la campanada en el último momento. Los puestos europeos no están tan lejos y los de Diego Martínez aún querían probar suerte. Pero, ante todo, había una necesidad en común: la victoria.

El Granada empieza sorprendiendo

Los albiazules saldrían desde un principio con la intención de hacerse con el esférico. Con un juego profundo, los de Garitano buscaban hacer daño con su pareja estelar. Las bandas corrían en todo momento, poniendo a prueba sobre todo a Foulquier, pero por el momento la zaga nazarí estaba cerrando bien sus líneas y esperando su oportunidad para darle el primer susto a su rival.

Antoñín durante una jugada con Duarte | Imagen: Deportivo Alavés

Poco a poco el Granada empezaría a despertar y echarse arriba, algo que traería su recompensa en la segunda llegada al área. Puertas haría una de las suyas, apoyándose en Soldado, y aunque su tiro sería parado por Roberto, Antoñín estaría al quite para quedarse con el rechace y finalmente meterla. Muy poco había necesitado el equipo de Diego Martínez para adelantarse y eso hacía saltar las alarmas en el banquillo de El Glorioso.

Todo podría haber vuelto al empate inicial pero Magallán fallaba su ocasión a puerta vacía, y sin ninguna marca. El gol de Antoñín había pillado por sorpresa al conjunto vasco y lo había dejado algo tocado, por lo que la pausa de hidratación podía ser muy importante para que Garitano reactivase a los suyos, refrescando el plan inicial.

El Granada vuelve a golpear

Desde la reanudación de esta breve pausa, el Alavés se lanzaría a un asedio constante al área de Aarón. Los balones volaban en busca de Lucas Pérez y Joselu, siendo el primero quien tendría la más clara para empatar antes del descanso con un gran tiro que terminaría estampándose en el palo. La tensión iba aumentando conforme se acercaba el descanso y los nazaríes sabían que era muy importante marcharse con la diferencia de goles al túnel de vestuarios.

El paso por vestuarios sentaría mejor a los nazaríes, ya que su vuelta al césped pondría contra las cuerdas a los albiazules. Una contra perfecta del Granada terminaría con un gran pase hacia atrás para que Soldado pusiese el segundo tanto del partido, quien estaba teniendo mucho peso en el ataque de su equipo desde la vuelta de LaLiga.

Con los cambios de Garitano llegaría una nueva imagen del Alavés. Al meter más peso arriba, los nazaríes se veían obligados a retrasar las líneas y juntarse más, ya que veían cómo les sobrepasaban los locales con un juego más directo. La última media hora se avecinaba interesante y nada se podía dar por hecho ya que un gol de los vascos abriría por completo el partido de nuevo.

Un quiero y no puedo

Lance entre Foulquier y Rioja | Imagen: Deportivo Alavés

El ansia por encontrar el gol le estaba pudiendo al conjunto local y la posibilidad de la remontada se iba alejando poco a poco. Justo antes de la pausa de hidratación, Laguardia pediría la pena máxima en un saque de falta tras caer dentro del área, pero Prieto Iglesias no señalaría nada, dejando escapar una gran oportunidad para revolucionar el partido en el último cuarto de hora.

Los jugadores de Diego Martínez seguirían anulando cada ataque de los babazorros, quienes ya no sabían qué hacer para aproximarse a la portería de Aarón. Además, el Granada se sentía muy cómodo esperando a su rival y saliendo al contraataque dejando correr la pelota, algo que le podía haber costado el tercero en más de una ocasión ante la poca seguridad de los centrales del Alavés.

Finalmente la victoria quedaría del lado nazarí, permitiendo a los andaluces seguir soñando con acercarse a los puestos europeos en las últimas jornadas. Por su parte, el Alavés daría aire a sus rivales en descenso, quedándose muy cerca de los puestos peligrosos de la categoría en un momento que no está para jugar con esta situación.

Ficha técnica
Deportivo Alavés: Roberto, Ximo Navarro (Aguirregabiria, min. 62), Laguardia, Magallán, Duarte (Marín, min. 84), Pina, Camarasa, Vidal (Méndez, min. 62), Rioja (Burke, min. 62), Lucas y Joselu.
Granada CF: Aarón, Foulquier, Vallejo, Martínez, Domingos Duarte, Puertas (Víctor Díaz, min. 73), Yangel Herrera (Eteki, min. 68), Azeez, Gil Dias (Mario Rodríguez ,min. 89), Antoñín (Machís, min. 46) y Soldado (Carlos Fernández, min. 68).
Goles: 0-1, min. 25: Antoñín. 0-2, min. 49: Soldado.
Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias, Comité Territorial de Navarra. Amonestó a Antoñín (min. 37), Duarte (min. 46), Soldado (min. 62)
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio de Mendizorroza, Vitoria.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies