Un único latido

Nace una ilusión para las deportivistas

0

En A Coruña es común levantarse y que el cielo esté gris. Incluso que a las 12 de la mañana el cielo esté del color azul que tiñe la mitad de las rayas de la camiseta del Dépor y a las 14 horas la ciudad se haya sumido bajo un manto de niebla. Pese a ello, el verano del 2016 el cielo lució más azul que nunca con la fundación del equipo de los sueños de muchas niñas y no tan niñas.

Sin desmerecer por supuesto, la exitosa historia del Karbo Deportivo, equipo que en su día lo conquistó todo a nivel nacional. En una ciudad con más de 200 mil habitantes se echaba de menos un equipo de fútbol femenino con ambiciones. Un equipo que estuviera dispuesto a ir a por todas y que contara además con capital detrás para poder hacerlo.

Jugadoras desconocidas para muchos, pero de una gran calidad como Nuria Rábano o Teresa Abelleira sorprendieron en Ponte dos Brozos haciendo del Ayuntamiento vecino casa de cualquier coruñés. Jugaron durante dos temporadas en Arteixo. En ambas quedaron subcampeonas y demostraron el potencial que tenía el equipo para llegar a la élite del fútbol femenino español. Este era su real objetivo.

Como si de un preludio se tratase, Abegondo fue la verdadera casa de las chicas del Deportivo Abanca. Fue el sitio donde llenaron las gradas semana tras semana. Donde ganaron todos los partidos que allí disputaron para conseguir entrar en el tan ansiado play off de ascenso. Habían abandonado un campo prestado para construir los cimientos de su nuevo hogar. Sufrieron, pero consiguieron algo más que la categoría de oro en el fútbol. Consiguieron que toda una ciudad sintiera #UnÚnicoLatido, el latido del Dépor Abanca.

Con el corazón más que conquistado comenzó a rodar el balón por los campos de Primera Iberdrola y el Dépor partía como Cenicienta de la categoría. Con sudor, juego y sacrificio, consiguieron acabar cuartas en una temporada atípica, cortada de raíz por el COVID-19. Se fueron de vacaciones dejando ver grandes partidos como el que jugaron en Copa contra el todopoderoso Barcelona o la remontada de un 3-0 en 10 minutos al ahora Real Madrid.

El próximo año nadie sabe qué deparará el destino, muchas de las deportivistas han abandonado el barco con destino a otros equipos. Otras llegarán a A Coruña a ocupar sus puestos. Lo que está claro es que entre la afición y las jugadoras existe una relación tan estrecha y cercana que estarán a su lado para remar todos juntos.

Por @mariadpas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies