El Mallorca apuesta por la quimera

Los baleares afrontan los últimos cuatro partidos como finales

0

La derrota en la última jornada ante el Atlético de Madrid, entraba en los planes de cualquier mallorquinista. La gesta estaba en el pensamiento colectivo, pero sabiendo que era una plaza complicada, la de asaltar el Metropolitano.

A cinco puntos y con la jornada sin acabar, los de Vicente Moreno quieren apelar a la épica. Levante, Sevilla, Granada y Osasuna serán las finales que tendrá que afrontar el Mallorca para repetir una gesta que sabe a 2004. Guille Pereyra se les aparece a cualquier mallorquinista de bien antes de cada partido. A eso se aferra al Mallorca, al milagro que la cabeza de un argentino materializó hace ya 16 años.

Los mallorquinistas lucharán por la salvación // SER

Para este tipo de situaciones hacen falta que muchas variables se agrupen para darle esa vuelta perfecta a la tortilla. La diosa fortuna tiene que aparecer sobre Son Moix, cosa que no ha hecho en todo el año y el trabajo en las áreas tiene que dar sus frutos, de una vez por todas. No hay ninguna duda, de que el Mallorca no depende de si mismo para mantenerse, pero está claro que ganando tres partidos y empatando en el Pizjuán, sus opciones se multiplicarán. El calendario puede invitar al optimismo, pero echando un ojo a las estadísticas, el conjunto de Moreno necesita una infinidad de partidos para sacar 10 puntos. Esta vez, la carrera es mucho más corta.

Por otro lado, necesita la ayuda inestimable de algún compañero de viaje. Celta, Eibar y Alavés parecen empeñados en animar la fiesta. Cinco, seis y seis son la distancia que les separa de los isleños. Los dos primeros tienen, a priori, un calendario sencillo para seguir sumando y dejar atrás los fantasmas del descenso. Los vitorianos, por otro lado, afrontan unos partidos que dan aliento al Mallorca. Encontrarse a Madrid, Barça y al Getafe de Bordalás no es plato de buen gusto y menos con la situación actual.

La situación es complicada, no imposible. Esto es fútbol y cosas más descabelladas se han visto. La suerte está echada, que dios la reparta con criterio futbolístico y si el Mallorca no lo consigue habrá sido esclavo de sus errores y de los errores del que confeccionó al equipo en verano. Ahora no está y el único que es capaz de sacar al equipo el 150% se sienta en el banquillo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies