Cabreo en la UD Las Palmas con el VAR

Protestan que el primer gol de Ortuño lo controla con la mano y que el árbitro les dijo que no había ninguna imagen nítida

0

Nadie discute que, en términos generales, el Real Oviedo fue mejor que la UD Las Palmas en el Carlos Tartiere ayer miércoles. Pero eso no es óbice para que la UD Las Palmas se vuelvan para Gran Canaria con un enfado bastante importante debido a la actuación arbitral del pontevedrés Alejandro Muñiz Ruiz y del alcoyano Saúl Ais Reig, que estaba en el VAR.

Y es que en el cuadro grancanario se quejan -y no poco- de la acción que supuso el 1-0 en el partido. Lo hizo Pepe Mel de forma muy amarga en sala de prensa: «No salimos bien, nos costó entrar al partido y eso lo aprovechó el Oviedo». Aun así, cuando el partido se había igualado, llegó la acción de la polémica. Un servicio en largo de Tejera sorprende a la defensa canaria, Ortuño controla y en una magnífica acción pone el 1-0. Todo bien salvo que la acción parece que el control del delantero de Yecla parece con la mano.

La acción estuvo en revisión casi cuatro minutos por Saúl Ais Reig, un colegiado que hace muy poco ya protagonizó arbitrajes muy polémicos a ambos equipos. Dirigió al Real Oviedo hace escasas tres jornadas en Soria, donde se le anuló un gol del que no hay imagen VAR para confirmar el fuera de juego; mientras que la UD Las Palmas se quejó de su arbitraje en la visita a Cádiz, acusándole de falsear incluso el acta.

«No hay ninguna toma nítida»

Pero volviendo al partido, Pepe Mel se mostró muy enfadado, al igual que sus jugadores, con la revisión de la acción. Éstos sobre el campo, al pedir aclaraciones a Muñíz Ruiz, éste les habría dicho que «no hay ninguna toma nítida». Y eso, al no poder demostrar un error manifiesto del colegiado, impide rearbitrar su decisión. Algo que Pepe Mel tampoco se calló en la rueda de prensa: «Me extraña que el árbitro nos diga que no hay ninguna imagen clara en la que ver la posible mano, se supone que hay cámaras en todas las gradas, que no hay público para ponerlas, pero no hay marcha atrás», se fue resignado Pepe Mel.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies