Montoya y otra muestra de sublevación al imperio Schumacher en Ímola 2004

Con ocasión del regreso del circuito de Ímola al calendario de la Fórmula 1, sus cuentas oficiales rememoraron el icónico momento en el que Juan Pablo Montoya protagonizó una maniobra con Michael Schumacher en este lugar en 2004, y que se trasladó a una álgida rueda de prensa post-carrera.

0

Agresivo, irreverente, contestatario, pero sobre todo, un piloto veloz, espectatular e impredecible, único y talentoso, que rompió paradigmas, y que llegó a ser catalogado como uno de esos nombres que sin llegar a ser campeones del mundo, dejaron huella e hicieron historia en la Fórmula 1. Ese es Juan Pablo Montoya.

El piloto colombiano tuvo una historia de seis años en la Gran Carpa, debutando en el Gran Premio de Australia de 2001, y despidiéndose en el Gran Premio de Estados Unidos de 2006 de la misma forma en la que fue su recorrido en la categoría: movida, álgida y dando de qué hablar.

Montoya y otra muestra de sublevación al imperio Schumacher en Ímola 2004
Juan Pablo Montoya, un piloto que dejó huella en la Fórmula 1. Imagen: motorsport.com

El nacido en Bogotá, y que tuvo un paso por dos de las mejores escuderías de todos los tiempos, como lo son Williams (2001-2004) McLaren (2005-2006), dejó huella por donde pasó. Además, obtuvo resultados que lo colocan como el último piloto latinoamericano con chances reales de haber disputado los sitiales de honor de la Fórmula 1, incluso, un campeonato del mundo.

Un piloto hecho para todos los escenarios

Montoya impuso un estilo agresivo, en el que siempre fue al límite. Protagonizó maniobras impresionantes y sobrepasos antológicos. Sin embargo, ese estilo indomable también lo puso como el epicentro de varios choques, a veces ocasionados por su desenfrenado estilo de manejo, y a veces por cuenta de choques en las que la suerte no lo acompañó.

Montoya y otra muestra de sublevación al imperio Schumacher en Ímola 2004
Montoya en el Gran Premio de San Marino, 2004. Imagen: Motorsport.com.

Ejemplo de ambas circunstancias, fueron dos maniobras en el Gran premio de Brasil de 2001, en el que le demostró al mundo que había llegado alguien que rompería el molde:

Primero, un sobrepaso catalogado como los mejores que se hayan dado en la historia de la Fórmula 1 al mismísimo Michael Schuamcher, campeón reinante, en las curvas de la ‘S de Senna’.

Después, y cuando iba liderando la carrera, y muy cerca de lo que pudo ser su primera victoria, Jos Verstappen (Arrows) lo embistió por atrás cuando el colombiano lideraba sin problemas la vuelta 38. 

Un tweet que rememoró la personalidad de Montoya en su máxima expresión

La Fórmula 1 nunca ha dejado de recordar los grandes momentos del piloto ganador de siete carreras en su estancia en la máxima categoría.

Ya sea con videos de sus récords (que hasta hace muy poco tuvieron vigencia), recuerdos de momentos épicos o de declaraciones, entrevistas, frases en las comunicaciones por radio en pista, invitaciones al paddock o a ceremonias de premiación, el piloto colombiano nunca ha dejado de estar presente en el recuerdo.

Esta vez, y con ocasión de la incorporación de los Grandes Premios de Eifel (Nürburgring, Alemania), Portugal (Portimão), y Dell’Emilia Romagna (Ímola, Italia), las cuentas oficiales de la Fórmula 1 quisieron recordar momentos estelares vividos en los eventos de Alemania e Italia, dos lugares a los que ha llegado por muchos años. Y uno de ellos llegó el pasado fin de semana, siendo tendencia en toda Latinoamérica, especialmente en Colombia.

Todo este fin de semana en las redes sociales se volvió a recordar aquel momento del inicio del Gran Premio de San Marino en el año 2004, en el que Schumacher y Montoya lucharon palmo a palmo en los primeros metros de carrera por la segunda posición.

Batalla en la pista, pero también en los micrófonos

Era la tercera carrera de la temporada 2004, año en el que el piloto alemán ya contaba con su cuarto título en línea con Ferrari, y el sexto en su carrera. Todo un imperio que no tenía quién le discutiera, salvo un piloto que se negaba a su reinado incuestionable: Montoya.

Así no tuviera un coche con la misma potencia del escarlata italiano, siempre le plantó cara y le generó muchos momentos de incomodidad con su gran manejo. Incluso, llegó a ganarle varios duelos en pista con puro talento.

En esa ocasión, se daba inicio a la gira europea del calendario. Para esa carrera, Jenson Button (BAR Honda) partía en la punta, mientras que Schumacher en segunda posición, y Montoya en tercer lugar.

Montoya y otra muestra de sublevación al imperio Schumacher en Ímola 2004
Inicio del Gran Premio de San Marino 2004. Imagen: Motorsport.com
El cuadro a cuadro de la maniobra

Nada más en la primera vuelta de carrera, llegó el momento de la polémica que desató las recordadas palabras del colombiano para con el hombre más influyente en la historia de la Fórmula 1.

Unos primeros metros en los que de entrada Montoya comenzó a presionar al alemán, mostrando mayor velocidad y alcance. Sin embargo, al momento de asomar la curva cuatro, Montoya llegó a alcanzar la línea de Schumacher, mostrándole la nariz de su coche.

Schumacher no quería que se repitiera lo que pasó un año atrás, precisamente en Nürburgring, cuando Montoya lo sobrepasó por la parte de afuera de la curva siete, haciéndolo salir con un trompo hacia la leca.

Así las cosas, ocurrió otro de los tantos episodios de la rivalidad entre en alemán y el colombiano. Fue una lucha agresiva, como todas las que hubo en la pista entre los dos, con Montoya queriendo sobrepasar a Schumacher en la célebre curva cuatro, la de Tamburello, la que cobró la vida de Ayrton Senna. 

Montoya, como siempre lo hizo, tomó riesgos intentando ir por la parte de afuera, emparejándolo pero sin mucho margen de acción pues no tenía la cuerda de la curva.

El campeón en ese entonces, aprovechó que tenía toda la pista para obligar al piloto de Williams a ceder, casi que sin control del coche obligándolo a salir de la pista, hacia el césped. Incluso, Montoya estuvo a punto de chocarse con su compañero de equipo, y hermano de Michael, Ralph Schumacher. 

«Tendrías que ser ciego o estúpido para no verme»

La carrera terminó con Michael Schumacher en 1° lugar, Jenson Button en 2°, y Juan Pablo Montoya en 3° posición, la misma en la que comenzó.

Sin embargo, aquel movimiento no se escapó del auditorio que quería saber las impresiones de Montoya, quien terminó tercero en aquella ocasión. La rueda de prensa post carrera se convirtió en el momento propicio para dar rienda suelta a las palabras del colombiano.

Y como no podía ser de otra manera, Montoya no escatimó en referirse con dureza sobre lo sucedido y hacia Schumacher. Con algo de sarcasmo, quizo tratar de normalizar la situación como una ‘situación de carrera’; sin embargo, dejó entrever al alemán, y a los periodistas, que él lo vio, y aun así lo quiso sacar de la pista.

Montoya y otra muestra de sublevación al imperio Schumacher en Ímola 2004
El podio del Gran Premio de San Marino 2004. Imagen: Motorsport.com
Dos golpes en dos rondas

Primero, se desarrolló la rueda de prensa televisada, en la que Montoya ya se había lanzado contra Schumacher, diciendo que: «Me golpeó y me puso en el césped. Es muy decepcionante ver algo así pero me sorprendería si se sale con la suya. Es decisión de la FIA en realidad.»

Pero luego fue el turno para la rueda de prensa dirigida hacia los medios escritos, y que a diferencia de la primera, no era emitida. Luego de que uno de los periodistas le preguntara a Montoya si consideraba aceptable o no aquella maniobra tras estar peleando lado a lado en esa curva cuatro, el colombiano soltó estas palabras:

«Bueno…él dijo que no me vio, él pensó que no estaba ahí, así que estoy sorprendido. De hecho, yo estaba al lado de él cuando estábamos frenando un poco..!Oh no, él no me vio ahí!…¡wow!…¡Pwoah!, ‘de ninguna manera’; tú sabes, tendrías que ser o ciego o estúpido para no verme, pero tu sabes, así son las carreras»

Juan Pablo Montoya, rueda de prensa post Gran Premio de San Marino, 2004.

Con esta publicación, la Fórmula 1 desempolvó los archivos de uno de los Grandes Premios tradicionales en la competición, y que desde ya inició las conversaciones con la plana mayor para hacer presencia en la temporada 2021.

Montoya y otra muestra de sublevación al imperio Schumacher en Ímola 2004
La curva de Tamburello, destinada a ser el epicentro de la noticia, lo fue también en 2004 en una de las recordadas maniobras de la rivalidad Montoya vs Schumacher. Imagen: f1-facts.com
El historial de Montoya en la Fórmula 1

Juan Pablo Montoya logró grandes cosas en sus seis años en la categoría élite del mundo motor. Logró imponerse en siete de sus 94 Grandes Premios disputados (7,45% de efectividad). Además, logró 13 Pole Positions, 12 vueltas rápidas; 30 podiums; y 605 vueltas lideradas.

Pero también dejó varias marcas: récords de pista en circuitos como el de Interlagos en Brasil, Sepang (Malasia), y Monza (Italia). Y como si fuera poco, registró la marca de mayor velocidad punta en la historia, con 372,6 Km/h lograda precisamente en Monza en 2005.

Tuvieron que pasar 11 años para que Valtteri Bottas, también a bordo de un Williams, lograra los 378 Km/h en el Gran Premio de Azerbaiyán de 2016.

Juan Pablo Montoya, talento e irreverencia al volante. Imagen: Getty images.

Con el anuncio del regreso de las carreras en Italia, Alemania, y la incorporación de Portugal, el Gran Premio Dell’Emilia Romagna tendrá lugar el fin de semana del 31 de octubre y 1 de noviembre. Este, marcará el comienzo de una jornada de solo dos días en un Gran Premio.

Síganme en @Jordan19_07. También podrán seguir toda la información sobre el apasionante mundo motor en nuestras redes sociales Instagram, Facebook y Twitter: @Motor_G3.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies