Los Angeles Lakers, ¿con small-ball o sin small-ball?

El técnico angelino, Frank Vogel, afirmó que no asegura volver a optar por poner a Anthony Davis como pívot ante los Denver Nuggets

0

A lo largo de toda la temporada el sistema de los Angeles Lakers era claro, Anthony Davis como cuatro siempre acompañado por un hombre alto, McGee o Howard. Un estilo de juego que Vogel no modificó durante todo el año, el cual recibió muchas críticas al ser una forma de jugar en desuso, con el ya impuesto ‘small-ball’.

Sin embargo, el técnico de los Angeles Lakers parecía reacio a cambiar una forma de jugar que había llegado al equipo angelino a ser el mejor en la Conferencia Oeste. El quinto titular de los de púrpura y dorado parecía firme: dos tiradores (KCP y Danny Green), dos torres en la zona (McGee y Davis) y el rey, LeBron James, al volante de la nave.

Este quinteto funcionó en Primera Ronda contra los Blazers, equipo con un hombre alto como referencia interior como es Jusuf Nurkic. Un gran pívot pero que pareció encogerse ante los gigantes de Lakers. Sin embargo, la cosa cambió en la serie contra los Rockets y su super small-ball. Frank Vogel dejó a un lado su estilo y eliminó de la rotación a Howard, en primer lugar, y a partir del tercer partido a JaVale McGee.

Esto obligó a Anthony Davis a jugar como pívot, dando Vogel minutos a Morris, que hasta ese momento su presencia se había basado en escasas apariciones dentro de la rotación angelina. Este cambio permitió a los angelinos disponer de ventajas sobre los de Houston efectuando el mismo juego que ellos dominaban. Y es que este quinteto consiguió una diferencia de 54,9 puntos por cada 100 posesiones.

Nuevo rival, ¿mismo sistema?

Ahora llegan los Nuggets, un rival con un referente que dista mucho de los pívots a los que los  Angeles Lakers se han enfrentado en estos Playoffs, Nikola Jokic.

Sobre el serbio habló el entrenador angelino en la previa a este encuentro. «Jokic es uno de los jugadores más singulares del mundo y uno de los jugadores más especiales que jamás haya jugado en la posición de pívot en esta liga», declaró Vogel, que asegura que va a hacer “que esta serie sea un poco diferente, muy diferente, en realidad, en términos de cuánto usaremos nuestros pívots«.

Sin embargo, el técnico de los Angeles Lakers aseguró que en el planteamiento con el que afrontan este partido no está asegurado volver a usar el ‘small-ball’. «No quiero entrar demasiado en detalles, pero obviamente vamos a ser los Lakers de Los Ángeles, los que hemos sido todo el año«, explicó el entrenador, que aseguró que “no nos ajustamos a un equipo de ‘small-ball’ en la última serie, pero espero que volvamos a la forma anterior«.

Frank Vogel deberá hacer caso a las estadísticas, unas estadísticas que dicen que los de oro y púrpura cuando usan un quinteto de bajitos esto les permite correr y defienden mucho mejor. Y en ataque tiran con mucho más acierto, mejorando su porcentaje en triple en las Semifinales, y la pareja LeBron James – Anthony Davis disponen de muchas jugadas con superioridad sobre el rival.

Sin duda, más allá de las estadísticas, Vogel no habrá perdido vista de la serie de sus vecinos en los Angeles contra los Nuggets. Los Clippers fueron víctimas de su estado de relajación, tras ver la serie 3 a 1 a favor, y acabaron destrozados por Nikola Jokic en los tres siguientes.

Un Nikola Jokic que se aprovechó de la falta de efectivos por parte de los Clippers para poder pararle. Sin embargo, estos Lakers sí que cuentan con armas para hacer frente al serbio. Es más que probable que Davis sea el encargado de tratar de parar al pívot de los Nuggets, por eso, tanto Howard como McGee deberán estar mentalizados desde el primer minutos y encargarse de apoyar en el juego interior a ‘la ceja’.

Una intensidad que debe acompañar al juego de los Lakers desde el inicio de la serie, algo que explicó Frank Vogel. «La energía es muy importante, como dice el refrán, una manzana podrida puede estropear toda una cesta«, contó Vogel. «Si estamos deprimidos esto puede contagiarse, puede ir a otro jugador y a otro jugador. Solo tenemos que ver todos los aspectos positivos: hay muchas personas que están pasando por cosas que son mucho peores, por lo que siempre podemos encontrar una manera de mantenernos positivos«, concluyó el técnico.

Los Lakers pasaron por encima de los Rockets a través del ‘small-ball’, pero es su juego con dos hombres altos lo que los ha llevado a ser el favorito al título de la NBA. Ahora solo queda esperar si Vogel vuelve a apostar con Markieff Morris como pareja de Davis, o invita de nuevo a McGee como el complemento de ‘la ceja’. Sin duda, la decisión que tome podrá marcar el primer partido de la serie, y, porqué no decirlo, la serie al completo.

Autor: Enrique Ibáñez Huerta

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies