Gracias Bale, pero cierra la puerta al salir

Bale ha dado muchas alegrías al Real Madrid durante su etapa como jugador, pero sus dos últimas temporadas y sus contínuas faltas de respeto, han acabado con la paciencia de todos

0

Muchos madridistas, por no decir todos,  repetimos la misma frase de exclamación y satisfacción ¡POR FIN SE VA BALE!

Algo que era impensable hace tan solo un par de años, el galés acababa de ser el héroe de la decimotercera, con una chilena que permanecerá en la retina de los aficionados madridistas en particular y del buen fútbol en general.

Tras ese partido, no solo Cristiano Ronaldo anunció su marcha, sino que el propio Bale, en rueda de prensa, cansado de su suplencia con Zidane, dijo que quería buscar una salida donde pudiese cambiar su rol y sentirse importante. Sin embargo, unos días después, todo dio un giro de 180 grados, no solo el portugués dejó el club, sino que el técnico francés hacía lo mismo.

Con la llegada de Lopetegui, Bale podía asumir esos galones y ese protagonismo que tanto ansiaba para convertirse en el jugador franquicia de la casa blanca y ser un serio aspirante al balón de oro, pero las lesiones y su falta de implicación hizo que esto no fuera posible. No  solo el galés demostró su falta de forma, sino que la inmensa mayoría  de la plantilla hizo lo propio. No había un líder que tirase del carro, y esto le costó el puesto, no sólo a Lopetegui, sino también a su sustituto, Solari.

Volvía a los banquillos el único que parecía que podía enderezar la situación, de nuevo volvía Zidane, el francés decidió dar una oportunidad a todos los integrantes de la plantilla, Bale incluído, pero no llegó a convencer a su entrenador y este llegó a decir en rueda de prensa, cuando el jugador tenía los dos pies en China, “si se va hoy, mejor que mañana”.

Una vez más, caprichos del destino, Bale se quedó en el Madrid, los merengues habían sufrido un varapalo importante en un amistoso contra el Atlético, y el club decidió no dejar marchar gratis a una de sus estrellas, lo cual hizo que se desmoronase todo y finalmente, siguiera vestido de blanco. Empezó siendo importante, por las bajas que acaecían en el equipo, pero una vez más, entre lesiones, golf y demas, volvió al banquillo y a la grada.

Muchas han sido las faltas de respeto que han hartado a la afición, desde el «Gales, Golf, Madrid, por este orden», hasta el último anuncio que ha grabado para la marca que lo patrocina, entre medias, poca profesionalidad, lesiones, gestos desde la grada en los partidos en los que era convocado… y tampoco hay que olvidar, que contra el City pidió no viajar con el equipo siendo el jugador que más cobra de la plantilla, la nada desdeñable cantidad de 15 millones de euros libres de impuestos.

Ahora, por fin, deja el Madrid, por el momento será por un año, desear desde aquí que ojalá y lo haga bien y se quede en el Tottenham  el otro que le resta de contrato.

A pesar de todo esto, no hay que olvidar que Bale ha sido una pieza clave durante años en el esquema merengue, llegando a ser, incluso para Zidane, innegociable la BBC, de la cual cada, ya solo queda Benzema.

El extremo ha marcado y dado muchas asistencias, a la par que a levantado títulos por doquier, pero lleva dos años para olvidar y seguramente nadie tenga la duda de que su ciclo en el Madrid ha terminado.

Gracias Bale por todo lo que nos has dado, pero… cierra la puerta al salir.

 

Por @KarlLyon4 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies