El Inter rescata la victoria en un partido de locura

La entrada de Alexis Sánchez decidió la remontada final de los "neroazzurri" (4-3) ante una voluntariosa Fiorentina, a la que el liderazgo de Ribery casi logra que se lleven una victoria de merito del Meazza.

0
Inter 4 3 Fiorentina

 

Sudó sangre el Inter, pero finalmente se llevó los tres puntos en su debut en la Serie A. El equipo de Antonio Conte la pasó mal para remontar (4-3) a una Fiorentina, que se mereció un mejor resultado en su visita al Giussepe Meazza. La entrada de Alexis Sánchez, pasando el cuarto de hora, resultó decisivo a la hora de tumbar a unos ‘viola’ comandados por el inagotable talento de Franck Ribery, y auguró un buen inicio de temporada para los «neroazzurros».

Se estrenaba el Inter en la actual campaña tras su dolorosa derrota en la final de la Europa League 19-20 a manos del Sevilla (3-2). Entre entradas y salidas, Conte decidió por mantener el bloque que ya tenía, con cambios eso sí. Solamente Kolarov (fichado desde la Roma) ocupó el sitio de Godín (ya en el Cagliari) y D’Ambrosio sustituyo al lesionado De Vrij. Parecía que el ritmo lo iba a llevar el subcampeón italiano, pero la Fiorentina destruyó cualquier sospecha iniciando más ambiciosa e intensa. También con nuevos refuerzos, (Bonaventura, del Milan o Valero, del mismo Inter), los ‘violas’ dominaron gran parte del primer tiempo.

Rodillo morado

De hecho, al conjunto de Florencia no le tomó mucho para tomar la ventaja en el marcador. Biraghi puso un balón a la espalda de la defensa interista, distraída en todo el choque, que Bonaventura leyó bien para que Kouamé marcará a puerta vacía. Apenas tres minutos y ya caían los «neroazzurros», que quisieron reaccionar a través de ser verticales con pelota, pero su rival bloqueaba bien sus internadas y, dirigidos por Ribery, asestaban a la contra. Así, el galo se galopaba y atraía marcadores para dejar sueltos a sus compañeros en inmejorable posición, pero Biraghi, Castrovilli y Chiesa erraron sus disparos.

Si el Inter sufría atrás, lo mismo pasaba adelante. La ofensiva se encontraba atrapada en un mar de piernas cuando intentaba tocar en espacios reducidos y también les era imposible entrar por los carriles, puesto que Chiesa y Biraghi estaban esplendidos. Ni Lukaku ni Lautaro aparecían; conectaron una vez, pero Cáceres le tapo el remate al argentino cuando iba a fusilar a Dragowski. Tan solo Barella era el que intentaba a través de su incansable despliegue físico. Y así llegó el empate. Una recuperación del italiano terminó con Lautaro recibiendo en la frontal y este prendió un remate colocado que devolvió la paridad. Apareció a tiempo el ex de Racing de Avellaneda, ya que el juez envió a todos a vestuarios tras el gol del empate.

Ribery, imparable; Alexis, resucitador

Las ansias de ir por arriba en el luminoso animaron al Inter. La presión alta de los locales evitaba que la Fiorentina encontrara carriles por donde salir jugando y los asomaba ya a tomar ventaja. Así fue cuando en un mal despeje de Milenkovic, Lautaro ganó el rebote, aguantó ante Amrabat y metió un pase raso que Ceccherini desvió a su propia meta. Lo ganaba el internacional albiceleste, celebraba Conte y los lombardos se mandaban ya a por el tercero. Sin embargo, el show de Ribery comenzó y los de Giussepe Iachini remontaron en pocos minutos.

El ex del Bayern Münich logró dos grandes asistencias hacia Castrovilli, llegando desde atrás hacia el área, y Chiesa, picando la pelota sobre Handanovic, para que su equipo apure su triunfo en el Meazza. El Inter introdujo toda la carne al asador con Sensi, Hakimi, Vidal, Nainggolan y Alexis, a los 78, para tratar de dar vuelta, otra vez, a un encuentro que desnudó sus carencias. Lukaku, Lautaro, Sensi dos veces y Barella intentaron de todas formas, pero se encontraban contra un inspirado Dragowski que evitaba el empate. Entonces apareció Alexis, que metió el balón a la espalda de la defensa hacia Hakimi y el marroquí lo metió al área donde Lukaku se tomaría su revancha. Aún había tiempo.

Agónico triunfo

Instantes después, nuevamente Alexis metería otro balón al área, esta vez al segundo palo, donde D’Ambrosio aparecía para desatar el delirio de todo el Inter. Un gol que hacía merito a su gran esfuerzo por hacerse con la victoria y hacia pagar a una Fiorentina que se metió mucho en su zona de confort. Victoria final para los «neroazzurros», que aún tienen mucho que mejorar, pero que inician con un triunfo que vale su peso en oro tras un partido de locura.

Ficha técnica
Inter: Handanovic; D’Ambrosio, Bastoni, Kolarov; Young (Hakimi, min 65), Barella (Nainggolan, min 77), Brozovic (Vidal, min 75), Perisic (Alexis, min 78); Eriksen (Sensi, min 64); Lautaro, Lukaku.
Fiorentina: Dragowski; Milenkovic, Ceccherini, Cáceres; Chiesa (Lirola, min 69), Bonaventura (Valero, min 67), Amrabat, Castrovilli, Biraghi; Ribery (Cutrone, min 83), Kouamé (Vlahovic, min 61).
Goles: 0-1, min 3: Kouamé. 1-1, min 45+2: Lautaro. 2-1, min 52: Ceccherini (a.g). 2-2, min 57: Castrovilli. 2-3, min 63: Chiesa. 3-3, min 87: Lukaku. 4-3, min 89: D’Ambrosio.
Árbitro: Gianpaolo Calvarese. Amonestó a Barella (min 7) por el Inter, y a Ceccherini (min 32) por la Fiorentina.
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Serie A 20-21 disputado en el Giussepe Meazza, Milán, Italia.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies