La esperanza de los Celtics

Los Celtics regresaron de nuevo a la Final de la Conferencia Este, sólo para volver a chocar contra el mismo muro con distintos nombres, unos Heat sin estrellas pero sólidos en los momentos decisivos.

0

La extraña temporada 19-20 terminó para los Boston Celtics este domingo con cierto sabor agridulce. De regreso en las Finales de Conferencia pero de nuevo sin conseguir hacerse un hueco en la lucha definitiva por el título. Parece la misma historia de siempre, ¿o no?

Unos sorprendentes Miami Heat demostraron ante los Celtics que su triunfo ante los Bucks no fue, en absoluto, fruto de la casualidad. El cuadro de Florida demostró una solidez y seguridad que resultó insuperable para el equipo de Brad Stevens, que volvió a verse privado de la lucha por el deseado 18º anillo. Un grupo que, a pesar de la derrota, es la tercera plantilla más joven en llegar a unas Finales de Conferencia en la historia de la NBA.

Los Jays al mando

La madurez con la que afrontan las responsabilidades en el juego nos hace olvidar la juventud de Jaylen Brown (23) y Jayson Tatum (22), que lideran ya sin ningún tipo de duda la franquicia de Massachusetts. Un liderazgo que confirma la apuesta de Danny Ainge por Brown el pasado verano y asegura una renovación por el máximo para la joya de la corona del Garden. Con el talento de ambos jugadores y acumulando experiencias en los Playoffs, sólo cabe afrontar con optimismo el futuro de los Celtics que promete traer de vuelta la gloria de los títulos a Bean Town.

Tatum y Brown van camino de convertirse en la columna vertebral de los Celtics durante la próxima década. (Foto: www.nba.com)

No Kyrie no problem

La turbulenta salida de Kyrie Irving abría un vacío en la apuesta de Ainge por el futuro cercano de la franquicia. Pronto se desveló una clara apuesta por poner a Kemba Walker en el puesto de base, sumando su talento a los Jays y un recuperado Gordon Hayward. Más allá del récord de victorias, el ambiente en el vestuario de los Celtics cambio radicalmente con la llegada del base del Bronx. Aún así, la actuación de Walker en los playoffs no ha estado al nivel de sus capacidades, si bien hay que tener en cuenta que ha sido su experiencia más larga en las eliminatorias por el título. Cabe esperar que veamos un mejor Kemba en los años venideros en la postemporada, gracias en buena medida al aprendizaje en la burbuja de Orlando.

Kemba Walker ha hecho olvidar lo bueno y lo malo de Kyrie Irving. (www.nba.com)

Una zona desprotegida

Muchas cosas han ido cambiando en la plantilla de los Celtics durante la etapa de Brad Stevens, pero si hay un problema que su General Manager no ha sido capaz de arreglar ha sido el agujero en la zona verde. Y es que año tras año, Ainge ha intentado parchear esa posición, a falta de conseguir jugadores de la talla de Anthony Davis. La mejor incorporación a la nómina de pívots, Al Horford, supuso ya un gran esfuerzo económico y su vacío se ha ido disimulando con la gran evolución de un pívot de rotación como Daniel Theis y el trabajo de equipo.

Adebayo fue una pesadilla para los pivots de Boston. (www.nba.com)

La contratación de Enes Kanter sólo ha aumentado presencia en la zona en ataque y Robert Williams III apenas muestra brotes verdes. Así que con mucho esfuerzo, la batalla del rebote se ha ido librando con más o menos éxito pero, cuando un gran pívot amenaza a los Celtics, no hay solución a mano. La exhibición de Adebayo en el 6º encuentro de la Final del Este ha sido una nueva demostración y otro aviso más para que en las oficinas del cuadro de Boston pongan todos sus esfuerzos en la próxima agencia libre para asegurar la zona céltica de una vez por todas.

Entre la decepción y la esperanza, los Celtics han cerrado una extraña temporada marcada por la burbuja de Orlando. Un año sin la vitola de favoritos al título pero en el que se llegó a ver cercana la posibilidad de volver a pisar las Finales. Pero los campeones se forjan levantándose una y otra vez, mantienen la esperanza  y terminan triunfando. Por eso mismo, hay razones para el optimismo en Boston y talento no falta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies