Así es el grupo del Real Madrid en la Champions League

Los blancos se enfrentarán al Shakhtar Donetsk, Inter de Milán y Borussia Mönchengladbach en el grupo B de la UEFA Champions League 20/21

0

El trece veces campeón de Europa ya conoce a sus próximos rivales en la fase de grupos de la UEFA Champions League 2020/2021. Se trata del primer obstáculo del largo camino que quiere recorrer el equipo blanco, que tiene como objetivo llegar a la final del 29 de mayo y lograr alzar, una vez más, el título en el Atatürk Olympic Stadium de Estambul.  En el sorteo, celebrado en Ginebra (Suiza) y de las manos de Didier Drogba, el Real Madrid partía como cabeza de serie, tras lograr el título de Liga la temporada pasada, y quedó encuadrado en el grupo B.

Shakhtar Donetsk

El primer rival que cayó en el camino de los hombres de Zidane fue el Shakhtar Donetsk, campeón de las últimas cuatro ediciones de la Liga ucraniana. El Real Madrid se ha enfrentado a los ucranianos en dos ocasiones (temporada 2015-2016, el Madrid consigue la undécima) en la Liga de Campeones, saldándose los partidos con dos victorias del conjunto blanco por 3-4 y 4-0.

Se trata de un equipo muy atractivo de ver, no solo por su estilo de juego o sistema, sino que, también, por su amplia representación brasileña en el equipo que cuenta hasta con 13 jugadores. A pesar de ello, no han comenzado al temporada de la mejor forma posible. Tras la contundente derrota por 5-0 frente al Inter de Milán en las semifinales de la Europa League, los ucranianos perdieron la Supercopa contra el Dinamo Kiev y en la liga acumulan una victoria, una derrota y dos empates. Es un equipo que ataca mucho y muy bien, pero cuyo punto débil se encuentra en la zaga, empezando por la portería.

Inter

El tercer equipo que viajaba al grupo B era el Inter de Milán. Se han enfrentado hasta quince ocasiones con el conjunto neroazzurro con un bagaje negativo para los blancos: seis victorias, dos empates y siete derrotas. Una de esas derrotas le costó al Real Madrid poder sumar otra orejona tras perder la final de 1964. La última vez que los blancos se enfrentaron a los italianos fue en la fase de grupos de 1998 con victorias repartidas, la primera para el Inter con un resultado de 3-1 y la segunda por 2-0 a favor del Real Madrid.

Es un equipo muy compacto y sólido en líneas generales y tiene grandes estrellas en la delantera. El sistema 3-5-2 de Antonio Conte ya es una seña de identidad en el equipo milanés y sus refuerzos esta temporada pueden servir para lograr grandes cosas esta temporada. Una de esas incorporaciones más destacadas es Achraf Hakimi, el jóven lateral procedente de la fábrica blanca. Un muy buen fichaje para aportar al equipo profundidad y recorrido por la banda derecha, y otro de los grandes fichajes es Arturo Vidal que refuerza el medio del campo aportando garra y pulmón. Pero lo realmente temible del Inter se encuentra en su delantera. Tras retener a Lautaro en su intento de salir del club, Conte vuelve a disponer de la magia y versatilidad del delantero argentino, además de poder contar también con el pichichi del equipo el año pasado, Romelu Lukaku.

Borussia Mönchengladbach

Y el último rival que completaba de esta manera el grupo B es el Borussia Mönchengladbach. El conjunto alemán se ha clasificado para esta edición de la Champions League tras conseguir la cuarta plaza en la pasada Bundesliga. Se ha enfrentado en dos eliminatorias frente al Real Madrid. En la primera pasó el conjunto blanco gracias al valor doble de los goles y la última forma parte de la historia viva del Real Madrid y una de las noches mágicas del Santiago Bernabéu, ya que el conjunto blanco logró un 4-0 en el último minuto y remontaba así el 5-1 de la ida de octavos de la Copa de la UEFA 1985/1986. El balance de partidos para el Madrid es de una victoria, una derrota y dos empates.

Es un equipo clásico alemán que practica muy buen fútbol y tiene y genera mucha intensidad durante todo el partido. No es un equipo que quiera la pelota para dormirla y combinar de manera horizontal en la medular, el Gladbach quiere la pelota para atacar de forma vertical con buenas transiciones rápidas que le hacen un equipo con un juego muy directo. Además, jugadores como Thuram, Embolo-Pléa, Lainer o Bensebaini hacen posible este estilo de juego. Un equipo muy firme en líneas generales y que cosechó grandes partidos la temporada pasada , y mucha influencia en ello tuvo el guardameta suizo Sommer, que se ha consagrado como uno de los mejores porteros de la Liga alemana. El actual inicio de liga no ha sido el deseado para los alemanes, con un empate y una derrota frente al Dortmund por 3-0.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies