Decepción doble para Atlético y Villareal

El Atlético de Madrid cambió su esquema de juego sin demasiados resultados. Consiguieron crear muchas ocasiones pero ninguna abrió el marcador. El submarino amarillo se mantuvo muy firme en los últimos instantes y tuvo las ocasiones más claras del encuentro, sin ver puerta tampoco. En definitiva, supone un punto insuficiente para ambos, especialmente para un Atlético que ya empató contra el Huesca

1
Atlético de Madrid 0 0 Villareal CF

 

Esta tarde Atlético y Villareal se han enfrentado en un duelo con jugadores de gran calibre. Dos equipos que no han tenido mal comienzo, principalmente porque tienen gran jugadores que se combinan bien. Y es que no todas las tardes se ven a jugadores como Pablo Alcácer, Gerard Moreno, Luis Súarez, Joao Félix, Dani Parejo y Jan Oblak jugando en el mismo verde. Por ello, este encuentro se alzaba como una de las grandes citas de la jornada.

El Villareal comenzó agresivo: los de Unai Emery luchaban cada pelota como si fuera la última  no renunciaban a ninguna ocasión. Esa mentalidad es la que llevó a los «groguets» a provocar el primer susto en el campo rojiblanco, con un disparo de Moi Gómez que tuvo que blocar Oblak. Evidentemente, el Atlético no iba a quedarse de brazos cruzados y empezó a penetrar el área del submarino amarillo. Avisaron los del Cholo con algunas ocasiones que, si bien no fueron a puerta, alteraron a la zaga amarilla.

Tras la inquietud inicial, los equipos se asentaron y comenzaron a elaborar desde la defensa sus jugadas de ataque. Ambos equipos defendían y atacaban de formas prácticamente idénticas. El Villareal no era el mismo que el que se enfrentó al Barcelona en aquella fea derrota y prueba de ello era la madurez con la que estaba jugando el equipo. Los de Emery no creaban demasiadas ocasiones, pero cuando atacaban eran muy peligrosos, un ejemplo claro fue un disparo escorado de Mario Gaspar desde fuera del área hizo sudar la gota gorda a Oblak, quien tuvo que poner una manopla salvadora y salvando a los atléticos momentáneamente.

No acababa de estar cómodo el conjunto colchonero en el campo: sus ocasiones no lograban sorprender y se perdían en la defensa «groguet». La principal razón por la cual el Atlético estaba incómodo era porque no era el Atlético de siempre. El Cholo Simeone no estaba usando el esquema que le ha funcionado durante mucho tiempo: el centrarse en la defensa y el contrataque. Ahora teníamos a un Atlético más constructor, que elaboraba sus jugadas y buscaba huecos sin centrarse en el pase largo o el pase filtrado. Pero tampoco lograban conectar bien los mediapuntas con Suárez y Joao Félix, y con el paso de los minutos el problema era más y más obvio.

El Villareal tampoco conseguía ocasiones claras, y pasada la media hora el único equipo que atacaba era el Atlético. Asenjo por fin estrenaba los guantes con un cabezazo alto de Lodi que tuvo que mandar a córner. En los últimos minutos de la primera parte volvió a apretar el Villareal en ataque, pero los de Emery no lograban abrir el marcador. Se acabó la primera parte con la sensación de que las defensas superaban a los ataques de ambos conjuntos, pero el Atlético se llevaba el punto de haber provocado más ocasiones.

Se iniciaba la segunda mitad y el Villareal mantenía la posesión, buscando el pase de gol que les diera el primer gol del encuentro. Sin embargo, los «groguets» no conseguían superar la muralla colchonera con una ocasión clara. Sería Gerard Moreno, que llevaba todo el partido incombustible, el que superara la muralla mandando un gran pase a un Mario Gaspar que se adelantaba. Chutó el capitán «groguet» entre los tres palos, pero se topó con Oblak, que volvió a salvar de nuevo a los suyos. Volvía a avisar minutos después el Villareal con un gran pase «a la olla» de Moi Gómez que llegó a Gerard Moreno, pero el «ex» del Espanyol no consiguió armar un disparo.

El Atlético se espabiló poco después y volvió al ataque. Aceleraba la llegada del gol el conjunto colchonero y durante tres minutos hizo del área villarealense su casa. El Villareal estaba descolocado y dejaba al Atlético crear sus jugadas, sin conseguir recuperar el esférico en su posesión. Renan Lodi armó un buen disparo, colocado, que provocó que Asenjo tuviera que sacar las manos para blocar el balón. Poco después sorprendía Trigueros a Oblak con un disparo lejano, que acabó yéndose fuera sin ver puerta. Pero de muy poco sirvió ese lanzamiento aparte de demostrar que los de Emery estaban exhaustos y se estaban quedando sin ideas.

A punto estábamos de llegar al minuto 70 y ninguno de los dos entrenadores se mojaban haciendo un cambio. El partido se pausaba un poco, el hambre de gol del Atlético se reducía y el Cholo buscaba un cambio de rumbo con un triple cambio. Salían Suárez, Koke y Correa, entrando Diego Costa, Yannick Carrasco y Marcos Llorente. El Villareal también buscaba un par de piernas descansada y Emery decidió cambiar a un Paco Alcácer algo desaparecido por Samu Chukwueze. A partir de estos cambios el juego ofensivo volvió para ambos conjuntos. Asenjo tuvo que salir «in extremis» para sacar un balón muy comprometido y el Villareal mandó un esférico que se paseó por el área colchonera hasta que fue despejado.

Héctor Herrera entraba por Joao Félix, y era una señal de que el Cholo volvía a jugar con el esquema de juego que le caracterizaba: presionar, exponerse, pero apostar mucho más por un ataque explosivo. La jugada más clara de los locales llegó de la mano de Diego Costa, que recibió un pase envenenado de Marcos Llorente y chutó a tres metros de la portería pero Raúl Albiol, providencial, puso la pierna bloqueando el disparo. Se acercaba el encuentro a su inevitable final y seguía presionando mucho el conjunto del Cholo en ataque, pero no conseguían la jugada definitiva que les diera la ventaja. Kubo entraba por Trigueros para dar creatividad a los «groguets». Diego Costa estuvo a punto de marcar a pase de Llorente, pero le faltó que la bota midiera unos centímetros más para meterla en portería.

En los últimos instantes Gerard Moreno hizo una volea espectacular que estuvo a medio metro de dirigirse entre los tres palos. La última gran ocasión de los de Unai Emery. El partido acababa con un Atlético de Madrid que nunca se rindió, muriendo en el área visitante.

El punto que han conseguido ambos conjuntos es un fiel reflejo del encuentro: durante la mayoría del partido ambos conjuntos repitieron el mismo esquema de juego, pero ninguno consiguió superar la defensa del otro. Sin embargo, el Atlético ha sido el que se ha quedado más cerca de la victoria, pero este punto con ausencia de goles vuelve a dejar a los colchoneros con una mala imagen, al igual que contra el Huesca. El empate para el Villareal es bueno si tenemos en cuenta contra quién lo han logrado, pero 8 puntos en 5 partidos es un balance muy mejorable cuando el resto de rivales de la zona han jugado 3 partidos o menos.

Ficha técnica
Atlético de Madrid: Oblak, Renan Lodi, Felipe, Savic, Trippier, Koke, Saúl, Thomas, Ángel Correa (Marcos Llorente, 70′), Joao Félix, Luis Suárez (Diego Costa, 70′).
Villareal CF: Asenjo, Mario Gaspar, Raúl Albiol, Pau, Parejo, Gerard Moreno, Iborra, Manu Trigueros (Kubo, 85′), Estupiñán, Paco Alcácer (Chukwueze, 72′), Moi Gómez.
Goles: No hubo ningún gol.
Árbitro: Hernández Hernández amonestó a Renan Lodi del Atlético de Madrid; y a Raúl Albiol e Iborra del Villareal.
Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de LaLiga Santander disputada en el Wanda Metropolitano (Madrid).

1 comentario
  1. […] vuelve LaLiga Santander dos semanas después. El Atlético de Madrid, falto de gol tras dos jornadas de sequía, pondrá a prueba la defensa del Celta de Vigo, tercer equipo más goleado de la categoría, y que […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies