Una reacción espectacular de Valencia Basket deja a Zaragoza sin premio

El conjunto taronja sumó una victoria de mucho mérito ante los maños después de remontar 21 puntos en la segunda parte

0
Valencia Basket 93 84 Casademont Zaragoza

 

Valencia Basket sumó una victoria muy sufrida y de mucho mérito ante un enorme Casademont Zaragoza que dominó durante todo el partido pero se quedó sin el merecido premio del triunfo después de un terrible último cuarto (31-10). Bojan Dubljevic se regaló el MVP del encuentro por su cumpleaños y le dio a los suyos una necesaria victoria para evitar el tercer tropiezo consecutivo en Liga Endesa.

Inicio fulgurante del Casademont Zaragoza

El conjunto maño logró desplegar su mejor juego ofensivo en esta primera parte ante una floja defensa valenciana que siempre llegaba tarde a puntear los tiros de los lanzadores visitantes. Hombres como Dj Seeley, Dylan Ennis o Robin Benzing, resultaron absolutamente imparables para una defensa lenta y sin intensidad que no era capaz de impedir la avalancha en ataque de los de Diego Ocampo, que jugaban a placer en este primer tiempo.

Desde el inicio, los aragoneses comandaban el marcador con rentas cercanas a los 9 puntos gracias a los puntos por fuera de Seeley y la entrada de Hlinason que disputó un gran partido ante sus ex y lograba anotar en continuaciones. Los valencianos, sin acierto en el triple y con poco movimiento de balón, no conseguían imponer su ritmo en el choque y se veían a contrapié (17-27 al final del primer cuarto).

Kalinic intenta marcharse de Brussino. Foto: Valencia Basket Twitter

Zaragoza abre brecha

Mismo guion el del segundo periodo, con los de Diego Ocampo ampliando su renta en el marcador gracias a su gran acierto desde el perímetro y la desconexión de los locales, que no lograban encontrar la tecla para activarse en el partido después del gran esfuerzo ante Zalgiris en Euroliga. La entrada de Hermannsson desde el banquillo servía de acicate para mover al equipo en ataque, pero en defensa, la tónica era la misma: desorganización y lentitud para llegar a las esquinas.

Los maños lograban aprovechar esta desconexión valenciana para agrandar su ventaja en el electrónico, llegando a los 16 (32-48) ante la atenta mirada de Jaume Ponsarnau que no conseguía encontrar soluciones para frenar el festival anotador de los zaragozanos. Pareció encontrarla en el banquillo, en la figura de Nikola Kalinic, un jugador clave para los taronja, que hasta los segundos finales del segundo cuarto, no compareció en el choque. Se necesitaban a los mejores guerreros para la difícil empresa de remontar y el serbio no podía seguir más en el banquillo. Pese a la entrada del balcánico y el acierto de Guillem Vives desde el 6,75, la ventaja se mantuvo en los 16 puntos antes del descanso (39-55).

Valencia aprieta en defensa pero Zaragoza aguanta

El cambio de actitud en la segunda parte fue notable, sobre todo en defensa, donde los locales empezaron a encimar mucho más a los aragoneses e incrementaron mucho su actividad de manos y de piernas, teniendo una consecuencia muy evidente: las faltas personales, que fueron el reflejo de una defensa local que comenzaba a hacer presencia en el partido. Pese a ese aumento de intensidad y ese espíritu mucho más acorde con la necesidad de la victoria, los de Ocampo no se amedrentaban y con Barreiro y Brussino acertados desde fuera del arco, mantenían estable su ventaja e incluso la aumentaban hasta los 21 puntos (42-63). Parecía que la tercera derrota de los taronja era inevitable.

Pero apareció Louis Labeyrie con 6 puntos consecutivos para volver a dar vida a los suyos, aunque con la respuesta de Dylan Ennis para mantener la ventaja por encima de los 15 puntos. Al menos los valencianos podían encontrar un aliado en el tiro de 3, donde empezaban a mejorar los porcentajes, pero los visitantes parecían inabordables, con un gran juego colectivo en ataque, que los taronja no eran capaces de descifrar. Hermannsson anotaba de 3 para colocar el 62-74 a falta de un periodo. Llegaban vivos pero la empresa seguía siendo muy complicada.

Reacción extraordinaria valenciana y apagón maño

Tenía el Valencia Basket la difícil misión de evitar el tercer «0» consecutivo en ACB y para ello, necesitaba realizar un excelente último cuarto en ataque, con acierto desde el triple y varios hombres enchufados y un cortocircuito en la ofensiva maña, con la ayuda de una presionante defensa local. Todo eso ocurrió en este último cuarto, de éxtasis para los de Jaume Ponsarnau y de pesadilla para los de Diego Ocampo. El 31-10 de parcial deja muy claro lo que ocurrió sobre el parqué de la Fonteta en este último cuarto.

Hermannsson, Dubljevic y Labeyrie se pusieron el mono de trabajo en ataque para liderar la remontada y atrás, se les sumaba el guerrero Nikola Kalinic, que también lograba hacer daño en el poste bajo y dejaba a los aragoneses con demasiadas vías de agua por tapar, una situación que no pudieron sostener.

Ventaja cosechada en 30 minutos, dilapidada en 10

Cuando todo el talento ofensivo de hombres como Hermannsson, muy acertado en la tarde de hoy desde el 6,75 y el capitán y cumpleañero Bojan Dubljevic, castigando en el poste bajo, se ponen al máximo rendimiento, pocos equipos de Europa pueden frenar esta avalancha, y Casademont Zaragoza hoy no fue ese equipo. Diego Ocampo no encontró solución alguna para evitar el desconcierto de los suyos en ataque y minimizar las ventajas de los locales. Ataques muy estáticos y tiros forzados frente a un rival enchufado  que encontró la versión de la segunda parte de Kaunas, no eran la manera de ganar este partido y el técnico maño no fue capaz de gestionar este parcial.

La ventaja que fue hasta de 21 puntos, quedó en nada tras unos grandes minutos en ataque de los taronja y el listón defensivo ya impuesto en el tercer cuarto. Después de estar todo el partido por detrás, los valencianos se pusieron por delante tras dos tiros libres de Marinkovic y ya no dejaron el mando en el resto del encuentro ante un rival perdido y sin ideas para darle la vuelta a la situación.

Ficha técnica
Valencia Basket: Vives (8), Puerto (2), Prepelic (6), Labeyrie (13), Tobey (3), Dubljevic (21), Williams (0), San Emeterio (0), Hermannsson (16), Kalinic (15), Marinkovic (9)
Casademont Zaragoza: Seeley (14), Barreiro (13), Thompson (8), Brussino (5), San Miguel (0), Ennis (22), Rupnik (3), Benzing (8), Hlinason (11)
Parciales: 17-27, 22-28, 23-19, 31-10
Árbitros: Martínez, Araña y Pérez, eliminaron por faltas personales al jugador visitante Nicolás Brussino y descalificaron por la acumulación de falta antideportiva y falta técnica al jugador local Klemen Prepelic
Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Endesa disputado en el Pabellón Fuente de San Luís

 

@c_herranz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies