El fútbol femenino vuelve 50 años después al Camp Nou

El 6 de enero se disputó el derbi catalán correspondiente a la jornada 14 de la Primera Iberdrola en el Camp Nou conmemorándose así los 50 años del partido que se disputó el 25 de diciembre de 1970 por un equipo de fútbol femenino encabezado por Inmaculada Cabecerán

0

Un día de noviembre de 1970, una jovencita de 18 años de nombre Inmaculada Cabecerán tuvo un sueño. No sólo soñó con jugar al fútbol, algo altamente extraordinario para una mujer de esa época, sino que lo hizo a lo grande, soñó con jugar en el mismísimo Camp Nou.

Los comienzos

Por aquel entonces Inma era novia del jugador del FC Barcelona Pablo García Castany y pensó que lo que en un principio era un sueño, por qué no podría hacerse realidad, así que fue directamente a tocar a la puerta del despacho del que por aquel entonces era el presidente del club azulgrana, Agustín Montal y le propuso lo que se le había pasado por la cabeza, crear una sección de fútbol femenino dentro del club. Lo que nunca debió imaginarse Inma Cabecerán es que estaba dando el primer paso para lo que 50 años después se convertiría en uno de los clubes de fútbol femenino de referencia mundial.

Al igual que hizo Joam Gamper en 1899 para fundar el FC Barcelona, Montal decidió poner un anuncio en la revista R3 el cual decía así: «El fútbol femenino está abriéndose camino. Y está llegando a Barcelona. Tanto es así, que una simpática señorita acude a nosotros para solicitarnos ayuda en su deseo de completar una plantilla de buenas jugadoras». El anuncio se publicó un 17 de noviembre de 1970 y contestaron un grupo de mujeres de entre 18 y 26 años, así que como acordó con Cabecerán, Agustín Montal, las apoyó. Se decidió que las entrenaría Antoni Ramallets, un histórico del club, que acabaría haciéndolo durante dos años.

                                                             El partido

Un mes y medio después y con tan sólo dos semanas de entrenamiento, este intrépido grupo de mujeres se estrenaba a lo grande, haciendo historia, jugando el 25 de diciembre de 1970, día de Navidad, en el mismísimo Camp Nou. Ese día, el FC Barcelona jugaba un partido benéfico ante el CSKA de Sofía y se decidió que entre los actos previos al encuentro, jugarían las chicas. Para el encuentro se redujeron las medidas del terreno de juego, el tiempo de partido y las dimensiones de las porterías. Este grupo de mujeres no podían llamarse FC Barcelona, así que se les llamó Selección Ciudad de Barcelona. Paradójicamente vistieron camiseta blanca, ya que no podían vestir los colores del club, pantalón azul y eso sí, por lo menos las medias eran azulgranas. Se enfrentaron al Unión Deportiva Centelles y el partido quedó en tablas, resolviéndose desde el punto de penalti, decantándose para el equipo azulgrana, que se impusieron desde los 11 metros por un 4-3.

La alineación de aquel grupo de mujeres que pasaría a la historia fue la siguiente: Antonia Mínguez, Giménez, María Pilar Gazulla, Lluísa Vilaseca, Aurora Arnau, Anna Jaques, Maite Rodríguez, Inmaculada Cabecerán, Alicia Estivill, Blanca Fernández, Lolita Ortiz, Consuelo Pérez, Carme Nieto, Fina Ros y Gloria Comas.

50 años después

El pasado 25 de diciembre se cumplieron 50 años de este histórico partido y el FC Barcelona quiso conmemorarlo volviendo con su sección femenina 50 años después al Camp Nou, y nada mejor para hacerlo  que el derbi de la ciudad. El 6 de enero, día de Reyes se disputó el FC Barcelona Femení contra el RCD Espanyol Femení correspondiente a la decimocuarta jornada de la Primera Iberdrola. El encuentro lo ganó el equipo culé con un contundente 5-0, resultado para añadir al día tan especial que se estaba viviendo.

«Es un premio, un regalo de Reyes muy bonito, sobretodo para las jugadoras. Hay que agradecer a toda la gente que creyó en este proyecto para que hoy, después de 50 años, pudiéramos volver al Camp Nou», declaró el entrenador del equipo azulgrana, Lluís Cortés, acerca de la transcendencia del partido. Por su parte, Alexia Putellas, una de las capitanas del club también quiso unirse al momento con las siguientes declaraciones, «recuerdo cuando cogía el bus de la Penya Barcelonista de Mollet para venir al Camp Nou. No me imaginaba nunca jugar allí. Pero todo evoluciona y todo crece. Después de 50 años vuelve el fútbol femenino al Camp Nou y estoy segura de que no será la última vez. Es uno de los momentos en los que te das cuenta donde estás. Seguimos haciendo historia». También quisieron recalcar que fue una pena la falta de público, familiares, amigos/as en un partido tan bonito.

Twitter: (@Evacastrocuello)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies