Profundo cambio de estilo del Lugo en plena temporada

0

El Lugo ha cambiado la partitura en plena temporada y ha apostado por un profundo cambio de estilo con la llegada de Luis César Sampedro al banquillo en sustitución de Mehdi Nafti.

Poco tiene que ver el estilo que propone el técnico gallego, que empezó a vislumbrarse este lunes ante el Fuenlabrada (0-0), con el de su antecesor, que fue destituido hace una semana tras caer (4-1) en Almería

El Lugo de Nafti tenía como claves el repliegue, la presión, el juego directo y la búsqueda de la segunda jugada en ataque.

El equipo gallego no tenía problema en ceder la posesión a su rival. Confiaba en la verticalidad de sus extremos, especialmente Gerard Valentín y el panameño ‘Puma’ Rodríguez, y así sacó la mayor parte de los puntos.

Esa propuesta le dio mejores resultados al Lugo en el Anxo Carro que en sus desplazamientos, ya que no gana fuera de casa desde el mes de octubre, cuando superó al Logroñés (2-3).

De ese fútbol de contención y respuesta al contragolpe, con miedo a las pérdidas de balón en campo propio, el Lugo ha pasado con Luis César a una propuesta muy diferente.

“Buscaré ganar. No hay vías buenas y malas, cada uno usa las herramientas como cree oportuno. Se verá lo que intento hacer. Quiero que mi equipo sea mejor que los rivales”, señaló el actual preparador en su presentación, el miércoles de la semana pasada.

Su idea es la de la combinación, llevar la iniciativa, tener la posesión, atacar con el balón, una propuesta más elaborada.

“Ha sido un cambio súper drástico en la manera de jugar”, indicó tras el partido con el Fuenlabrada uno de los jugadores del Lugo, Eduard Campabadal.

El equipo tuvo más el balón con Luis César que con Nafti, pero las ocasiones más claras fueron del Fuenlabrada, que incluso pudo llevarse la victoria pese a jugar la última media hora con diez.

“Nos faltó un poco de todo. A la hora de atacar, nos faltan cosas que mecanizar, situaciones que tenemos que transformar en nuestro ataque; en la fase defensiva, en la recuperación del balón dividido. Hay que contragolpear con más eficacia y escogiendo mejores caminos. Y algunas pérdidas inesperadas ante un rival tan físico y vertical nos metieron en algún apuro”, dijo Luis César.

El técnico apenas ha tenido tiempo para inculcar sus ideas, las que pretende desarrollar en su segunda etapa en el banquillo del Lugo, que ya había ocupado en la temporada 2016/17, cuando estableció la mejor clasificación del equipo en Segunda División (noveno puesto).

Actualmente, los lucenses tienen 34 puntos después de 28 partidos, con seis de margen respecto a las posiciones de descenso a Segunda B.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies