Bakú hace justicia con ‘Checo’ Pérez

El mexicano logra su primera victoria con Red Bull en Azerbaiyán tras un pinchazo de Max Verstappen

1

Todos los grandes pilotos tienen un circuito talismán, una pista en la que siempre brillan y que conocen como la palma de su mano. Senna siempre fue el “rey de Mónaco”, Schumacher volaba en Magny-Cours, Hamilton en Budapest, Räikkönen en Spa… y parece que lo de Sergio Pérez con Bakú es un idilio muy similar. Tras los podios de 2016 y 2018 con Force India, ‘Checo’ estaba destinado a hacer algo muy grande en su primer paso por la orilla del mar Caspio con los colores de Red Bull, y no defraudó.

El inicio de temporada del mexicano ha estado lleno de piedras en el camino que han dificultado enormemente su adaptación. En Bahréin, cuando partía cuarto, un fallo del motor le impidió luchar por el podio, y a pesar de los problemas de fiabilidad, remontó quince posiciones para acabar quinto. En Ímola, su brillante segundo puesto en clasificación se fue al traste por un mal inicio de carrera.

A partir de ahí, la dinámica del mexicano cambió. El cuarto puesto logrado en Portugal y Mónaco y el quinto de España fueron la prueba de que cada vez estaba mejor adaptado al monoplaza.

Una adaptación solo al alcance de los más grandes

“Tan solo necesito cinco carreras para sacarle el máximo partido al coche”, dijo Pérez en pretemporada. Y así ha sido. Tras cinco fines de semana de adaptación, en el sexto ha llegado su primer triunfo, y supone algo más que 25 puntos para él. Han sido muchas las críticas que le han caído a Pérez por estar excesivamente lejos de Verstappen en las primeras carreras, y por eso, de Azerbaiyán se lleva un trofeo y, lo que es más importante, un gran balón de oxígeno que le permite respirar tranquilo.

Pérez celebra su victoria en Bakú luciendo la bandera mexicana. Foto: @RedBullRacing

Pérez volvió a salvar los muebles en carrera

El Gran Premio de Azerbaiyán de 2021 pasará a la historia por la carrera a sprint de 2 vueltas tras la bandera roja y por la victoria de Pérez tras el pinchazo sufrido por Max Verstappen, pero el triunfo del mexicano se debe a una gran actuación que va mucho más allá de aprovechar el accidente de su compañero. Adelantó a Sainz (Ferrari) y Gasly (Alpha Tauri) en una sensacional salida y posteriormente dio cuenta de Leclerc en la vuelta 8. Poco después aprovechó la parada lenta de Lewis Hamilton para hacerse con la segunda posición.

Desde ese momento, ‘Checho’ mantuvo una frenética lucha de tú a tú con el heptacampeón del mundo, consiguiendo preservar la segunda posición y protegiendo la ventaja y el liderato de Max Verstappen hasta que, en la vuelta 48, el neumático trasero derecho del holandés dijo basta y acabó con sus opciones de victoria. A falta de dos vueltas para el final, Pérez se convertía en el líder de carrera.

Brilló cuando todos fallaron

La carrera se relanzaría con un sprint a dos vueltas en el que Pérez tendría que defender la primera posición saliendo de nuevo desde parrilla. El mexicano salió bien, pero Hamilton le tomó el interior de la primera curva, y cuando todo hacía prever que el británico se llevaría la victoria, se pasó de frenada y tiró por tierra todas sus opciones.

Pérez solo tenía que controlar los nervios, pues solamente un error suyo podía quitarle el triunfo, y lo hizo con maestría. El mexicano cruzaba la línea de meta para subir a lo más alto del podio seis meses después de su victoria en Sakhir.

Un triunfo que puede valer una renovación

Esta victoria son algo más que 25 puntos para ‘Checo’. Desde el arranque de la temporada, la posibilidad de que el mexicano perdiera su asiento si no se acercaba a Verstappen era muy comentada. Incluso sonaba con fuerza una posible vuelta de Pierre Gasly para reemplazarle dados sus buenos resultados en AlphaTauri, pero todo eso desaparece con la victoria en Bakú.

Pérez, Vettel y Gasly celebran en el podio del GP de Azerbaiyán. Foto: F1.com

Su posición en Red Bull queda más que reforzada con esta victoria. En una misma carrera, Pérez ha sido capaz de demostrar dos grandes facetas que le convierten en el piloto ideal para el segundo asiento del equipo austriaco.

Durante la primera parte de carrera demostró que es capaz de seguir el ritmo de Verstappen y hacer un valiosísimo trabajo de equipo reteniendo a Hamilton. Y cuando su compañero desapareció de la ecuación, fue capaz de echarse el equipo a la espalda y lograr la victoria que Verstappen acababa de perder.

Pérez – Red Bull: una simbiosis perfecta

Y es que ‘Checo’ Pérez es mucho más que un buen escudero. Es un piloto rápido, constante e inteligente, un carrerista a la vieja usanza, uno de esos pilotos que, quizá, no destaque haciendo maniobras especialmente vistosas, pero que siempre lleva puntos y algún que otro podio a casa. Y eso es precisamente lo que necesita Red Bull para desbancar a Mercedes y reinar en la Fórmula 1. Tras años buscando al piloto ideal, Red Bull lo ha encontrado en Pérez, y el mexicano ha encontrado el asiento con el que siempre ha soñado. Que nadie le quite el ojo de encima, porque el mexicano promete dar mucha guerra esta temporada.

 

 

Sígueme en mi Twitter: @juanepizarro1, y sigue toda la información y actualidad deportiva en nuestro Twitter: @Grada3com, en Facebook: MotorGrada3 o en nuestro Instagram: grada3com.

1 comentario
  1. […] Este Gran Premio de Azerbaiyán es el quinto que se celebra en la ‘Ciudad del Viento’. En sus distintas ediciones no se ha repetido ningún ganador: Nico Rosberg, Daniel Ricciardo, Lewis Hamilton, Valtteri Bottas y Sergio Pérez han sido ganadores del GP. Esta fue la segunda victoria del mexicano tras Sakhir 2019. Definitivamente, Bakú es el talismán … […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies