El Nàstic no puede con el Di Stéfano

El Real Madrid Castilla se impuso por 2 a 1 al Nàstic de Tarragona y alargó a diez la racha de partidos oficiales sin perder en el estadio Alfredo Di Stéfano

2

El Real Madrid Castilla se impuso por 2 a 1 al Club Gimnàstic de Tarragona en un partido correspondiente a la cuarta jornada de Primera División RFEF. La sólida muralla grana consiguió repelir el electrizante inicio del filial madridista, hasta que Óscar Aranda encontró un agujero e inauguró el marcador. Luis López se comió un saque de esquina directo de Bonilla que se introdujo en su portería, pero el mismo Aranda deshizo el empate e hizo que los tres puntos se quedaran en el estadio Alfredo Di Stéfano.

Real Madrid Castilla 2 1 Nàstic

Carlo Ancelotti convocó a Toni Fuidias y a Antonio Blanco para el desplazamiento del primer equipo a Valencia, por lo que Raúl González se vio obligado a confiar en Luis López para defender la portería. El cambio de guardameta y la introducción de Retuerta en el carril zurdo no modificó los planes merengues: un juego eléctrico y una presión asfixiante como factores más distintivos. Ya en el primer minuto, Juanmi Latasa forzó una pérdida de balón de Manu García, que no pudo despejar con comodidad ante el avance blanco.

La muralla grana empieza a caer

El trabajo sin balón de Latasa y de Peter imposibilitaban que los chicos de Raül Agné desplegaran su juego de calma y posesión. Sin embargo, el Nàstic está repleto de perros pastores que, si bien no conseguían imponer su dominio, se encargaban de mantener a raya la ofensiva ovina. Un centro de Sergio Santos desde la banda derecha buscando la testa de Latasa fue la primera aproximación del partido, pero el disparo inaugural tuvo que esperar hasta el cuarto de hora. Álex Quintanilla fue el hombre que probó fortuna al rematar, de primeras, un córner. Luis López ni se inmutó al ver que el chute iba directo a la grada.

El Real Madrid Castilla intentaba sacar a relucir su velocidad punta para hacer daño a la defensa rival. No obstante, enfrente tenía a una muralla romana que parecía irrompible. Manu García no podía encantarse, pero a su lado estaban cuatro guardaespaldas que no dejaban pasar a nadie. En cuestión de segundos, el público presente en el Di Stéfano vivió toda una montaña rusa de emociones. Primero, Juanmi Latasa tuvo que abandonar el terreno de juego tras torcerse el tobillo. Andri Gudjohnsen entró como recambio y, en la jugada inmediatamente posterior, Luis López a punto estuvo de causarle un disgusto.

Al guardameta murciano se le escapó el esférico al sacar de portería. Un pícaro Fran Carbia había olido la sangre y preparado estaba para aprovechar el error, pero López consiguió evitar el gol al desviar ligeramente el remate con su pierna derecha. Un minuto más tarde, Iván Morante buscó sorprender a Manu García con una vaselina desde medio campo que significó el primer disparo del filial madridista en toda la primera mitad.

Cuando parecía que los de Raül Agné se habían hecho amos y señores del encuentro, llegó el golpe de realidad. El omnipresente Santos envió un nuevo centro desde la derecha, Óscar Aranda superó a Pol Domingo en el salto e introdujo el balón al fondo de la portería con un impecable cabezazo. La imbatibilidad del Club Gimnàstic de Tarragona llegaba a su final después de no haber encajado en ninguno de los tres primeros partidos de la temporada. Los minutos restantes hasta llegar al descanso fueron una pesadilla para el conjunto grana. El Castilla a punto estuvo de aumentar la distancia después de una combinación entre Santos, Dotor y Gudjohnsen que la defensa repelió.

Aranda mete cizaña cuando el Nàstic soñaba

Raül Agné era consciente de que, en la primera mitad, a su equipo le había faltado contundencia en ataque. Por ello, dio entrada a Javi Bonilla a expensas de un Jannick Buyla que se había visto superado en todo momento. Dos minutos fueron suficientes para que Fran Carbia recibiera solo ante el portero, aunque la jugada fue invalidada por un fuera de juego previo de Pablo Fernández. Impulsado por el buen arranque, el Nàstic de Tarragona subió de golpe hasta la sexta marcha en la búsqueda del empate. Y lo consiguió. En el minuto 50, Javi Bonilla vio una diana en la portería al sacar un córner. Luis López intentó bloquear el globo, con la mala fortuna de que su rechace dio en el travesaño y el balón se introdujo entre los tres palos. Había sido gol.

Por suerte para unos y por desgracia para otros, el ‘espíritu de Di Stéfano’ no tardaría en hacer acto de presencia. Peter arrastró la defensa y encontró la llegada de Óscar Aranda por el centro. El ’22’ madridista recibió completamente solo, controló, adelantó unos metros y envió el esférico a la esquina inferior derecha, lejos del alcance de Manu García. El Real Madrid Castilla volvía a adelantarse en el marcador y cortaba las alas del Nàstic.

Con la confianza recuperada, los chicos de Raúl González Blanco no bajaron el pie del acelerador. Óscar Aranda tras recuperar un balón en campo contrario, Mario Gila al rematar de cabeza un córner y Sergio Santos después de dejar atrás a dos defensores pusieron a prueba los reflejos del guardameta grana. Pol Ballesteros fue la única nota positiva del Nàstic en los últimos minutos, con un disparo alto y un testarazo en un córner que complicó la vida a Luis López. Los de Raül Agné tuvieron fuerzas para presentar un arreón final, pero ni Quintanilla, de cabeza, ni Pedro Martín, sancionado por manos, lograron volver a poner la ‘X’ en el luminoso.

El partido terminó con victoria local por 2 a 1. El Nàstic de Tarragona consiguió, de inicio, neutralizar el juego eléctrico característico del filial madridista hasta que Óscar Aranda consiguió romper la muralla grana. De esta manera, los merengues se colocan en octava posición, con 6 puntos. Por su parte, el Nàstic se irá a comer sexto, con 7 puntos.

Ficha técnica
Real Madrid Castilla: Luis López; Santos, Pablo Ramón, Gila; Marvin, Morante, Dotor, Retuerta (Carrillo, min. 69); Peter, Latasa (Gudjohnsen, min. 31) y Óscar Aranda (Theo Zidane, min. 86).
Nàstic de Tarragona: Manu García; Pol Domingo (Pol Ballesteros, min. 68), Aythami Artiles, Quintanilla, Joan Oriol (Nil Jiménez, min. 81); Robert Simón, Pedro Del Campo, Jannick Buyla (Bonilla, min. 46), Fullana; Pablo Fernández (Édgar Hernández, min. 58) y Fran Carbia (Pedro Martín, min. 68).
Goles: 1-0, min. 37: Óscar Aranda. 1-1, min. 50: Luis López (p.p.). 2-1, min. 57: Óscar Aranda.
Árbitro: Aimar Velasco Arbaiza (Comité Vasco). Amonestó a Dotor (min. 50), Pablo Ramón (min. 62), Sergio Santos (min. 80) y Marvin (min. 83) por parte del Real Madrid Castilla y a Jannick Buyla (min. 29) y Robert Simón (min. 67) por el Nàstic.
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de Primera División RFEF, disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano, Madrid.
2 Comentarios
  1. […] los pupilos de Raül Agné terminaron cayendo derrotados en el estadio Alfredo Di Stéfano por 2 a 1 en la última jornada. La falta de contundencia ofensiva terminó costándoles los tres puntos ante […]

  2. […] desplegando un juego combinativo y atractivo que hace las delicias del respetable. Incluso en la única derrota sufrida hasta la fecha, en el estadio Alfredo Di Stéfano, llegaron a dominar gran parte del encuentro y consiguieron […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies