El Sheriff obtiene los tres puntos dando la sorpresa en el Coliseo Blanco

El FC Sheriff Tiraspol supera al Real Madrid de Ancelotti, obteniendo tres puntos decisivos que le sitúan arriba de la tabla, mientras que el conjunto blanco pierde una oportunidad de oro, contra uno de los rivales que, a priori, era más asequible dentro de su grupo.

0
Real Madrid 1 2 FC Sheriff Tiraspol

 

El Santiago Bernabéu recogía, de nuevo, un partido de la Champions League, la competición donde el equipo anfitrión ha sido y es considerada la personificación del éxito. Así, no tardaba en llegar el primer ¡Uy!, por parte de la afición blanca, que, tras una larga posesión, veía como el centro de Alaba y la ocasión de Vinicius finalizaban sin peligro. La dureza defensiva del Sheriff Tiraspol se hacía notar, manteniendo un férreo muro que la posesión infernal del conjunto de Ancelotti no podía sobrepasar.

Un contragolpe del equipo blanco, con una fallida definición de Fede Valverde, presagiaría el adelanto en el marcador del equipo moldavo, dando lugar, en el minuto 24 del partido, a un centro lateral de Cristiano, que recibiría Yakhshibouev, solo y cabeceándolo, ante la pasividad del once del Madrid,  batiendo la portería de Courtois.

No obstante, el Real Madrid recibió una motivación por el ejercicio, al jugar en casa y, apenas cinco minutos después, amenazaba con una ocasión, por parte de Hazard, Benzema y Miguel. Tras esto, un rápido contragolpe del Sheriff casi finaliza en el segundo del conjunto moldavo, dando un tope de atención al equipo madrileño, que se veía débil en defensa ante la velocidad y fuerza física de Cristiano y Yakhshibouev.

Ante este ¨susto¨, el Madrid reaccionó llevando a todo el equipo arriba, avasallando la portería de Athanasiadis que, con gran maestría, defendió su posición y la superioridad en el marcador con paradas excepcionales, propias de un portero de primera categoría, algo que se mantendría durante el resto del partido.

Así, la primera parte del partido finalizaría con la superioridad del Sheriff Tiraspol en el marcador, un marcador que no reflejaba la realidad del partido, dominado completamente por el conjunto de Ancelotti, que mantuvo la posesión del esférico durante casi toda la primera mitad y sometió al guardameta moldavo a un frenesí de ataques sin descanso, que consiguió contener.

El segundo tiempo comenzaba en los pies del Sheriff, pero el dominio blanco no tardaría en llegar, buscando la velocidad de Vinicius, que se internaba en el área rival, pero que no conseguía finalizar con eficacia. Apenas un minuto después, la presencia del portero griego del Sheriff volvía a constatarse, defendiendo bajo palos un cañonazo por parte de Eden Hazard que ya había levantado a alguno en el público.

El goleador del Sheriff, Yakhshiboev, se retiraba del campo, entrando Bruno en su lugar, que, en la siguiente jugada sería participe de un potencial penalti contra Vinicius Jr., que el VAR no pitaría. Esto no salvaría a los moldavos, quienes, en el 60′ provocarían otro penalti contra Vinicius Jr. de nuevo, que, tras 2 minutos de VAR, el colegiado señaló como pena máxima, que Benzema encañonaría desde los once metros, con un disparo a la escuadra que el guardameta griego no pudo ni oler.

Los cambios en el Madrid llegarían, saliendo del campo Nacho, Miguel, Hazard y Benzema, siendo reemplazados por Kroos, Jovic, Rodrygo y Modric, que, con un cambio de ritmo, supondrían una mayor exhibición de control del partido.

Sin embargo, el Santiago Bernabéu quedaría helado con una ocasión de Bruno, que finalizaría en gol, pero que el juez de línea anularía, por posición incorrecta.

El dominio blanco persistiría, pero el cancerbero griego impediría el desempate, a pesar del dominio aplastante del equipo de Ancelotti.

Así, en el minuto 88, tras una ocasión fallida por Jovic, un contra ataque del Sheriff Tiraspol finalizaría en una obra maestra por parte de Thill, posiblemente candidata al Premio Puskas, fulminando la portería de Courtois con una volea zurda exterior desde fuera del área del Madrid, que destrozaría la escuadra y adelantaría al equipo moldavo a escasos minutos del final del encuentro.

Tras esto, los ánimos del conjunto blanco decayeron, pero, a la desesperada, buscaron el empate durante los seis minutos de prórroga, sin obtenerlo.

Los tres puntos para el Sheriff le sitúan como líder de grupo, por encima del Inter, Shaktar y Real Madrid, demostrando ser la sorpresa de un grupo complicado.

 

Ficha técnica
Real Madrid: Courtois; Nacho (Kroos, 65′), Militao, Alaba, Miguel (Jovic, 65′); Casemiro, Camavinga, Valverde; Hazard (Rodrygo, 65′), Vinicius y Benzema (Modric, 65′).
FC Sheriff Tiraspol: Athanasiadis; Constanza, Arboleda, Dulanto, Cristiano; Thill, Addo; Traoré, Kolovos, Castañeda; Yakhshiboev (Bruno, 56′).
Goles: Yakhshibouev (24′), Benzema (64′), Thill (89′).
Árbitro: Lawrence Visser. Amonestó a Danilo Arboleda (17′), Casemiro (39′), Edmund Addo (45′), Dulanto (46′), Ancelotti (63′).
Incidencias: El partido corresponde a la jornada 2 del grupo D de la fase de grupos de la Champions League.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies