Demasiado Red Bull para tan poco Mercedes

El equipo de las bebidas energéticas arrasa en México y coge impulso para ganar los dos títulos

0

Se acerca el final de temporada y con él aumentan las opciones de Max Verstappen de conseguir su primer mundial. El triunfo del neerlandés en el Autódromo Hermanos Rodríguez y la brecha de 19 puntos que ha abierto ya con Lewis Hamilton hacen pensar que, salvo sorpresa, el tándem Red Bull – Verstappen está a punto de derribar al imperio Mercedes.

El Gran Premio de México estaba marcado en rojo en el calendario del equipo Mercedes como la prueba más dura que tendrían en este final de temporada.

Los 2.200 metros de altitud del Autódromo Hermanos Rodríguez han hecho que, tradicionalmente, este circuito se le atragante al equipo de la estrella por la estructura de su motor, mientras que el diminuto turbo del propulsor Honda siempre ha hecho que el máximo rendimiento de los monoplazas que equipan su motor llegue a su punto álgido en México. En Mercedes ya contaban con esta desventaja, pero aun así nada ha podido paliar la sensación de devastación con la que se marchan de México.

Desde el viernes todo apuntaba a una victoria cómoda de Red Bull. El ritmo de los de Milton Keynes era más de medio segundo por vuelta más rápido que Mercedes, ni siquiera a una vuelta y jugando con el rebufo en la larga recta de meta podía acercarse. La sensación en el equipo alemán era de impotencia total al ver que se les avecinaba un fin de semana sin opciones reales de triunfo.

Demasiado Red Bull para tan poco Mercedes
Una atmósfera espectacular a la medida de un Verstappen que ha tenido una temporada de la misma manera. Foto: f1.com

El espejismo de la clasificación

Red Bull había tenido un fin de semana plácido hasta la tarde del sábado. De hecho, Mercedes estaba más cerca de Ferrari y AlphaTauri que del equipo austriaco. Todo apuntaba a una clasificación cómoda para el equipo dirigido por Christian Horner en la que la única incógnita era si ‘Checo’ Pérez podría arrebatarle en su casa la pole a Verstappen, pero en el último momento todo cambió.

Las vueltas de Q3 de Bottas y Hamilton respectivamente rozaron la perfección, mientras que a Red Bull se le torció todo por una bandera amarilla provocada por Yuki Tsunoda. Mercedes tenía una primera línea que era inimaginable incluso en sus mejores sueños. Parecía que las flechas negras se habían guardado un as bajo la manga y realmente eran rivales, pero el domingo se volvió a demostrar que todo había sido un espejismo.

Mercedes vivió un domingo para olvidar

Tras el gran resultado en la clasificación, la posibilidad de un posible doblete de Hamilton y Bottas parecía estar al alcance de la mano, pero todo se esfumó en la primera curva para los de Brackley. Hamilton se vio superado por Verstappen, que tomó el liderato, y Bottas trompeó al tocarse con Daniel Ricciardo (McLaren). Todo había saltado por los aires. Mercedes había pasado de optar al doblete a tener que salvar los muebles, y se encomendaban a un posible undecut para optar a la victoria, pero Verstappen no lo iba a permitir.

Red Bull tuvo una superioridad abismal

El equipo de las bebidas energéticas demostró rápidamente que les sobraba el ritmo. Verstappen abrió un hueco de más de 10 segundos antes de la parada que le permitió afrontar la carrera con una tranquilidad absoluta, mientras que Pérez siguió sin problemas el ritmo de Hamilton. La mejor prueba de la inferioridad de Mercedes fue una conversación por radio en la que el heptacampeón asintió que los Red Bull eran “demasiado rápidos” para ellos. A pesar de su falta de ritmo, Hamilton consiguió mantener a raya a Pérez para subir al segundo cajón del podio.

Hamilton, totalmente abatido

Si el sabor de boca que dejó la carrera fue malo para Mercedes, aún peor fue ver la cara que tenía su estrella en el podio. Mientras Verstappen y Pérez celebraban con la afición mexicana, Hamilton estaba incrédulo, con la mirada perdida, sintiéndose por primera vez en muchos años impotente frente a un rival. Ni siquiera en 2016, cuando Nico Rosberg le arrebató el único mundial que se le ha escapado a Lewis en la era híbrida, Hamilton transmitió esa sensación. Dicen que la cara es el mejor reflejo del alma, y en el caso de Hamilton se trata de un alma dolida ante la posibilidad de perder un trono que parecía que nunca perdería.

Demasiado Red Bull para tan poco Mercedes
Un Lewis Hamilton que parece aceptar poco a poco la superioridad de su rival, fue la imagen que le dejó el GP de México. Foto: f1.com

El imperio Mercedes se tambalea

El Gran Premio puede haber marcado un antes y un después en el devenir de la temporada. Desde el parón estival daba la sensación de que Mercedes había contrarrestado la ventaja que tenía Red Bull en rendimiento, pero nunca se ha llegado a materializar en resultados. Mercedes fue superior en circuitos como Spa, Monza o Sochi, pero las actuaciones brillantes de Verstappen consiguieron neutralizar la ventaja de Mercedes.

El equipo de la estrella daba la sensación de que, aunque no materializaba su ventaja, era superior y se lo haría pagar a Red Bull. Eso ha cambiado en México, donde, por primera vez, Mercedes se ha sentido claramente inferior. La realidad a día de hoy es que Verstappen tiene el mundial a tiro y solo un desastre podría quitárselo.

Verstappen pone rumbo firme hacia su primer campeonato

La temporada está dejado el camino despejado al neerlandés. Ha hecho un año impecable, obteniendo grandes resultados incluso cuando el rendimiento de su coche no le ha acompañado. Ha minimizado los daños cuando he tenido una situación desfavorable y tan solo ha cometido un error en todo el año, el accidente con Hamilton en Monza. Max ha hecho un mundial soberbio, prácticamente sin errores, y ha conseguido poner contra las cuerdas al tándem Hamilton – Mercedes, el mejor de la historia. Verstappen está destinado a ser campeón del mundo este año, y si todo sigue igual que en México, la única duda es si Hamilton podrá alargar la batalla hasta Abu Dabi.

 

 

Sígueme en mi Twitter: @juanepizarro1, y sigue toda la información y actualidad deportiva en nuestro Twitter: @Grada3com, en Facebook: MotorGrada3 o en nuestro Instagram: grada3com.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies