Dzeko revive las grandes noches del Inter

El doblete del bosnio sirve para vencer (2-0) al Shakhtar Donetsk y devolver de manera gloriosa al campeón italiano a la élite europea.

0
Inter 2 0 Shakhtar Donetsk

Le costó al Inter más tiempo de lo que pudo imaginar, pero por fin ha logrado cruzar la meta en la UEFA Champions League. Sudaron, enloquecieron y al final gozaron los ‘neroazzurros’, que sobrepasaron en todo sentido a un Shakhtar Donetsk que quizás ya sabía su destino. El mismo que tenía a Dzeko como gran héroe de la noche con dos goles que sellan una victoria (2-0) y el regreso de su equipo entre los 16 mejores de Europa.

Los viejos fantasmas se hacen presente

Cuando es tu día (o en este caso, noche), definitivamente un aura se apodera de ti. Así lo demostró el Inter apenas arrancar el partido más decisivo que ha disputado desde que regresó a la Copa de Europa. Muchas caídas, frustraciones y aprendizajes se vieron plasmados en unos diez minutos donde asentó su dominio. Presionando muy alto, obstaculizando la siempre importante salida de su rival, llevándolo al error y tejiendo hilos, los de Inzaghi no daban atisbo del Shakhtar, incapaz de salir de su área. Brozovic inauguró la inacabable serie de fallos delante de portería, a los que siguieron dos remates apurados de Barella y Dzeko. Ello era una mala noticia para los milaneses, puesto que la sensación de tropiezo estaba al caer mientras no manden el balón a la red.

Fue así que mientras las dudas se sembraban, el Shakhtar trató de reponerse al sofocón. No obstante, quitando el hecho de que ya todo estaba escrito en piedra, los de De Zerbi no estaban, ni iban a hacerlo, cerca de verdaderamente ser un peligro. Hasta que ellos mismos se dieron cuenta, se animaron a buscar a un Handanovic siempre atento. Mayormente el subcampeón ucranio buscó de lejos meter miedo, puesto que le era complicado atravesar el muro de los lombardos. Estos, por su parte, seguían en lo suyo: escalar entre líneas enemigas sin oposición para luego sentir mareos y desperdiciar sus ocasiones. Lautaro, al que le bloqueaban disparos, Ranocchia, Perisic y Dzeko erraron incontables remates a la par que inspiraban a un Trubin que no daba chance.

Jerárquico Dzeko

La situación era grave si el joven portero ucraniano comenzaba a emerger, por lo que, volviendo de camerinos, el Inter no titubeó. Con el único ajuste de la posición de Calhanoglu para presionar y robar más alto, y así permanecer en campo contrario, los transalpinos asediaron a diestra y siniestra al Shakhtar. Sobre todo desde esa banda izquierda con Perisic, imparable y ponzoñoso todo el duelo. El croata, confeso a quererse marcharse, fue la clave para desencadenar la oposición. Con su oponente desordenado, realizó una pared larga con Dzeko en mediocampo, recorrió su banda con potencia y puso un centro que acabó con el balón perdido en la frontal, pero lo justo para que el mismo Dzeko fusile a Trubin (60). Justo a tiempo para desatar la explosión de emociones en el Meazza. Tras tanta incertidumbre, el tanto fue un tanque de oxígeno para el local, que ya había dejado K.O a su enemigo.

Les daba igual tener que encimar o invitar a los ‘mineros’ a hacerles daño. De todas formas los tenían en jaque. Fue así que, aprovechando su euforia, Perisic colocó otro balón al área y Dzeko volvió a mandar el balón a guardar con un cabezazo sutil (67′). Éxtasis interista que, salvando el palo de Dodo, no pasó más apuros ante un irreconocible Shakhtar. Inzaghi, por supuesto, superó a De Zerbi en la pizarra. Es más sus pupilos pudieron golear; sin embargo, Trubin seguía en pie. Al final no importó; el objetivo estaba cumplido: el Inter regresa a los octavos de final de la Liga de Campeones una década después. Todo gracias a Dzeko, gladiador en mil batallas de esta magnitud. Bien lo dejó en claro el balcánico para devolverle al lado ‘neroazzurro’ de Milán una gran noche continental como hacia no mucho disfrutaban. Y aún quedan unas cuantas más por vivir ahora que recuperan su lugar en la élite.

Ficha técnica

Inter: Handanovic; Skriniar, Ranocchia, Bastoni; Darmian (D’Ambrosio, min 78), Barella (Vidal, min 78), Brozovic, Calhanoglu (Sensi, min 86), Perisic (Dimarco, min 86); Lautaro (Pessina, min 68), Dzeko.
Shakhtar Donetsk: Trubin; Dodo, Vitao, Marlon, Matviyenko; Maycon, Stepanenko (Marcos Antonio, min 46); Tete (Marlos, min 80), Pedrinho (Bondarenko, min 73), Solomon; Fernando (Mudryk, min 80).
Goles: 1-0, min 61: Dzeko. 2-0, min 67: Dzeko.
Árbitro: Ovidiu Hategan. Amonestó a Vitao (min 49) por el Shakhtar Donetsk.
Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League 21-22 disputado en el estadio Giuseppe Meazza, Milán, Italia.

 

Síganme en @APalomino16, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Grada3.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies