Punto de oro para el Huesca

El Sporting pone el fútbol y multitud de ocasiones para llevarse un partido donde David Gallego se jugaba el puesto, pero un error le impide de ganar y le da un punto de oro a un flojísimo cuadro oscense

0

Las dinámicas en el fútbol importan. O sino que pregunten en Gijón o Huesca. Empate a un gol en El Molinón en un encuentro en el que pocas cosas más puede hacer el Sporting para ganar un partido y menos puede hacer el Huesca para perderlo. Pero las dinámicas marcan y por eso un Huesca que llegaba en una mejor se lleva un punto que no mereció por juego y el Sporting pierde dos que mereció a todas luces. Un empate que deja en el aire la continuidad o no de David Gallego en el banquillo rojiblanco.

Real Sporting de Gijón 1 1 SD Huesca

La primera parte fue de claro dominio rojiblanco no ya por la propia identidad del Sporting de querer el balón, sino porque el Huesca renunció totalmente a disputárselo. El equipo de Xisco Muñoz salió con un planteamiento extraño, sin referencia arriba, con Joaquín para que pudiese encontrar espacios en alguna transición. Apenas lo hizo, ya que el cuadro gijonés no cometió apenas errores y cuando perdió la defensa muy adelantada estaba activa y rápida para abortar.

Con ese guión el Sporting empezó, guiados por un Fran Villalba al que el equipo echa mucho de menos cuando no está y como escuderos a unos Pedro Díaz, ‘Puma’ Rodríguez y Djuka muy móviles y asociativos. Sin embargo le faltó paciencia al Sporting en el primer tiempo. Llegaba bien al área oscense, pero ahí tomaba malas decisiones tanto a nivel individual como colectivo, no generando apenas ocasiones claras. Las que más fue un centro de Guille Rosas que Villalba con todo a favor remata fuera y una de ‘Puma’ Rodríguez de tacón a la salida de un córner y que desvió Andrés Fernández.

El Huesca se vio muy superado y Xisco movió su banquillo superada la media hora. La entrada de Mikel Rico mejoró a su equipo y aunque el dominio de pelota y juego siguió siendo local, el Huesca se le vio más activo, logrando acabar la primera parte en área contraria. Un área que apenas pisó más que para un remate de chilena de Marc Mateu muy flojo a las manos de Mariño.

Tras el descanso nada cambió, salvo que el Sporting conseguiría ese gol que buscaba. Lo lograría en un rechace tras una segunda acción en un córner que Pedro Díaz, haciendo gala de su magnífico golpeo, en una volea que se cuela pegada al poste izquierdo de Andrés Fernández que nada pudo hacer. Un gol que hacia justicia y que hizo reaccionar de inmediato a los oscenses que quemaron las naves con los cambios y las entradas de Gaich e Isidro Pitta en busca de tener presencia en ataque.

Su entrada le dio al Huesca referencias en ataque, pero le costaba mucho a los aragoneses llegar a área contraria. Gaich tuvo la mejor tras una buena jugada al primer toque que el argentino dentro del área chuta desviado. El Sporting había dado un par de pasos atrás, pero no sufría para mantener su ventaja. Además el partido, mientras buscaba cerrarlo con un segundo gol a la contra, se le ponía más de cara con la rigurosa expulsión a Ignasi Miquel.

Una acción que le ponía el partido muy cuesta abajo a los gijoneses, pero en un error tras un saque de esquina los oscenses encontrarían la acción que buscaban con una contra perfectamente llevada por Joaquín pone un centro medido y que Seoane remata a la perfección a la red. No se lo podía creer el Sporting ni el sportinguismo, pero un partido en el que estaba siendo muy superior y con uno más estaba cerca de no poder ganarlo a pesar de haberse puesto por delante.

Porque en el tramo final del partido, aunque el cuadro rojiblanco lo intentó de todas las formas, pero se encontró con un Andrés Fernández estelar y su tétrica dinámica de resultados, emociones y sensaciones fue incapaz de hacerle un segundo gol a un Huesca que se defendió como pudo (incluso Buffarini tuvo la ocasión de ganar) para llevarse un punto de oro de Gijón cuando lo tenía todo perdido y, aunque la imagen mostrada en el partido no fue nada mala, queda por ver que ocurre con un David Gallego en el banquillo local.

Ambos tendrán en la próxima semana sus últimos compromisos de 2020. Los gijoneses recibirán el miércoles en Copa al Alcorcón en su estadio y el sábado 18 cerrarán la primera vuelta de liga en Can Misses frente a la UD Ibiza. Por su parte los altoaragoneses recibirán al martes 14 en El Alcoraz al Girona en Copa y el domingo 19 repetirán escenario para recibir al Alcorcón en la vigésimo primera jornada.

Ficha técnica
Real Sporting de Gijón: Mariño; Guille Rosas, Berrocal, Borja López, Kravets (Pablo García, min. 78), Pedro Díaz, Nacho Méndez (Berto González, min. 91), Aitor García (Gaspar, min. 78), Fran Villalba, J.L. Rodríguez, Djuka.
SD Huesca: Andrés Fernández; Ratiu (Buffarini, min. 65), Pulido, Ignasi Miquel, Florian Miguel, Cristian Salvador (Mikel Rico, min. 33), Nwakali, Mosquera (Gaich, min. 53), Seoane, Marc Mateu (Isidro Pitta, min. 65), Joaquín.
Goles: 1-0: Pedro Díaz, min. 52; 1-1: Seoane, min. 81.
Árbitro: Daniel Jesús Trujillo Suárez. Comité territorial tinerfeño. Amonestó a Djuka y Kravets por el Real Sporting; y a Ignasi Miquel en dos ocasiones (m. 11 y m. 75), siendo expulsado, por la SD Huesca.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadio de El Molinón-Enrique Castro «Quini» (Gijón).
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies