Un Inter supercampeón derroca a la Juventus

Diez años después, un gol agónico de Alexis en la prórroga devuelve a los 'neroazzurros', con suma justicia, el título de campeones en Italia, que bien puede marcar precedente en el 'Calcio'. Sexta medalla para el campeón italiano, esta vez de la mano de un Simone Inzaghi que vuelve a derrotar a la 'Vecchia' Signora en la gran final. Los 'bianconeros', sumamente escasos de ideas y rebeldía, pueden dar por sentado que sus días gloriosos han terminado.

0
Inter 2 1 Juventus

El Inter continúa bañándose en champagne. Los ‘neroazzurros’ dejaron en claro que, futbolística y mentalmente, están por un paso por delante doblegando a la Juventus (2-1) para hacerse con la Supercopa de Italia. No pudo hacer nada el ya antiguo dominador del fútbol italiano, que aguantó lo que pudo hasta que el gol final de Alexis selló la coronación lombarda. A decir verdad, todo apunta a que sus celebraciones serán costumbre.

El campeón se repone a tiempo

Con solo tres tropiezos en veinte jornadas ligueras, nueve victorias al hilo ante homónimos de la Serie A y una racha de 6 encuentros sin encajar, el Inter se presentaba en el Meazza con la frente en alto. Por si nadie lo hubiera lo notado, se aseguró de plasmarlo así en el campo. La Juventus sabía que no iba a ser un partido placido, pero seguro tampoco esperaba una asedio. Colgando balones y presionando en la frontal del área, apenas en diez minutos Dzeko, De Vrij y Lautaro pudieron hacer el primero. El torrente ofensivo que azotaba a la ‘Vecchia Signora’ parecía ser imposible de sostener; no obstante, esto cambió en cuanto Locatelli y Morata empezaron a estirar a su equipo.

Aunque de no ser por el trabajo invisible de McKennie a lo mejor no hubieran abierto el marcador. El americano, incansable en los apoyos, no fue fijado por la zaga interista y de un cabezazo puso el primero (25′). Las cosas se le ponían en contra al Inter de un momento a otro, puesto que ni era invencible con pelota y tampoco hería como en los primeros compases. No obstante, cuando el muro turinés se volvía férreo, Dzeko se avivó ante un nada atento De Sciglio para conseguir un penalti. Lautaro poco miedo tuvo al hacerse cargo (35′). El empate resultó una recarga para los milaneses, que con Perisic tuvieron dos claras antes del descanso.

Supremacía ‘neroazzurra’

Volviendo de camerinos, el equipo de Simone Inzaghi no solo no bajó el nivel, sino que empezó a jugar a uno que llevó a la Juventus a ser espectador. Exhibiendo un ejercicio de juego posicional, circulando el esférico, abriendo espacios para penetrar área enemiga, soltando sus piezas en ataque y recuperando en campo contrario, el Inter se gustaba. Bastoni, uno de los destacados, expresó ese frenesí ofensivo disparando delante de Perin y metiendo un centro que Dumfries mandó al palo. El campeón de la Copa Italia se esfumaba con el pasar del tiempo, incapaz de seguir el alto ritmo que el local imponía. Todo indicaba que la remontada estaba al caer.

Para infortunio del cuadro lombardo, la falta de pegada sigue siendo su gran debe. En especial cuando hablamos de citas decisivas como esta. Y es que todas las opciones finalizadas por Lautaro, Perisic o Brozovic eran atrapadas fácilmente por un tranquilo Perin. Con veinte minutos para el final, y sin que ninguno de los cambios hechos trastoque el duelo, la Juventus, al encontrarse desgastada, empezó a ver como el gobierno del Inter se hacia estéril para mantener el resultado. Con el cuchillo entre los dientes, Chiellini, como buen guerrero, encabezó la resistencia poniendo el alma para despejarlo todo. Su esfuerzo valió una prórroga que parecía venirle fatal al Inter.

Alexis, al rescate

Sin embargo, sin Morata ni Bernardeschi para transitar, los de Massimiliano Allegri no llevaron peligro. Apenas con un remate de Dybala contó la Juve. Todo lo contrario que el Inter, insistente en finiquitar el encuentro. Solo faltaba embocar la ocasión y, tras otros intentos, llegaría el premio justo el duelo iba a la tanda. En un balón ganado en el área por Darmian, Alexis anotó el tanto que le valió el título al Inter (120+1′). El entorchado no solo significa tocar metal, sino derrocar al que fuera soberano absoluto del fútbol italiano. La Juventus, con seguridad, presenció el comienzo de un nuevo capítulo en el ‘Calcio’. Unas páginas que se escribirán con tinta azul y negro. El del supercampeón.

Ficha técnica

Inter: Handanovic; Skriniar, De Vrij, Bastoni; Dumfries (Darmian, min 89), Barella (Vidal, min 89), Brozovic, Calhanoglu, Perisic (Dimarco, min 100); Lautaro (Sánchez, min 75), Dzeko (Correa, min 76).
Juventus: Perin; De Sciglio, Rugani, Chiellini, Alex Sandro (Alex Sandro, min 76); McKennie, Locatelli (Bentancur, min 90), Rabiot, Bernardeschi (Arthur, min 79); Kulusevski (Dybala, min 74), Morata (Kean, min 88).
Goles: 0-1, min 25: McKennie. 1-1, min 35: Lautaro (p.). 2-1, min 120+1: Sánchez.
Árbitro: Daniele Doveri. Amonestó a Dzeko (min 60), Correa (min 106), Vidal (min 118) y Sánchez (min 120+2) por el Inter, y a Bernardeschi (min 43), Dybala (min 105) y Rugani (min 109) por la Juventus.
Incidencias: Partido correspondiente a la Supercopa de Italia 21-22 disputado en el estadio Giuseppe Meazza, Milán, Italia.

 

Síganme en @APalomino16, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Grada3.com.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies