El Real Unión visita el Nuevo Vivero por primera vez en toda su historia

CD Badajoz - Real Unión Club | Viernes, a las 21:00h | Vigésimo novena jornada de la Primera RFEF | Estadio Nuevo Vivero, Badajoz | Árbitro:Guzmán Mansilla| Un Badajoz que ya no tiene margen de error, recibe por primera vez en su historia a un Real Unión Club que ha perdido gas.

0

Existe una maravillosa película sobre el deporte -por desgracia hay pocas-, con un elenco inigualable dirigida por el genial Oliver Stone. Sólo el título «Un domingo cualquiera» (Any Given Sunday), ya nos sitúa y nos sugiere a cualquier aficionado al deporte, la cita dominical con nuestro equipo y nuestros colores. O, al menos, esto antes era así: los domingos por la tarde todos al fútbol. Ahora los mass media condicionan todo y hay partidos cada día de la semana. Pues, como les decía, en este gran film deambula un entrenador ya en el ocaso de su carrera. Se trata de Tony D’Amato, que tiene en sus manos un equipo -en este caso de fútbol americano- repleto de calidad, pero falto de confianza en lo que hacen. Esta falta de autoestima de esos magníficos jugadores, a los órdenes de su entrenador italo-americano, les ha llevado a no rendir en el campo. A no darlo todo y no centrarse en lo más importante para ellos: competir y ganar.

Y en esas estaba ese equipo a la deriva, cuando llegamos a una de las secuencias sublimes de la película. Dentro del vestuario -como no podía ser de otra forma- los jugadores llegan apáticos, más que abatidos, a pesar de estar perdiendo y de paliza. Y, lo que es peor, parecen indolentes, sin importarles el resultado, aún siendo sabedores de que no están dando todo lo que tienen. En medio de esa indiferencia incomprensible comienza la charla irrepetible de D’Amato. Hablándoles a sus jugadores desde el corazón. Pero también desde el dolor y la frustración que le produce, ver que sus jugadores han bajado los brazos y no luchan por los partidos. Llegados a un punto de la charla y ya con todos los jugadores  con sus cinco sentidos puestos en lo que dice su míster -con la voz rota pero firme-, D’Amato les espetó: «Este puede ser un domingo cualquiera, y vosotros como cada domingo podéis perder o ganar, la pregunta es si podéis perder o ganar como hombres». Ahí es nada.

Y les prometo que esta frase  se me viene a la cabeza cuando veo competir cada semana (domingo), al equipo que juega mañana  como local en el estadio Nuevo Vivero. El CD Badajoz esta temporada quizás no esté donde debería, en la tabla de clasificación me refiero. Muchísimo ruido alrededor de esa plantilla y muchos problemas institucionales -por cierto aún no resueltos- han influido en el rendimiento deportivo. Pero lo que nunca se le podrá achacar a esta plantilla es que no lo den todo en el campo. Este equipo puede perder, empatar o ganar, pero lo de darlo todo en el verde nunca ha sido negociable para ellos. Y eso es decir mucho de unos profesionales.

Sin ir más lejos esto mismo se pudo ver el domingo pasada en Villaviciosa de Odón. Y es que el Dux Inter se abrochó los 3 puntos en liza, pero no fue superior en nada al conjunto de la capital del Guadiana. Tampoco en la lucha y en la entrega. El conjunto pacense dominó más fases del partido y generó más ocasiones manifiestas de gol. Pero en esto del fútbol, por suerte o desgracia, lo que verdaderamente importa es ganar y no se ganó. Y ahí si podríamos hacer un análisis más exhaustivo en cuanto a lo deportivo se refiere. Que, por cierto, es lo que verdaderamente nos gusta. Y en eso podemos decir que el entrenador no estuvo muy acertado en el once. Bien es cierto que Truyols hizo un gran partido. Y suplió con bastante dignidad al «comandante» Pardo. Pero patinó en la puesta en escena de medio campo hacia adelante. Moviendo a Aquino de su posición de enganche,  entre los medios centros y otro delantero de referencia. Y eso el equipo lo acusó todo el partido. Además a Adri Cuevas se le vió un poco perdido en la posición de media punta. En cuanto a las bandas, las salidas de Concha y Adilson le dieron otra velocidad y otro ritmo al partido. Quizás los dos están pasando en el banquillo más tiempo del que debieran.

En cualquier caso,  el partido volvió a desequilibrarse por un fallo defensivo. Y es donde ha fallado más el conjunto extremeño esta temporada. En el otro fútbol. Otro fallo en la concentración y en la marca, en esta ocasión del central Gorka Pérez, le costó los puntos al Badajoz. Sin quitarle mérito al extraordinario control y definición que hizo el jugador del Dux, Mancebo. En fin, dejando atrás esta derrota,  la buena noticia es que el Badajoz recupera para mañana a uno de los pichichis de la categoría. Su nueve, Gorka Santamaría. Y esto ayudará sin duda a un equipo necesitado ya de sumar de tres en tres, especialmente cuando juegue en casa.

 

Imagen del partido del Badajoz la semana pasada en Villaviciosa de Odón. Fotografía del CD Badajoz.

 

Aunque enfrente tendrá un difícil oponente. Visita por primera vez en su historia el estadio Nuevo Vivero, el Real Unión Club de Irún. Nada más y nada menos que uno de los equipos fundadores de la Copa de España y más tarde de la Liga española. Ahí es nada. El equipo irundarra está bien situado en la clasificación, por delante de los extremeños. Por lo que aún aspiran a todo esta campaña. En su contra, podemos decir que viene de una mala racha, con tres derrotas seguidas. Aunque casi siempre por la mínima y en partidos que se pudieron decantar para cualquier lado. Y que se decidieron por pequeños detalles.

Sin ir más lejos en su último partido disputado en el Stadium Gal, el equipo vasco hizo un gran partido ante la UD San Sebastián de los Reyes. Es cierto que el Sanse es un equipo duro, que te exige mucho todos los partidos. Pero no es menos cierto, para cualquiera que pudiese ver el partido, que el Real Unión dominó el partido de cabo a rabo. Con mucha intensidad y con la presión alta como gusta a su entrenador. Creando multitud de ocasiones clarísimas de gol. Únicamente su nueve, el búlgaro cedido por el Leeds United, Kun Temenuzhkov, las tuvo de todos los colores. Y es que ese es el principal hándicap que tiene el equipo del Bajo Bidasoa. La falta de gol. Sin ir más lejos el jugador búlgaro, que venía la  temporada pasada de hacer 17 dianas, esta temporada lleva sólo 3. Su máximo goleador es su extraordinario medio centro Sergio Llamas, con 6 goles. Eso lo dice todo.

No obstante, a pesar de la mala dinámica, este equipo está entrenado por Aitor Zulaika. Y eso es decir mucho. Quizás de los mejores entrenadores de la categoría. Formado como entrenador en las categorías inferiores de la Real Sociedad. Una de las mejores canteras de nuestro fútbol. Y eso se nota en su equipo. Quizás no esté plagado de figuras, pero es un conjunto que rinde muy bien cada partido. Con pocas fisuras y con las ideas muy claras.  Hoy viajan con la única baja de Miguel Santos,  por acumulación de tarjetas. En cualquier caso mañana tendrán un partido complicado. Pues enfrente tendrán a un Badajoz que se está haciendo fuerte en su estadio y con su público. Y que aún aspira a todo esta campaña.

 

Imagen del partido Real Unión Club la semana pasada en el Stadium Gal frente al Sanse. Fotografía del Real Unión Club de Irún.

 

El resultado de mañana, evidentemente, es incierto. Pero lo que sí veremos seguro, en los dos conjuntos que se enfrentarán en el Nuevo Vivero, es que ambos equipos lo darán todo sobre el césped. Es una de las señas de identidad tanto de los «lobos» como de los «fronterizos«. Para los dos conjuntos, que se juegan mañana seguir creyendo en los play off de ascenso, entregarse al cien por cien es algo  innegociable.

Como aquel entrenador, ¿recuerdan? Toni D’Amato. Cuando, en medio de la nube negra que asolaba a su equipo, se sacó de entre las tripas un discurso antológico. Si además ese entrenador está interpretado por el inigualable Al Pacino (el impecable Michael Corleone), pues no nos cabe duda que convencerá al más pintado. Y es que en el deporte, como en la vida, un domingo cualquiera puedes perder o ganar. La pregunta es si puedes perder o ganar como un hombre.

 

Ficha técnica
Posible XI del CD Badajoz: Gonzalo, Dani Fernández, Gallego, Pardo, Gorka Pérez, Miguel Núñez (C), Isi Gómez, Adilson , D. Concha, Aquino y Santamaría.
Posible XI del Real Unión: Irazusta, Kijera, Senar, Barbu, Beobide, Llamas, Capelete, Rivero, Seguín, Oyarzun y Kun.
Árbitro: José Luís Guzmán Mansilla. Colegio Territorial Andaluz.
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Primera RFEF,  a disputar en el estadio Nuevo Vivero, Badajoz.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies