Julio Velázquez, el elegido para intentar la salvación

El técnico salmantino, cuya última experiencia fue en el Marítimo de Funchal portugués, es el elegido por el cuadro babazorro

0

Tras el cese de José Luis Mendilibar en la tarde del lunes, el Alavés no ha tardado en encontrar a su recambio. Salvo giro inesperado de la situación, todo apunta a que el elegido para intentar revertir la situación en Mendizorroza será Julio Velázquez (Salamanca, 5 de octubre de 1981). El entrenador está sin equipo tras ser cesado el pasado mes de noviembre en el Marítimo de la Liga Sagres portuguesa.

A pesar de tener solo 40 años, Julio Velázquez tiene una experiencia bastante dilatada en los banquillos. Asumió su primer reto importante a los 31 años, cuando tras el descenso del Villarreal en 2012, el club groguet le dio las riendas del primer equipo. Fue cesado por malos resultados al final de la primera vuelta tras una racha de cuatro encuentros sin ganar. La siguiente temporada logró en Murcia su mejor resultado. Clasificó al cuadro murciano para el play-off de ascenso, donde fue eliminado por el Córdoba.

Fue una temporada notable que le abrió las puertas del Betis. De nuevo un recién descendido le daba las riendas de un club, pero la apuesta volvió a no funcionar. Fue cesado tras 16 encuentros. De ahí se fue a Portugal en su primera etapa. Dirigió, en dos campañas distintas, 29 partidos al Os Belenenses y en octubre de 2016 fue contratado por el Alcorcón tras la salida de Cosmin Contra. Estuvo dos temporadas en Santo Domingo, logrando dos permanencias a falta de uno y dos partidos de acabar la campaña. Dejó el club entre críticas y se fue a la Serie A, al Udinese, donde volvería a ser cesado tras doce partidos. Un año sin entrenar estuvo hasta que el Vitoria Setúbal primero y Marítimo después hasta el pasado mes de noviembre.

Equipos agresivos, aguerridos y veloces

Si algo destaca de Julio Velázquez es el carácter. Amante de los equipos disciplinados, pero muy ordenados; busca que sus equipos salgan con mucha velocidad al ataque, un perfil de juego que le ha hecho estar prácticamente todos los veranos en las agendas de equipos punteros de la categoría de plata. Su fuerte carácter personal, como demostró en sus etapas en el Real Murcia, Betis y Alcorcón, también le ha granjeado alguna crítica y más de una enemistad, algo similar a lo que ocurre con el ex alavesista, José Bordalás. Será, además, la primera experiencia del salmantino en LaLiga Santander y con una empresa de enjundia; pues debe lograr una salvación que, con 24 puntos por jugar, está a 6 puntos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies