Premio de consolación para la revolución estudiantil

El Nàstic de Tarragona sacó un punto del feudo del UCAM Murcia, el BeSoccer La Condomina, tras sobrevivir al asedio universitario

0

Parecían estudiantes contra profesores. El Gimnàstic de Tarragona tiene una de las plantillas más veteranas y experimentadas de la categoría y, este sábado, visitaba el feudo del equipo de fútbol representante de la Universidad Católica San Antonio de Murcia. Sin embargo, los colegiales no estaban dispuestos a ceder ante la autoridad. A pesar de su posición de descenso, los chicos de José Manuel Aira buscaron con insistencia el gol, sobre todo, en la segunda mitad. Y lo lograron mediante Josema. Sin embargo, el tanto tan solo supuso el empate, pues Joan Oriol había adelantado a los visitantes instantes antes desde el punto de penalti. Un punto agrio para el UCAM Murcia y dulce para el Nàstic.

UCAM Murcia 1 1 Gimnàstic de Tarragona


Vuelta a los clásicos y una portería huérfana

Ante el Castellón, Raül Agné sacó del armario su bata de científico y se dispuso a hacer experimentos. Dibujó un inusual 4-3-3 y apostó por la potencia física de Jannick en detrimento de la profundidad de Robert Simón. El planteamiento no terminó de dar resultados y, una vez regresó a su típico y tópico 4-4-2, ya en la segunda parte, el partido se decantó del lado grana. Como reza el dicho, «Lo que funciona no se toca». Por ello, ante el UCAM, no quiso volver a jugársela. 4-4-2, con Robert y Bonilla en los extremos. Las novedades eran la presencia de Elías en el doble pivote junto a Ribelles y la aparición de Juan Camilo Becerra en la punta de ataque acompañando a Dani Romera, después de estrenarse como goleador en el último compromiso liguero.

Por su parte, José Manuel Aira sí tuvo que innovar, y no precisamente porque lo quisiera. Con un UCAM Murcia agonizando en los infiernos y que se aferra con uñas y dientes a Primera RFEF, el conjunto universitario ha perdido a su guardameta titular. Biel Ribas abandonó la disciplina por «problemas personales», por lo que Pedro López ocupó los tres postes huérfanos de un referente. El técnico también decidió confiar en Rubén Mesa para asociarse con Xemi en la línea ofensiva, con un antiguo jugador del Nàstic como Francesc Fullana intentando arruinar la tarde a sus excompañeros desde el centro del campo.

Sin presión, no hay acción

Una vez el colegiado pitó el inicio del partido y Fullana hizo el saque inaugural, dio comienzo un juego raro. Si esta temporada se había caracterizado por la asfixiante presión que aplicaban los equipos desde el primer instante, esta vez, tanto UCAM Murcia como Nàstic optaron por dejar libertad de movimientos a sus oponentes. Las defensas zonales primaban para desgastar menos a los defensas. Una falta botada por Alberto Fernández que Xemi no pudo alcanzar fue un espejismo en el oasis de cloroformo que predominaba el BeSoccer La Condomina.

Con un juego calmado y pausado, el UCAM Murcia se encontraba cómodo sobre el césped. Si bien Manu García no olía el peligro, las pelotas iban sobrevolando su área de vez en cuando. 25 minutos tuvieron que pasar de la falta inicial para que los locales volvieran a tener una ocasión de gol. Alberto controló, solo, en el punto de penalti, un pase de Rubén Mesa, pero la defensa consiguió repeler su disparo. Poco después, Chacartegui probaría fortuna con sendos chutes lejanos que obligaron al cancerbero a intervenir. Mientras tanto, Pedro López estaba tranquilo. Aparecía para combinar con Charlie Dean o para sacar en largo, poco más. Solo un remate de Quintanilla que se fue a las nubes le exigió estar atento. Con el 0-0 se llegó al descanso. El Nàstic no terminaba de sentirse bien.

Josema lidera la revolución

La reanudación parecía haber dotado a los pupilos de José Manuel Aira de nuevas ideas. Ante un Nàstic errático y dubitativo —que no tardía en introducir a Pedro del Campo—, el UCAM Murcia aumentó varias marchas de golpe y se metió en la rotonda sin frenar. Tras cuatro saques de esquina consecutivos, Josema hizo temblar La Condomina con un zapatazo desde la frontal del área que impactó de lleno en el larguero. Cinco minutos más tarde, el propio ’23’ tonteó con el gol con un disparo cruzado que salió desviado.

Si la primera mitad había sido tranquila, la segunda parecía ser su hermana rebelde. Las pulsaciones de Manu García volvieron a dispararse cuando Rubén Mesa buscó sorprenderlo desde lejos para finalizar un contraataque. También cuando Jannick se resbaló dentro del área, lo que permitió a Josema centrar su posición y volver a advertirle con un remate con la zurda. El UCAM Murcia buscaba y ansiaba un tanto ante un rival tarraconense irreconocible.

Represión y respuestón

Cuando más cerca parecía el gol de los universitarios, se produjo el batacazo que silenció a La Condomina. Édgar Hernández acababa de ingresar en el terreno de juego y le robó la cartera a su excompañero, Francesc Fullana. El delantero se asoció con Dani Romera, este superó a Farrando por velocidad y encaró a Pedro López; recortó ante el portero. El guardameta no tuvo otra opción que derribarlo si quería evitar el gol. Penalti. Joan Oriol no erró desde los once metros y adelantó al Nàstic en uno de sus primeros disparos entre los tres palos.

Sin embargo, los estudiantiles no estaban dispuestos a ceder. Lejos de achicarse, el 0-1 aupó los ánimos de los chicos de José Manuel Aira. Tanto que la suerte quiso estar de su lado. En el minuto 79, Chacartegui remató al palo, pero el rechace cayó a pies de Josema. El disparo del ’23’ pasó por debajo de las piernas de Manu García y tocó en Trilles antes de introducirse en la portería. El anhelado chicharro había llegado, aunque era para poner las tablas en el marcador. Siguió insistiendo el UCAM: Manu Garrido chutó al palo.

Con este empate, los pupilos de Raül Agné caen de la zona de playoffs y se irán a cenar sextos, con 48 puntos. Por su parte, los universitarios se mantienen en la decimoctava posición, con 33 puntos.

Ficha técnica
UCAM Murcia CF: Pedro López; Tekio, Charlie Dean, Farrando Stiepovich, Chacartegui; Josema (Isi Ros, min. 81), Armando (Abenza, min. 63), Fullana, Alberto Fernández (Liberto, min. 63); Rubén Mesa (Manu Garrido, min. 81) y Xemi Fernández (Moyita, min. 46).
Gimnàstic de Tarragona: Manu García; Albarrán (Pol Domingo, min. 84), Quintanilla, Marc Trilles, Joan Oriol; Robert Simón, Ribelles, Elías (Pedro del Campo, min. 57), Bonilla (Jannick, min. 57); Dani Romera (Nil Jiménez, min. 84) y Becerra (Édgar Hernández, min. 72).
Goles: 0-1, min. 75: Joan Oriol (p.). 1-1, min. 79: Josema.
Árbitro: José Luis Guzmán Mansilla (Comité andaluz). Amonestó a Xemi Fernández (min. 42), Rubén Mesa (min. 63) y Pedro López (min. 74) por parte del UCAM Murcia y a Ribelles (min. 67) y Édgar Hernández (min. 87) por el Nàstic.
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima segunda jornada de Primera RFEF Footters, disputado en el BeSoccer La Condomina, Murcia.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies