El Inter noquea a la Juventus para coronarse campeón de la Coppa

0

El Inter de Milán se proclamó campeón de la Coppa Italia tras derrotar en la prórroga a la Juventus por 2-4. La final fue una auténtica locura con goles de todo tipo y dos penaltis que fueron claves en el encuentro para los de Inzaghi.

 

La final de Coppa Italia fue una demostración, de que el fútbol italiano hace tiempo que se despidió de aquel «Catenaccio». Inter y Juventus reforzaron la teoría del nuevo fútbol del «Calcio».

 

La Coppa se decidió a base de penaltis. Dos para ser más exactos. Y ninguno de ellos fueron claro y dejaron hueco a la polémica, especialmente el primero que fue decisivo, ya que fue en la recta final del partido para parar a una Juve que había remontado el gol inicial de Barella.

 

Fue una final de golazos. Seis minutos fueron lo que tardó el centrocampista italiano en abrir el marcador. Desde la frontal del área, Barella encontró el palo largo con un golpeo fabuloso que adelantó a un Inter que salió enchufado.

 

Tardó la Juve en reaccionar, pero tuvo su momento. Fue al salir del descanso cuando Morata, que había salido en el primer tiempo por una lesión de Danilo, desvió el disparo de Alex Sandro para que se colara en la portería de Handanovic. No tuvo tiempo de reacción el Inter. La Juventus montó una contra espectacular y Vlahovic recibió el balón para quedarse mano a mano frente al portero esloveno. Se quedó sólo gracias a un recorte magistral para quitarse de encima a D´Ambrosio. Tiró el serbio para que rechazase Handanovic y, en ese mismo rechace, se la encontró para empujarla y no volver a perdonar.

 

El 2-1 dejó muy tocado al Inter, que parecía haberse acostumbrado a ir tirando con éxito con lo mínimo. A los pocos minutos, Perin y Handanovic aparecieron y evitaron que no se moviese el marcador. Pero aún así quedaba mucha tela por cortar.

 

En el minuto 78, Lautaro se trabó en el área entre De Ligt y Chiellini, pero parecía que el argentino fue el que metió el pie entre las piernas del defensa italiano. El colegiado ante la caída, tardó unos segundos, pero acabó señalando la pena máxima. Çalhanoglu no se puso nervioso y anotó el penalti con un golpeo sensacional a la escuadra y mandó el partido a la prórroga.

 

En el tiempo extra, el Inter sí que fue muy superior a los de Allegri. De nuevo apareció De Ligt dentro de su área para derribar a De Vrij y concediendo otra penalti favorable al equipo de Simone Inzaghi. Perisic comenzó su reinado en la prórroga con otra gran definición desde los once metros. El croata fue quien sentenció la final en el 102´ con un zurdazo imparable para Mattia Perin, para darle el título a su equipo.

Foto: Inter

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies