Baraja admite el riesgo para su imagen

0

El nuevo entrenador del Valencia, Rubén Baraja, admitió que para su imagen como leyenda del club gestada como jugador es un riesgo hacerse cargo del equipo como entrenador en una situación de dificultad como la que atraviesa pero aseguró que no tiene miedo y que para él es el mayor “honor” posible dirigir al club de su vida.

“Ese riesgo está, no lo voy a ocultar pero la vida son decisiones y creo que esta es valiente. Me habría gustado llegar en otro momento pero no me va a restar energía”, afirmó en su presentación. “Es el equipo que quiero, en la ciudad que amo y en la que soy absolutamente feliz, en la vida hay que ser valiente”, añadió.

El técnico explicó que cuando la entidad le planteó la posibilidad le dio la opción de cumplir su gran objetivo desde que se hizo entrenador. “Para mí entrenar al Valencia es el sueño de mi vida, por eso soy entrenador. Cuando me planteo entrenar el hito máximo que tengo es entrenar al Valencia. Es un gran honor pese al momento de dificultad”, afirmó.

“Cuando me llama el Valencia es que no hay nada mejor que me pueda pasar, miedo de qué. Es la posibilidad de entrenar a mi equipo, con mis aficionados, con mi gente y en Primera. Vértigo, miedo… con alguna enfermedad pero por hacer lo que te gusta, no. Es que ademas quiero disfrutar de la experiencia, no lo veo como nada que me pueda limitar. Hay que tomar las riendas, echarle carácter y aportar todo lo que tienes”, añadió.

Baraja señaló que esa situación hace que no haya tenido problema en firmar solo hasta el final de la temporada. “Sentí que por fin había llegado la oportunidad para ser entrenador del Valencia. No me planteé nada más. Solo quería dar un mensaje potente sobre lo que necesitamos en este momento”, afirmó.

“Creo que lo mejor para dar el máximo es tener objetivos a corto plazo. Hay que estar pronto cerca de ganar, el lunes seguro que el Getafe nos lo pone muy complicado. Mi planteamiento nunca ha pasado por qué pasara en el futuro”, recalcó.

El vallisoletano destacó que el Valencia es “un club centenario” en un “momento de dificultad” y que hay cosas más importantes que su futuro. “El club está por encima de nosotros. Por eso no me planteo nada mas allá de la oportunidad. Luego veremos”, apuntó.

“No quiero hipotecar al club para nada, vengo a ayudar. El momento que me han dado es este, es mi momento. Mi pensamiento es el Valencia del presente, no pienso en junio, ni en marzo ni en abril. No tengo necesidad de hipotecar al club”, recordó.

Baraja explicó que cuando se entrevistó con Miguel Ángel Corona, director deportivo del club, sólo pensaba en convencerle de que él era el entrenador adecuado y confesó que en su decisión hay un componente emocional alto.

“Uno esté en esta situación porque tiene un sentimiento. He vivido aquí la mitad de mi vida, mis amigos son de aquí, mis hijos son valencianos. La única situación que me motiva es que el Valencia necesita ahora una persona que tenga mi perfil, hay que serenar a los jugadors porque con nervios, angustia y precipitación no vamos a sacar al equipo”, advirtió.

“No sé lo que va a pasar dentro de cuatro meses, he venido con mucha hambre y voy a priorizar lo que necesita el club, voy a tratar de convencer a los jugadores de lo que quiero para mejorar la situación en la tabla. La prioridad es el equipo, hay muchas cosas que solucionar que se escapan de mi control, yo me tengo que centrar en que el equipo compita”, recordó.

Baraja no le dio importancia a no haber dirigido antes en Primera. “Voy a debutar como lo hacen muchos otros no es algo que me tenga que preocupar”, afirmó. “He estado en vatios equipos de Segunda. He vivido situaciones muy parecidas y muy difíciles. Me siento con la confianza y la preparación pero no pienso en nada más que en mañana, en conocer a los jugadores y transmitirles mi pasión”, explicó.

También dijo que no le preocupa demasiado cómo ha llegado a esta situación y la comparó con su fichaje en el verano de 2000 cuando era jugador. “Cuando llegué era la tercera opción y el club al final me eligió a mí porque no se dieron las otras pero viví la mejor época del club durante diez años. Creo mucho en mí mismo y en mi trabajo”, resaltó.

Baraja, que confesó la emoción que sintió este miércoles al llegar a Paterna, fue recibido con un vídeo del que fue uno de sus técnicos en la entidad, Rafa Benítez, que se mostró seguro de que sacará el equipo adelante. “Que me lance ese mensaje es una alegría porque él es un referente para todos los que nos queremos dedicar a esto”, concluyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies