Un debut cuesta abajo

Rubén Baraja debutó el pasado domingo goleando y haciendo que su equipo despachase el partido más completo de lo que va de temporada. Analizamos alguna de las claves que motivaron el contundente triunfo rojiblanco.

0

El debut de Rubén Baraja como entrenador del Sporting difícilmente lo hubiera soñado mejor el propio técnico. Victoria contundente que deja un sabor muy dulce a la afición que despidió a los suyos con una ovación más que merecida. Se logró además este triunfo ante un rival muy peligroso como el Tenerife, que venía por delante de los rojiblancos en la tabla.

Las múltiples bajas condicionaban el debut del vallisoletano, que desde el minuto uno eludió ese aspecto. Formó un once con lo mejor que tenía y solo sorprendió la suplencia de Rubén García, adelantando a Isma López al puesto de extremo izquierdo. A pesar de la tremenda calidad del zurdo valenciano, no se le echó en falta. Con Canella, que regresaba a la titularidad en el lateral, Isma López formó un tándem que no solo llevó peligro por su banda, sino que cerró esa puerta al Tenerife durante todo el partido.

La presencia del jugador del filial Juan Rodríguez en el lateral derecho no gustaba de mano. No obstante el gallego, de menos a más durante el encuentro, acabó despachando un encuentro notable. Tuvo algunos fallos al inicio del choque, en donde sufrió frente al serbio Malbasic, pero se rehizo y acabó despachando un buen partido. Adri Montoro, en el banquillo, tendrá que esperar para su debut.

Hubo varias claves para que la victoria se quedase en Gijón en el debut de Rubén Baraja. Tomamos algunas:

  • La picardía de Michael Santos
    Jugada del 1-0 logrado por Michael Santos para el Sporting (Imagen: YouTube)
    Jugada del 1-0 logrado por Michael Santos para el Sporting (Imagen: YouTube)

    Corría el minuto 4 de partido cuando tras una buena internada de Nacho Méndez por la derecha, Michael Santos adelantaría al Sporting en el marcador. El canterano ganó línea de fondo tras recibir un pase de Carmona y echó el balón atrás que fue interceptado por un zaguero. El balón le llegaba manso a Carlos Abad, pero el ariete uruguayo fue más listo que nadie para meter el pie y anotar ante la sorpresa de todo el conjunto tinerfeño. El tempranero gol puso por delante al Sporting y fue algo fundamental para el posterior desarrollo del encuentro.

  • La fuerte presión y la poca distancia entre líneas

    Rubén Baraja dispuso el esperado 4-4-2 que anticipó durante los entrenamientos de la semana. Mostró dos líneas de cuatro hombres muy claras con dos referencias en ataque. La presión fue, durante casi todo el partido, muy alta y en campo rival. No obstante la línea donde se iniciaba esa presión se ajustó según a la necesidad del encuentro. Pero se hizo manteniendo siempre una disciplina férrea en las líneas, evitando que se abriesen espacios entre ellas. Bergantiños y Nacho Méndez, especialmente el gallego en esta faceta, despacharon un encuentro excelente. Dieron una lección de como dominar un encuentro con y sin balón.

  • La intensidad en los duelos individuales

    Viene muy relacionado con el punto anterior. Esa fuerte presión impedía al Tenerife circular cómodamente el balón para hacérselo llegar a sus hombres de ataque. Los de Jose Luis Martí se vieron obligados en exceso a jugar balones en largo frontales a Longo, que se las tuvo que ver con Barba y Álex Pérez en todos los duelos. Ambos centrales, que rindieron a buen nivel, anularon casi completamente al ariete transalpino. También ambos laterales estuvieron muy atentos cuando les buscaban la espalda. Las pocas ocasiones isleñas vinieron prácticamente todas de errores individuales gijoneses.

  • La recuperación del olfato de gol

    El Sporting chutó once veces en el debut de Baraja, pero solo cinco entre los tres palos. Eso supone más de un 50% de efectividad al lograr tres goles. La alta efectividad que el equipo mostró meses atrás la recuperó de un plumazo el día de hoy. Michael Santos sumó su séptimo gol. Carmona, con un golazo, logró el cuarto de la temporada y Moi Gómez, que salió en la segunda parte, estrenó su cuenta esta temporada.

  • El gol anulado y la expulsión de Bryan Acosta
    Situación de Longo en el gol anulado al Tenerife (Imagen: YouTube)
    Situación de Longo en el gol anulado al Tenerife (Imagen: YouTube)

    Entre los minutos 70 y 75 se produjeron dos acciones claves en el devenir de los minutos finales. Victor Casadesús logró perforar la meta de Mariño tras una buena maniobra individual. Pero el colegiado anuló el tanto por posición antirreglamentario de Longo. El delantero italiano está adelantado, justo delante de Diego Mariño y hace intención de tocar el balón con la cabeza. Jugada muy difícil de ver, pero en la que el asistente acierta. Cinco minutos después en una entrada a destiempo e innecesaria, Bryan Acosta vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con diez. En inferioridad y con dos goles de ventaja, los de Rubén Baraja controlaron el final del partido sin sobresaltos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies