Los Spurs tiran de oficio para ajusticiar a unos endebles Knicks

Leonard completó su mejor partido desde su vuelta por lesión (25 pts, 8 rebs) y junto a Aldridge (29+6), acabaron con los de Nueva York por segunda vez en apenas seis días. Por los Knicks, volvió a sobresalir Beasley como sexto hombre (18) ante el mal partido del letón Porzingis (13), y Willy Hernangómez volvió a tener minutos en la rotación de Hornacek.

0

San Antonio Spurs

100 91

New York Knicks

Si hay algo que caracteriza a estos Spurs, más allá de su indudable calidad, tanto individual como colectiva, es su competitividad, la cual trataron de poner en práctica desde el principio. Si a esto le sumamos una gran intensidad, un buen movimiento del balón y a su pareja interior enchufada, los de San Antonio son un equipo al que es muy difícil meter mano. Y así fueron los primeros instantes, aunque los de Nueva York no iban a regalar el partido, y eso lo dejaron bien claro, al menos en la primera parte.

A diferencia del partido de la semana pasada, esta vez sí estuvo Kawhi sobre la pista. Al principio pudo mostrarse algo fallón en el tiro, impreciso en ataque en general, pero con mucha jerarquía en defensa. Por parte de Nueva York era Porzingis quien mandaba en ambos lados de la cancha, apoyado por un Kanter muy incisivo en ataque y por un Lee que ya empezaba a calentar muñeca. La decisión de Pops para parar al letón fue probar a ponerle a un compatriota suyo a defenderle. Fueron los primeros minutos de un Bertans que cuajó un buen partido.

Con los Knicks cómodos, administrando bien sus ventajas aunque sin llegar a tener una renta que preocupase espacialmente a los texanos, apareció el Leonard más incisivo y determinante en el ataque Spur. Por los neoyorquinos quien tomó las riendas fue Lance Thomas, siempre generoso defensivamente pero además también bastante acertado desde la línea de tres puntos. También se empezó a ver a Beasley, una vez más el mejor de los locales.

Poco a poco los de San Antonio se fueron aprovechando de la inocencia de unos Knicks que vieron como tiraban por la borda una ventaja de 9 puntos. A falta de 2:30 para el descanso, Ginóbili empataba el partido con un triple que, sumado a otro de Bertrans y a una gran defensa de los hombres que ayer vestían de negro, conseguirían poner algo de tierra de por medio con una ventaja de hasta seis puntos sólo solventada por un triple de Thomas sobre la bocina que cerraba el segundo cuarto (52-49).

Con otra actitud salieron los neoyorquinos del descanso, con un buen inicio, tratando de recortar puntos y en cierto modo de encontrar su mejor juego. Resultó un espejismo, pues Leonard y compañía se mostraban bastante seguros en todo momento, algo que los Knickerborcker no hicieron. Muy fallones y con un problema de faltas, entrando muy pronto en bonus, los hombres de Hornacek se mostraron especialmente blandos en defensa, condicionados en parte por ese hándicap en las personales.

Por el contrario,los de Popovich lograron establecer una ventaja de 14 puntos al final de estos doce minutos gracias a una de las jugadas más curiosas de la temporada, cuando Ginóbili, en un intento de alley oop con Aldridge, introdujo el balón directamente en la canasta ante la perplejidad de muchos y el desconcierto de otros, como por ejemplo los árbitros, que al ver a Beasley corriendo con el balón y sin haber sacado de fondo, no dieron por válida la jugada en un primer momento.

Ya en el último periodo los Knicks intentaron acercarse sin demasiado éxito. La entrada de Willy Hernangómez, ausente los últimos partidos, pareció agitar un poco los ánimos y se vio una tímida reacción, con un parcial de 8-0, que nada serviría al final, más tras unos últimos minutos de desconexión total y de una falta de intensidad que terminó por desmontar a un equipo que vuelve al récord negativo y ve como sus rivales del por los Play Offs se empiezan a escapar.

Por parte de los Spurs, no sólo consiguieron una nueva victoria que les permite estar aún más cómodos en la tercera plaza del Oeste (más si cabe tras la victoria de la noche anterior de los Timberwolves), también pueden celebrar que el maestro Gregg Popovich entró en la historia al convertirse en el quinto entrenador con más victorias de la historia de la NBA (1176), superando a George Karl. Sin duda corren buenos tiempos para los de San Antonio.

Ficha técnica
San Antonio Spurs:Gasol (11), Aldridge (29), Leonard (25), Parker (6), Green (0), Anderson (1), Ginóbili (12), Mills (4), Bertans (10), Murray (2), Forbes (0)
New York Knicks:Kanter (12), Lee (13), Porzingis (13), Jack (10), Thomas (13), Beasley (18), McDermott (4), Ntilikina (3), O’Quinn (2), Sessions (2), Hernangómez (1), Dotson (0), Noah (0)
Parciales:29-25, 20-27, 18-29, 24-19
Récords:San Antonio Spurs (26-12) New York Knicks (18-19)
Incidencias: Madison Square Garden, New York City, New York

@sergiolalla22

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies