La locura se desató en el Stadium Gal

La trigésimo quinta jornada en el grupo II de Segunda División 'B' nos dejó uno de los partidos más locos de los últimos años. El Real Unión se impuso por 5-4 con un gol en el descuento en un partido con marcador de otro deporte

0

El Real Unión logró certificar casi de forma definitiva su permanencia en la categoría en la tarde del domingo. Lo hizo al vencer al Gernika por 5-4. Sí, no nos hemos equivocado con el resultado, ni tampoco el Stadium Gal se volvió una piscina en la que se disputase un encuentro de waterpolo. Así terminó el loco encuentro que enfrentó a irundarras frente a gernikarras.

El Real Unión de Jose Luis Ribera llegaba al encuentro sabiendo que una victoria les dejaba siete sobre el play-out con nueve por disputar. O lo que es lo mismo, les dejaba en una situación muy favorable para certificar la salvación. Por su parte el Gernika está inmerso en plena pelea por disputar la Copa del Rey la próxima campaña. Los de Jabi Luaces necesitaban puntuar para aprovechar los pinchazos de Logroñés y Barakaldo.

La tensión del encuentro se notó durante los minutos iniciales. Pero pronto llegaría el vendaval irundarra. Tres goles en apenas cinco minutos ponían el marcador en un espectacular 3-0 que pareció dar por cerrado el encuentro. Incluso cuando al comienzo del segundo tiempo Azkoiti ponía el 4-0. Todo apuntaba a pensar que el Gernika encajaría su segundo goleada consecutiva tras la del Sanse el pasado fin de semana. Pero este año en Gernika es especial. Han estado luchando codo con codo con auténticos transatlánticos en su grupo. Y hoy no iba a ser menos.

Orbegozo en el descuento cerró el marcador

Los de Jabi Luaces reaccionaron. Se pusieron primero 4-1, luego 4-2, penalti y 4-3. Quedaban todavía quince minutos y en el Stadium Gal los nervios, y las pulsaciones en ciertos corazones, estaban disparados. Cinco minutos después el 4-4 que nadie se creía pudiese llegar alguna vez. Nadie se lo creía. Ni los irundarras, que no daban crédito a como les habían levantado un 4-0, ni los visitantes. Los aficionados del cuadro gerniqués desplazados a Irún no daban crédito a la remontada realizada por su equipo.

Orbegozo se llevó el balón a casa tras anotar un hat-trick (Foto: Real Unión)

Todo apuntaba a que finalizaría así. Cualquier equipo que le remontan un 4-0 acusaría el golpe. Pero no fue así, porque el Real Unión reaccionó de la mejor manera. Se volcó contra la portería del Gernika que ya se veía con un valioso punto en el zurrón. Pero se le esfumó con un gol en el descuento que hizo estallar a casi todo el público del Stadium Gal. Además el delantero local lograba un hat-trick en el encuentro y se va hasta los 10 goles esta campaña.

Partido no apto para cardiacos el vivido en el Stadium Gal y que nos demuestra que en Segunda ‘B’ también hay partidos bonitos, emocionantes y con marcadores que parecen imposibles. Si alguna vez alguien les dice lo contrario, recuérdenles lo que ocurrió el 22 de Abril de 2018 en el Stadium Gal.

Foto destacada: SD Gernika

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies